FireStation.

La biblioteca del parque.

  • nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 649 seguidores

  • Archivos

  • Estadísticas del blog

    • 1,784,141 hits
  • Visitas

  • Meta

Archive for the ‘Uncategorized’ Category

Correccion entrada anterior…

Posted by Firestation en 11/02/2016

El enlace al contenido se quedo fuera… ya esta corregido.

Posted in Uncategorized | Comentarios desactivados en Correccion entrada anterior…

Amenaza interna. Nuevos acabados interiores.

Posted by Firestation en 21/09/2015

Por James k. Lathrop

Los acabados interiores han contribuido con algunos de los incendios con mayor índice de mortalidad que se hayan registrado en ocupaciones de reunión pública, y los nuevos productos para edificaciones continúan generando inquietudes en las comunidades de protección contra incendios y seguridad humana

En la comunidad de protección contra incendios se sabe desde hace tiempo, que los acabados interiores pueden presentar serias cuestiones de seguridad en caso de incendio. Los acabados interiores han contribuido significativamente en la pérdida de vidas en una cantidad importante de incendios ocurridos en ocupaciones de reunión pública, desde el incendio de 1942 en Cocoanut Grove, Boston, Massachusetts (492 muertes), el ocurrido en 1977 en el Beverly Hills Supper Club en Southgate, Kentucky (165 muertes), hasta el incendio de 2003 en la discoteca The Station en West Warwick, Rhode Island (100 muertes), la discoteca Cromagnón en Buenos Aires, Argentina del 2004 (193 muertes), y la discoteca Boate Kiss en Santa María, Brasil (242 muertes). Los incendios recientes en Kiss y en otros locales demuestran que esto no es simplemente un tema histórico, sino que aún tiene plena vigencia.

Hace casi un siglo, materiales para acabados interiores tales como paneles de celulosa (madera, cartón prensado, paneles de fibra) y placas de celulosa para techos—esas placas de un pie cuadrado que se pegaban generalmente a los cielorrasos de yeso existentes, y que si aún existen en la actualidad, podrían crear espacios combustibles ocultos por encima de los cielorrasos suspendidos de placa mineral—eran frecuentemente citados en artículos e informes sobre incendios. En la década del 60, los plásticos de espuma o plásticos celulares se convirtieron en un tema candente entre los acabados interiores. La combustibilidad de estos materiales cobró tanta importancia que el gobierno federal estadounidense tomó cartas en el asunto, y la industria del plástico eventualmente firmó un decreto de consentimiento con la Comisión Federal de Comercio en relación a la promoción de tales productos. Los incendios en The Station, Cromagnón y en Kiss nos recordaron que los productos plásticos celulares o de espuma aún continúan siendo mal utilizados y pueden contribuir con eventos de incendio que dan por resultado una gran cantidad de fatalidades.

Mientras tanto, otros materiales potencialmente problemáticos han surgido y se utilizan ampliamente en una diversidad de edificios, incluidas las ocupaciones de reunión pública. Nuevos productos tales como el polipropileno (PP) y el polietileno de alta densidad (HDPE) están siendo cada vez más populares, pero si no están tratados pueden presentar serios desafíos en caso de incendio. Los códigos dan abordaje a estas cuestiones emergentes, pero su correcta aplicación solo ocurrirá cuando la gente tome conciencia de la amenaza que representan y de los requisitos diseñados para tratarla, así como también si las jurisdicciones utilizan las ediciones más actualizadas de los códigos.

Prueba de evolución
NFPA tiene tres documentos primarios que dan abordaje a los acabados de interiores: NFPA 101®, Código de Seguridad Humana, NFPA 1, Código de Incendios, y NFPA 5000®, Código de Seguridad y Construcción de Edificaciones. Los requisitos para acabados interiores en NFPA 1 han sido extraídos de NFPA 101, y las disposiciones de NFPA 5000 son las mismas que las disposiciones de NFPA 101 para construcciones nuevas, de modo que tiene sentido que nos enfoquemos en NFPA 101. Si bien el Código Internacional de Edificación (IBC) y el Código Internacional de Incendios (IFC) del Consejo Internacional de Códigos (ICC) enfocan el tema de manera diferente, los requisitos terminan siendo similares y en muchos casos, idénticos. Las ediciones en curso de estos códigos dan abordaje a cuestiones de acabados de interiores, e incluyen nuevos requisitos para PP y HDPE.

Los acabados interiores están definidos en NFPA 101 como las superficies expuestas de muros, cielorrasos, y pisos dentro de los edificios. (Los pisos no constituyen parte de este debate, sin embargo, han tenido su propia reglamentación desde 1981 y no están sujetos a pruebas que se realizan sobre muros y cielorrasos). Los acabados interiores de muros y cielorrasos están definidos como muros o tabiques fijos o movibles, paneles, protectores acolchados para muros, almohadillas amortiguadoras de caídas aplicadas estructuralmente o para decoración, corrección acústica, aislamiento de superficies u otros propósitos. Los casilleros combustibles que no están hechos de madera también se abordan como acabados interiores. El anexo de NFPA 101 aclara que los tabiques divisores de inodoros deben tratarse como acabados interiores.

NFPA 101 ha regulado los acabados interiores desde 1920, en aquel momento era conocido como el Código para Salidas de Edificios, y ha dado abordaje a problemas específicos sobre los plásticos de espuma o plásticos celulares desde 1976. En una cantidad de incendios de gran magnitud, ocurridos en una variedad de ocupaciones, incluidas discotecas y otras ocupaciones de reunión pública, los plásticos expuestos de celulosa o de espuma han jugado un importante papel. Dada la combustibilidad potencial de los plásticos celulares o de espuma, el código incluye estrictos requisitos cuando tales materiales son usados de tal manera de quedar expuestos como acabados interiores.

Según NFPA 101, la única opción es la de evaluar estos productos en pruebas hechas a gran escala, para el uso previsto bajo condiciones reales de incendio, y que miden tanto la combustibilidad como las características de liberación de humo. La prueba debe realizarse sobre un conjunto de montaje terminado de plástico de espuma relacionado con la configuración de uso final real. Un medio de evaluación es la prueba descripta en NFPA 286, Métodos normalizados de pruebas de incendio para la evaluación de la contribución de acabados interiores de cielorrasos y paredes en el crecimiento del incendio de la habitación. Las pruebas desarrolladas por Underwriters Laboratories y FM Global también son aceptables. Si una prueba no evalúa la liberación de humo, el material debe someterse a una prueba adicional según NFPA 286 para obtener los datos necesarios de liberación de humo.

Recientemente, los códigos de NFPA han determinado que el PP y el HDPE requieren consideración especial cuando se los utiliza como acabados interiores. Tabiques para baños, casilleros escolares y de oficinas, y muros o tabiques divisorios—muros compartidos tales como los que se encuentran entre espacios de uso para separar diferentes actividades, por ejemplo—son ejemplos comunes de productos o elementos de construcción que pueden ser construidos con tales materiales. Tanto los códigos de NFPA como de ICC han sido revisados para aclarar que dichos productos se consideran acabados interiores.

Tanto el PP como el HDPE son tipos de plásticos, y si se encuentran expuestos al fuego sin el debido tratamiento, pueden encenderse, derretirse, chorrear, dando por resultado lo que se conoce como un incendio de líquido combustible en el piso. El incendio provoca no solo un significativo índice de calor sino también grandes cantidades de humo. Recientes pruebas en esquina demostraron que tabiques de HDPE sin tratamiento pueden generar en una habitación una combustión súbita generalizada en menos de 10 minutos. Si bien esto puede ser considerado lento en comparación a algunos productos, el fuego resultante, que imita a un incendio de líquido inflamable, así como la producción de humo y calor, demuestran un problema importante. Algunos fabricantes agregan retardantes de fuego durante el proceso de fabricación, para reducir el riesgo de incendio en esos materiales.

La tradicional “prueba del túnel” utilizada en todos los acabados interiores (ASTM E84, Método normalizado de pruebas para las características de combustión superficial de los materiales de construcción) evalúa materiales sin considerar si están previstos para muros, cielorrasos o pisos—todos los materiales se prueban en el cielo raso del túnel. La conclusión fue que la naturaleza del PP y del HDPE era tal que la prueba de ASTM E84 era inadecuada y que la prueba descripta en NFPA 286 constituye el modo correcto de regularlos. (Ver “Viejas pruebas, nuevas pruebas”.) Esto es similar a lo ocurrido con los plásticos de espuma en la década del 60, cuando se determinó que la prueba del túnel era inadecuada para un producto específico y que debía efectuarse una prueba a escala completa. Todos los códigos modelo principales en los EEUU ahora requieren que los acabados interiores que utilizan PP o HDPE sean evaluados de conformidad con NFPA 286. Esta prueba a escala completa es mucho mejor al momento de determinar el riesgo de un acabado interior, especialmente con algunos plásticos que pueden derretirse o chorrear y caer al piso. El Capítulo 10 de la edición 2012 de NFPA 101 establece que los materiales con PP y HDPE no pueden utilizarse como acabados interiores de muros o cielorrasos a no ser que sean evaluados de conformidad con NFPA 286 y que las pruebas sean efectuadas en un conjunto de montaje terminado con el espesor máximo previsto para su uso.

Los criterios para que un producto pase o no la prueba utilizando NFPA 286 no están contenidos en la norma sobre el método de prueba, una práctica que se está volviendo cada vez más común tanto para los métodos de prueba de NFPA y de ASTM. La práctica aceptada es la de dejar estos criterios a los diversos códigos de edificación, de incendios y de seguridad humana. Los criterios para pasar o no la prueba en NFPA 101, por ejemplo, establecen que durante la exposición a 40-kilowatts (los primeros cinco minutos), las llamas no deben propagarse al cielo raso; y durante la exposición a los 160-kilowatts (los siguientes 10 minutos), la llama no debe propagarse a la extremidad exterior de la muestra en ningún muro ni cielo raso; no debe generarse una combustión súbita generalizada, tal como se describe en NFPA 286; el índice de liberación del pico de calor a lo largo de la prueba no debe exceder los 800 kilowatts; y para las nuevas instalaciones, existen limitaciones para la cantidad total de humo que puede ser liberado a lo largo de la prueba.

A pesar de que varias jurisdicciones hacen referencia a versiones anteriores de códigos y normas modelo, el PP y el HDPE deben probarse de conformidad con NFPA 286 y cumplir con los criterios de las más recientes ediciones de los códigos modelo para pasar la prueba. Cualquier arquitecto, diseñador de interiores, especificador o contratista que planea utilizar PP o HDPE como acabado interior debe solicitar informes de prueba de un laboratorio independiente acreditado que demuestre que el material cumple estos requisitos.

James k. Lathrop es vice-presidente de Koffel Associates, Inc., y fue ingeniero de seguridad humana en NFPA.


Viejas pruebas, nuevas pruebas
¿Por qué se prefiere la prueba establecida en NFPA 286 para plásticos que se derriten y chorrean?

Todos los códigos modelo principales en EEUU requieren ahora que los acabados interiores que utilizan polipropileno (PP) o polietileno de alta densidad (HDPE) sean evaluados de conformidad con NFPA 286, Métodos normalizados de pruebas de incendio para la evaluación de la contribución de acabados interiores de cielorrasos y paredes en el crecimiento del incendio de la habitación. Esta prueba a escala completa es mejor para determinar el riesgo de un acabado interior—especialmente con ciertos plásticos que pueden derretirse y chorrear y caer al piso—que su predecesora, ASTM E84, Método normalizado de pruebas para las características de combustión superficial de los materiales de construcción, también conocida como la “prueba del túnel.”

Si bien las disposiciones para acabados interiores venían siendo reguladas desde 1924 en el Código de Salidas de Edificios de la NFPA, las disposiciones para acabados interiores fueron revisadas en NFPA 101 en los años 50, cuando todos los acabados interiores eran evaluados utilizando la prueba del túnel, desarrollada en la década del 40 en Underwriters Laboratories, denominada de esta manera dado el diseño del aparato de pruebas similar al de un túnel. En este método de pruebas, todos los acabados interiores, sin importar su uso previsto en el mundo real—muros, cielorrasos, o pisos—eran probados en el cielo raso del aparato. (ASTM también se encuentra actualmente desarrollando una prueba para especímenes montados sobre el piso). Un quemador a gas era colocado en un extremo; se inducía una corriente por el túnel, y el operador de la prueba seguía el frente de la llama utilizando paneles de observación en el lateral del túnel. La prueba generó un índice de propagación de llama utilizando una escala relativa, en la cual una placa de fibra-cemento tiene un valor de 0. Este índice se tradujo en los códigos modelo en una certificación “A,” “B,” o “C”, tomando a “C” como indicador del mayor nivel de propagación de llama permitido. Un índice de propagación de llama de 0–25, tal como lo determina la prueba de la ASTM E84, es Clase A; una propagación de llama de 26–75 es Clase B, y 76–200 es Clase C. Un índice de desarrollo de humo también se determina para describir qué tan denso o negro es el humo; datos de toxicidad y otros datos importantes no se miden, ni se registran ni se informan. Los diseñadores, especificadores, y otras partes interesadas deberán tener cuidado con fabricantes que solo ofrecen un índice de propagación de llama dado pero que no brindan información sobre el índice de desarrollo de humo.

En la década del 60, se determinó que la prueba del túnel era inadecuada para materiales que se derretían y chorreaban desde la parte inferior de una superficie horizontal de cielo raso, tales como plásticos celulares o plásticos de espuma expuestos, y que la prueba a escala completa era una manera más adecuada de evaluar el desempeño de estos materiales en eventos de incendio. Con el tiempo, se desarrolló NFPA 286 como una prueba en esquina a escala completa , en la que la sala de pruebas mide 8 pies de ancho, 12 pies de profundidad, y 8 pies de altura. La prueba tiene varias ventajas por sobre la prueba del túnel, comenzando con el hecho que el producto bajo evaluación se instala del modo en que se instalaría en el mundo real: los materiales de los muros sobre los muros, los materiales del cielo raso en el cielo raso. Es preferible la prueba de los materiales de muros en posición vertical, especialmente para plásticos, ya que chorrearían o fluirían hacia el piso tal como lo harían en incendios reales.

La prueba de NFPA 286 también representa un incendio realista, utilizando un incendio por difusión de gas de 40 kilowatts durante los primeros cinco minutos, similar al incendio de un bote de basura, seguido por un incendio por difusión de gas de 160 kilowatts durante los siguientes 10 minutos, similar al de una gran bolsa de basura replete de toallas de papel. La prueba también produce resultados del mundo real versus una escala arbitraria. También se miden datos tales como tasas de liberación de calor, calor total liberado, agotamiento de oxígeno , monóxido de carbono, dióxido de carbono y cantidad total de humo liberado y estos datos se brindan como parte de la información del producto. También puede determinarse la información sobre otros gases, tales como cianuro de hidrógeno y cloruro de hidrógeno. La prueba a escala completa produce mejores datos con algunos materiales, pero también es más costosa; una prueba de túnel puede costar menos de US$1,000, mientras que una prueba en esquina cuesta alrededor de US$5,000, más el costo del material de prueba adicional.

El Capítulo 10 de la edición 2012 de NFPA 101 establece que materiales de PP y HDPE no están permitidos como acabados para muros o cielorrasos, salvo que se evalúen en conformidad con NFPA 286 y las pruebas se efectúen en un conjunto de montaje terminado con el espesor máximo previsto para su uso. Para más información, visite nfpa.org/286

– See more at: http://www.nfpajla.org

Posted in Uncategorized | Comentarios desactivados en Amenaza interna. Nuevos acabados interiores.

NFPA Journal. Basado en Datos

Posted by Firestation en 03/07/2015

Por Jesse Roman

BasadoEnDatos

A medida que aumenta exponencialmente el volumen de datos generados, los bomberos consideran maneras innovadoras de aprovechar el poder que provee la información, para salvar vidas, reducir las pérdidas de propiedades y proteger a los bomberos—un mundo nuevo y audaz para el “combate inteligente de incendios”.


La estación de bomberos 308, situada en South Queens (EE.UU.), es el tipo de lugar en el que los visitantes reciben un fuerte apretón de manos y una rica taza de café cuando llegan. Arriba, la oficina de Eugene Ditaranto es de la vieja escuela. Los muros están revestidos con paneles de madera de la década de los 70 y Ditaranto, jefe del Batallón 51 del Cuerpo de Bomberos de la Ciudad de Nueva York (FDNY), tiene colgados tablones de anuncios y mapas de su distrito. Hay decenas de carpetas colocadas en un estante situado en el muro más alejado y la superficie del sencillo escritorio de madera del jefe está prolijamente cubierta con pilas de papeles, archivadores y notas autoadhesivas. A cada rato se escucha sonar el teléfono fijo por sobre el zumbido de dos unidades de aire acondicionado de ventana.

Sin embargo, en este modesto espacio de la vieja escuela, con sólo pulsar unas teclas el Jefe Ditaranto accede a una de las herramientas tecnológicamente más innovadoras y sofisticadas desarrolladas por los bomberos. Enciende su computadora Dell y en tan solo unos instantes su pantalla presenta lo que todo jefe sueña tener a su alcance: una lista de los edificios de su distrito que en ese día corren el mayor riesgo de sufrir un incendio. El programa se denomina Sistema de Inspección Basado en Riesgos (Risked-Based Inspection System o RBIS), que en esencia consiste en un innovador algoritmo de análisis de datos llamado FireCast.

Durante más de un año, el FDNY ha utilizado el FireCast 2.0, que clasifica los datos de cinco agencias de la ciudad en hasta 60 factores de riesgo de incendio, que a su vez se emplean para generar las listas de prioridades de todos los edificios inspeccionados por el FDNY. Los oficiales del cuerpo de bomberos aseguran que esta tecnología alivia la carga de trabajo, simplifica una tarea increíblemente compleja y, lo que es más importante, conduce a los bomberos de Nueva York a presentarse en algunos de los edificios de la ciudad más propensos a incendios, algunos de los cuales no han sido inspeccionados en años.

“La prevención de incendios es lo que, en definitiva, permite salvar una gran cantidad de vidas, hecho imposible de expresar numéricamente”, dijo Ditaranto, quien colaboró en el desarrollo y actualmente supervisa el sistema RBIS. “Si ingresamos en un edificio y vemos algo y lo corregimos, no podemos saber si estamos previniendo un incendio que podría ocurrir en tres semanas—no hay manera de predecirlo. Pero sí creo que, probablemente, en muchos casos, nuestras acciones implementadas efectivamente contribuyen a la prevención de un incendio”.

RBIS esta en vías de convertirse en una herramienta de trabajo cada vez más poderosa. A principios del próximo año, FDNY lanzará el algoritmo FireCast 3.0, que clasificará los datos recopilados de 17 agencias de la ciudad, junto con el sistema 311 de informe telefónico de la ciudad de casos que no son de emergencia, en hasta 7,500 factores de riesgo de incendio distintos y ponderados—todo desde las especificaciones del edificio y las ocupaciones hasta violaciones a las reglamentaciones de recolección de residuos y quejas por ruidos. Todas las noches, poderosas computadoras de las modernas y elegantes sedes centrales de FDNY en Brooklyn utilizarán el algoritmo FireCast 3.0 para analizar los valiosos datos recopilados en un período de tres años de todos los edificios de la ciudad. Con la aplicación de las variables y de los antecedentes de un solo incendio de cada uno de los vecindarios, FireCast 3.0 llevará a cabo un complejo análisis estadístico y le asignará a todos los edificios que inspecciona el FDNY un puntaje de riesgo de incendio. Los edificios que tengan el puntaje de riesgo de incendio más alto serán puestos en primer lugar de la lista de inspecciones de edificios, asignados diariamente a cada una de las 341 compañías de bomberos de Nueva York. FireCast también toma en consideración, según una programación establecida, los edificios que el cuerpo de bomberos legalmente debe inspeccionar, como por ejemplo: escuelas, edificios bajo construcción y edificios inhabilitados y los agrega en los primeros lugares de la lista. Todo el proceso llevará aproximadamente 90 minutos.

El sistema RBIS es tal vez el mejor ejemplo de lo que se ha dado por llamar “combate inteligente de incendios” — que emplea los datos, tanto para informar como para agilizar los procesos que aplican los bomberos cuando responden a un incendio u otra emergencia. En un mundo cada vez más saturado de información—en donde aparentemente todo es “inteligente”, desde los teléfonos hasta la red eléctrica—los bomberos, también, está comenzando a aprovechar la enorme cantidad de datos y herramientas actualmente disponibles, para contribuir a salvar vidas, proteger a los bomberos y reducir las pérdidas de propiedades.

El concepto parece estar a punto de despegar. A principios de este año la Fundación de Investigación en Protección contra Incendios, en asociación con el Instituto Nacional de Normas y Tecnología (National Institute of Standards and Technology o NIST) se embarcó en un ambicioso proyecto de 18 meses de investigación, cuyo objetivo fue identificar las oportunidades para crear y desarrollar nuevas herramientas para el combate inteligente de incendios. Como parte del proyecto, los equipos de peritos en incendios, científicos y expertos en datos y tecnología están creando una “guía” integral para el futuro estudio del combate inteligente de incendios, que abarca temas que van desde el análisis de datos y sensores, hasta aplicaciones móviles e interoperabilidad. El proyecto de la guía debería estar terminado para marzo-junio de 2015. “El mundo está cambiando muy rápidamente, y lo mismo sucede con los bomberos”, expresó Edward Baggott, jefe de operaciones adjunto de FDNY y uno de los desarrolladores de FireCast y del Sistema de Inspección Basado en Riesgos. “El RBIS colabora con los ciudadanos de Nueva York, pero es también beneficioso para los bomberos, ya que nos permite aprender algunos aspectos críticos directamente en el campo—se trata de un modelo en el que todos ganan. Creo que recién estamos en la primera etapa de su desarrollo.

Cómo resolver las deficiencias
Para saber hasta dónde ha llegado el FDNY, tan solo hay que mirar y ver en dónde se encontraba hace tan sólo siete años.

El 18 de agosto de 2007, envueltos en una turbia nube de denso humo, los bomberos de la Ciudad de Nueva York Robert Beddia, Joseph Graffagnino y James Martin subieron una escalera del inhabilitado edificio del Deutsche Bank, situado en el centro de Manhattan, con la intención de llegar hasta los bomberos que ellos creían estaban atrapados en el piso 15. El edificio de oficinas de gran altura, a sólo pasos de la Zona Cero, fue seriamente dañado en los ataques terroristas del 11 de septiembre y estaba siendo reducido y demolido. Justo antes de las 16:00 se produjo un incendio en el piso 17, cuando un empleado imprudentemente arrojó un cigarrillo.

Cuando llegaron los bomberos, descubrieron que los obreros de la construcción, en su prisa por demoler el edificio, habían hacía unos meses cortado un tramo de 42 pies de la tubería vertical que se usaba para suministrar agua a los pisos más altos durante un incendio. Como resultado, los bomberos debieron forcejear para hacer llegar la manguera desde el nivel de la calle. En un juicio penal contra tres de los supervisores de la construcción del sitio, el bombero Martin posteriormente testificó que él, Beddia y Graffagnino habían estado en el edificio 40 minutos antes de que llegara el agua, con sus tanques de oxígeno que se agotaban peligrosamente.

Entre los pisos 14 y 15, Graffagnino y Beddia se quedaron sin aire, pero escapar resultaba difícil, parcialmente debido a que sectores de la escalera habían sido sellados de manera inapropiada, como parte de las acciones de reducción en el edificio, según se observó en una investigación de la ciudad. A Martin, el último de los tres que ingresó en el edificio, le quedaba algo de oxígeno e intentó colaborar con sus dos compañeros antes de tomar la difícil decisión de dejarlos para buscar ayuda. Graffagnino y Beddia murieron poco después por la inhalación de humo.

Los registros mostraron que el cuerpo de bomberos no había inspeccionado el edificio desde hacía cinco meses, aún cuando las reglamentaciones de la ciudad requieren de una inspección visual de las tuberías verticales de un edificio en demolición cada 15 días. Entre tanto, el Departamento de Construcción de la ciudad sí había llevado a cabo inspecciones, pero no había descubierto la tubería vertical rota ni había compartido la información referente a las inspecciones con el FDNY. “Lamentamos profundamente los errores de nuestras agencias en la inspección y detección de las condiciones que llevaron a la muerte de los bomberos Beddia y Graffagnino”, reconoció el gobierno de la ciudad en una declaración publicada después del incendio. Los tres supervisores del proyecto fueron acusados de homicidio, pero fueron absueltos.

“Después del 11 de septiembre, el enfoque se centró en la reconstrucción del cuerpo de bomberos y en la preparación para el terrorismo—la inspección del edificio no era una de nuestras principales prioridades”, dijo Baggot en una reciente entrevista que tuvo lugar en la sede central del FDNY en Brooklyn. “Deutsche Bank nos demostró que definitivamente teníamos deficiencias”.

FDNY tiene la responsabilidad de inspeccionar 330,000 edificios de la ciudad, lo que abarca a todos los edificios comerciales y a todos los otros edificios con áreas comunes, tales como complejos de departamentos. (El Edificio Empire State, con sus 2.7 millones de pies cuadrados de espacio, se cuenta como un único edificio.) Durante años, el cuerpo de bomberos confiaba en un anticuado método de catálogo fichero para hacer el seguimiento de las inspecciones. A cada edificio de la ciudad se le asignaba una ficha con información básica, como ocupación, superficie en pies cuadrados, materiales de construcción y año de construcción. Quedaba a cargo del comandante de la compañía hacer el seguimiento de las fichas y asignar a cada uno una letra, de la A a la E, lo que determinaba la frecuencia con la que el edificio debía ser inspeccionado. Ninguno de los registros estaba digitalizado y no había manera de hacer el seguimiento de la información crítica o incluso de cuándo un edificio había sido inspeccionado por última vez, sin ir a la estación de bomberos local y buscar en el catálogo fichero.

“Nosotros le indicábamos a los comandantes de las compañías, que ellos necesitaban determinar, de los miles de edificios del distrito administrativo de la compañía, a cuáles de ellos debían ir todos los años, cada dos años, cada tres, etc.”, dijo Ditaranto. “Con todas las otras responsabilidades que tenían, eso resultaba ser una tarea imposible. Lo más probable es que muchos aspectos quedarían marginados”. La fortuita naturaleza del sistema, expresó Baggott, llevaba a que muchas de las fichas se perdieran o se destruyeran y no estuvieran en el archivo.

La reparación del destruido sistema de inspecciones era algo desalentador. El objetivo del cuerpo de bomberos era completar las inspecciones del 10 por ciento de sus edificios todos los años, pero con algunas compañías con hasta 5,000 llamadas anuales por incendios, aún ese objetivo presentaba un gran desafío. “Tuvimos que preguntarnos qué podíamos hacer para mejorar la manera de determinar cuales edificios visitaríamos, dado que ciertamente no podíamos asistir a los 330,000”, sostuvo Jeff Roth, un comisionado adjunto de FDNY y líder de la unidad de análisis de FDNY de cuatro miembros, a cargo del desarrollo y mantenimiento del algoritmo FireCast. “Pero, ¿cómo hacer esa determinación?”.

Los cambios largamente debatidos en la municipalidad, fueron implementados tras el incendio del Deutsche Bank, sostuvo Roth. Se les ordenó al Departamento de Construcción y al Departamento de Protección Ambiental que comenzaran a compartir automáticamente con FDNY toda la nueva información sobre construcciones e inspecciones que obtuvieran. Más significativo aún, en abril de 2013, el entonces alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg firmó un decreto por el que se creaba una plataforma de uso compartido de datos para toda la ciudad, que le permitiría a las agencias e incluso al público en general ver y manejar la enorme cantidad de datos obtenidos por las agencias de la ciudad. El decreto también creaba la Oficina de Análisis de Datos de la Alcaldía, conocida como “centro de inteligencia cívica” de la Ciudad de Nueva York. El giro que dio la ciudad hacia un empleo innovador de los datos ocurría mientras el FDNY continuaba con el proceso de renovación de sus políticas de inspección de edificios. “Se trató de un progreso natural para nosotros”, dijo Roth sobre la decisión de desarrollar un modelo de inspecciones de seguridad contra incendios basado en datos. “Nos dimos cuenta de que debíamos priorizar las inspecciones con algún fundamento, y repentinamente se nos revelaron todos estos datos. Así que pensamos, ‘¿de qué manera podemos emplearlos?’”.

El cuerpo de bomberos comenzó modestamente, digitalizando la totalidad de la información que tenía en su viejo sistema de fichas de inspecciones de edificios. Coordinó luego grupos de debate con oficiales para determinar cuál era la información fundamental que constaba en las fichas que podía tomarse como los mayores indicadores de predicción de un incendio. A partir de este proceso, FireCast 1.0, que Roth describió como un indicador “anecdótico” de predicción de un incendio sin demasiada base estadística, fue lanzado en marzo de 2013. “Era anecdótico porque en ese momento nuestro acceso a los datos era limitado”, dijo Roth. “Era lo mejor que podíamos hacer, pero resultó ser un primer paso crucial”.

Al darse cuenta de las limitaciones de este esfuerzo inicial, FDNY contactó a la nueva oficina de análisis de datos de la ciudad y consagró su ayuda al desarrollo de un nuevo modelo, basado en una mayor cantidad de datos. En junio de 2013, el equipo a cargo de los datos de la alcaldía entregó el proyecto a una recientemente convocada Unidad de Análisis del FDNY, que completó y lanzó FireCast 2.0—“el primer paso hacia un modelo estadístico real”, de acuerdo con lo expresado por Ryan Zimgibl, científico a cargo de los datos de los potenciales clientes del sistema FireCast y uno de los cuatro miembros originales de la Unidad de Análisis de FDNY.

Sintonización perfecta de la maquinaria
De acuerdo con lo que sostiene Zimgibl, el concepto central del algoritmo FireCast es detectar las características de los edificios que han sufrido incendios y compararlas con las características de aquellos en los que no ha habido un incendio. “¿Cuál es la diferencia entre los dos edificios que lucen exactamente iguales, excepto que en uno de ellos se ha producido un incidente de incendio? ¿Qué es lo que no estamos viendo en estos edificios?, expresó Zimgibl. “Se quiere encontrar aquellas descripciones que existen en uno de esos mundos, pero no en el otro, y hay unas pocas pruebas estadísticas diferentes que empleamos para colaborar en la determinación de cuáles son los factores que nos interesan”.

Una vez que el algoritmo FireCast resuelve cuáles son los factores que están correlacionados, y en qué medida, evalúa el caché masivo de datos almacenados en la nueva plataforma de uso compartido de datos de la Ciudad de Nueva York para determinar cuáles son los edificios que tienen características de predicción de un incendio y asignarle a cada edificio un puntaje de riesgo de incendio. “FireCast emula la intuición de un oficial de bomberos experimentado, alguien que ha estado en el vecindario durante años y realmente conoce los edificios”, explicaba Roth. “Muchos de estos veteranos con los que he conversado no están demasiado sorprendidos por los hallazgos del FireCast que a mí me han sorprendido, y que yo pensé era algo enormemente impresionante”.

Si bien FireCast 2.0 ha sido un gran avance, quienes están a cargo del desarrollo de FireCast 3.0 nos dicen que esta versión mejorada superará todo lo imaginable. Además de la enorme cantidad de datos que el nuevo modelo puede manejar y el increíble aumento de la cantidad de factores de riesgo de predicción de un incendio de 60 a 7,500, la versión 3.0 es también una maquinaria mucho mejor sintonizada. Mientras que las dos primeras versiones de FireCast concentraban los datos de toda la ciudad en un solo conjunto, la versión 3.0 analiza de manera separada cada uno de los distritos de los 49 batallones de bomberos, lo que permite generar puntajes de riesgo de incendio de los edificios basándose en los antecedentes de un solo incendio y en las características de los vecindarios individuales.

Los oficiales de bomberos esperan que esta calidad dinámica resulte en una herramienta de inspección más sensible—y más efectiva. Por ejemplo, si el algoritmo determina que una violación en la recolección de residuos es un elemento de predicción de incendio en el Distrito del Batallón 3 del Bronx, un edificio allí situado para el que se emitió una violación en la recolección de residuos un martes, tendrá un puntaje de riesgo de incendio más alto el miércoles. Sin embargo, en el Batallón 51 de Queens, una violación en la recolección de residuos puede no ser un indicador de incendio basándose en los antecedentes de incendio locales, por lo que la violación no tendrá impacto en el puntaje de riesgo de un edificio—aunque ello podría modificarse. Si al día siguiente un edificio de Queens, con antecedentes de violaciones en la recolección de residuos sufre un incidente de incendio, el algoritmo automáticamente discernirá los datos nuevamente y podría determinar que las violaciones en la recolección de residuos se han vuelto estadísticamente significativas y las incluye en el modelo de riesgo de incendio del día siguiente.

Para captar el rol del comportamiento humano en la evaluación del riesgo de incendio, FireCast 3.0 también incluirá los datos del amplio sistema 311 de informe telefónico de casos que no sean de emergencia de la ciudad. De los 2.6 millones de quejas registradas en el 311 que se procesan anualmente, 1.4 millones están relacionadas con edificios. La mayoría de esas quejas—categorizadas en más de 6,000 tipos diferentes—están relacionadas con los edificios que inspecciona el FDNY, lo que otorga al FireCast 3.0 una corriente inmensa de puntos de ingreso de datos recientes y en constante actualización que se procesa todas las noches.

De esta manera, el programa refina constantemente su proceso para “detectar las tendencias incluso antes de que sean visibles”, dijo Zimgibl. “Este sistema hace eso porque los datos se actualizan dinámicamente”.

Los resultados indican que el sistema prioriza correctamente los edificios. Durante los 30 días posteriores a la implementación del FireCast 2.0, la cantidad promedio de violaciones en edificios en la ciudad aumentó un 19 por ciento. Después de los primeros 60 días, la cantidad de violaciones era todavía un aumento de 10 por ciento. El ingreso en los edificios correctos también significa estar mejor preparados para cuando ocurra un incendio en esas estructuras. A partir de la implementación de la versión 2.0, el 16.5 por ciento de los incendios estructurales de toda la ciudad ocurrieron en edificios que el FDNY había inspeccionado dentro del período de 90 días previos al incidente. Esto significa que, si bien las inspecciones no previnieron esos incendios, los bomberos contaban con información actualizada sobre la disposición, forma y tamaño del edificio, la ubicación de las tuberías verticales, los paneles de alarma, hidrantes y otra información fundamental. También reveló que FireCast predecía con exactitud cuáles eran los edificios que probablemente podían sufrir incidentes de incendio. Mediante una comparación, con la versión 1.0, solamente el 1.9 por ciento de los edificios con incidentes de incendios estructurales habían sido inspeccionados dentro de los 90 días. Los oficiales del FDNY predicen que, con FireCast 3.0, en la Ciudad de Nueva York el 25 por ciento de los incendios estructurales ocurrirá en edificios que el FDNY ha inspeccionado dentro de los últimos 90 días, lo que en gran medida reduce las posibilidades de que suceda otro incidente como el del Deutsche Bank.

RecopilarAnalizarActuar 620x263Ver imagen grande

Ditaranto dijo que la efectividad y promesa del RBIS es el resultado de haber sido creado por los oficiales bomberos, y no por ingenieros, tecnólogos u otros. “Los oficiales de bomberos son los que tienen la perspectiva única y los conocimientos prácticos que otros profesionales no poseen,” expresó, citando los esfuerzos por parte de oficiales tales como el Capitán Thomas Gale, jefe de operaciones de Ditaranto que lidera el proyecto RBIS, para el diseño de un sistema que tenga en cuenta la seguridad de los civiles, así como la de los bomberos. “Somos quienes mejor comprendemos el riesgo, ya que somos quienes estamos en el campo de batalla, enfrentando todos los niveles de riesgo en todo momento”.

La mayor evidencia anecdótica sobre el correcto funcionamiento del FireCast surge de la gran cantidad de llamadas al Programa de Seguridad de Inspecciones de Edificios del FDNY (BISP)—esencialmente una línea directa para los inspectores de campo, que desean formular consultas sobre el código de incendios de la ciudad, o enfrentan situaciones desafiantes o únicas que superan su nivel de conocimientos. A medida que los inspectores eran enviados a los edificios que corrían mayor riesgo, aumentaba la cantidad de llamadas solicitando ayuda. “Dado que las inspecciones comenzaron a basarse en el puntaje de riesgo, todo tipo de elementos han sido sacados a la luz: materiales peligrosos, aspectos relacionados con el egreso, y todo lo demás”, expresó Capt. Michael Scheibe, uno de los principales responsables del BISP. “Como resultado, el nivel de educación [para los inspectores de campo] ha crecido enormemente. Cuentan con mejores elementos para saber qué hacer ante las situaciones con las que se enfrentan”.

A medida que el sistema madura, los lideres del FDNY piensan que el sistema podría derivar en mucho más que sólo conducir a los bomberos a los edificios más riesgosos—podría también brindar nuevas respuestas al motivo y al modo en que se inician los incendios en la Ciudad de Nueva York. “Estos datos podrían tener el potencial de modificar las leyes y las reglamentaciones—si observamos una tendencia, tal vez podamos rectificar las reglas antes de que suframos un incidente mayor”, dijo Baggott, jefe adjunto de operaciones de FDNY. “Los hombres responsables de las operaciones contra incendios observan parte de los datos y comentan: ‘¿En serio? ¿Eso causa un incendio?’ Pero nosotros debemos considerar las cifras. Si los datos nos indican que es así, así lo encararemos”.

Una guía inteligente para el combate de incendios
FireCast puede ser ´punta de lanza´ en el combate inteligente de incendios, pero es tan solo el comienzo. En marzo del 2014, un inusual grupo de 80 personas se reunió en Arlington, Virginia, con el fin de debatir cómo sería un combate inteligente de incendios en el futuro. Aproximadamente la mitad eran bomberos profesionales, mientras que la otra mitad eran ciberfísicos con antecedentes en sitios como Google y diversas agencias del gobierno federal. El taller, organizado por la Fundación de Investigación en Protección contra Incendios, se celebró con el fin de establecer un diálogo entre los grupos, como un primer paso para abordar un proyecto complejo, denominado: “Smart Firefighting: Where Big Data and Fire Service Unite” (Combate inteligente de incendios: donde se unifica el volumen de data y los bomberos—nfpa.org/smartfirefighting), destinado a crear el futuro del combate inteligente de incendios.

“Estamos anegados de una cantidad increíble de datos—se colocan sensores en todo lo que puedan imaginarse”, dijo Casey Grant, director de investigaciones de la Fundación, que supervisa el proyecto. “Al mismo tiempo, nuestra capacidad de procesamiento y almacenamiento de datos han crecido radicalmente. El interrogante es, ¿qué hacemos con esto?

En los meses siguientes a la reunión inicial, 11 pares de peritos en incendios y expertos en datos y tecnología se han unido para abordar dicho interrogante. Cada par de expertos ha escrito un capítulo sobre temas que van desde tecnología de la información y métodos de envío de datos hasta sensores, recopilaciones de datos, interoperabilidad hardware/software, sistemas analíticos y otros más. Para inicios del 2015, el grupo habrá elaborado un documento integral que identificará las oportunidades de mejora del servicio contra incendios a través de la tecnología de datos y la priorización de áreas para futuras investigaciones. “La guía nos indicará el camino a seguir”, expresó Anthony Hamins, jefe de la división de investigación de incendios de los laboratorios de ingeniería de NIST, que financia el proyecto.

A través de NIST, el gobierno federal esta gastando millones de dólares en la investigación de los llamados sistemas ciberfísicos o CPS (por sus siglas en inglés)—el sistema integrado de redes, computadoras y sensores que funcionan en tándem con el mundo físico para la creación de sistemas inteligentes. El trabajo de NIST para el perfeccionamiento de los sistemas inteligentes se encuentra en curso en diversos sectores, entre ellos el de fabricación, transporte, energía y otros. “Los sistemas ciberfísicos son un área clave del programa en NIST—son muchas las personas que trabajan en los temas relacionados con los CPS”, sostuvo Hamins. “Creemos que aprovechar las ventajas de esta tecnología emergente es muy importante para garantizar la seguridad y la efectividad de los bomberos”.

El combate de incendios ofrece particulares desafíos y oportunidades para esta tecnología; como lo demuestra el algoritmo FireCast del FDNY, el rango de datos aplicables es prácticamente ilimitado. Por ejemplo, ¿qué sucede si un bombero pudo emitir una orden verbal para acceder a un detalle de la disposición de un edificio que aparecería en su visor? ¿Qué sucede si los comandantes del incidente pudieron ver una modelización del incendio en tiempo real basada en las condiciones reales según lo informado por los sensores situados dentro y en los alrededores del edificio?

Grant, que describe al proyecto como uno de los más desafiantes en los que él alguna vez ha trabajado, cree que las implicancias para los bomberos son inmensas. “Algunas personas observan esto y dicen que estamos en la cúspide de una nueva era, y coincido con ellos”, dijo. “Esto está llegando tan rápido y se modifica tan velozmente que estamos intentando adelantarnos para ver dónde iremos después”. Grant expresó que el proyecto para un combate inteligente de incendios podía informar a los nuevos códigos y normas, tales como NFPA 950, Desarrollo e intercambio de datos para bomberos, que ha sido redactada como una norma y NFPA 951, Guía para el desarrollo y el uso de la información digital, que a su vez podrían transformarse en importantes herramientas para navegar en el emergente panorama tan rico en datos. [Ver “Existe una norma para eso“]

Si bien se da cuenta de su potencial, Hamins minimiza la importancia de las nociones acerca de que los bomberos se encuentran al borde de una repentina transformación—al menos no todavía. “No es fácil predecir cuándo será generalizado, debido a que hay muchos desafíos técnicos”, sostuvo. “Existen maravillosas oportunidades y posibilidades, y es mucho lo que queda por hacer. Pero FireCast es un ejemplo excelente de dónde podemos ir”.

Jesse Roman es escritor del NFPA Journal


smartandsmarter hedInteligente + más inteligente
Nuevas maneras en que el personal de emergencias está utilizando la tecnología basada en datos

RESPUESTA A EMERGENCIAS EN ESCUELAS
Programa SAFER
Frisco, Texas
En 2009, la ciudad de Frisco, Texas, desarrolló un innovador sistema llamado Concientización Situacional para dar Respuesta a Emergencias (Situational Awareness For Emergency Response o SAFER). El sistema permite a los socorristas tener acceso inmediato a información fundamental sobre cada una de las 46 escuelas del distrito. SAFER, desarrollado por el departamento de Servicios de Tecnología de la Información de la ciudad, incorpora en una interfaz de  fácil manejo para los usuarios, información de seis bases de datos y señales de video de las cámaras estratégicamente ubicadas dentro de cada escuela. El resultado es que los socorristas de Frisco—Sea en la misma escena de emergencia, en sus vehículos o en la estación—pueden ver videos en tiempo real de planos de pisos, mapas con vistas aéreas, listas de productos químicos peligrosos in situ, información de contacto de los administradores de las escuelas, fuentes de agua y otra información fundamental.

“Es la herramienta más avanzada que conozco”, expresó Mack Borchardt, jefe del Cuerpo de Bomberos de Frisco, en una publicación en ci.frisco.tx.us. “nos provee una increíble cantidad de información de manera instantánea y los bomberos y oficiales de policía tienen la misma visión. En el caso de los videos, una imagen vale más que mil palabras”

INTERFAZ URBANO/FORESTAL
FIREWATCH TEXAS
College Station y Condado de Travis, Texas
Más de 1,000 millas cuadradas de bosques cercanos a College Station, Texas, están siendo monitoreadas mediante el uso de un nuevo sistema de cámaras que permiten advertir tempranamente un incendio forestal. La tecnología, de una empresa alemana, se comercializa en los EE.UU. con el nombre de FireWatch America. Según informa la empresa, las cámaras, montadas en torres ubicadas por encima de la línea de los árboles, pueden ver penachos de humo de 10 metros por 10 metros, a distancias de 10 millas o más. Los sensores rotan en incrementos de 10 grados, y completan un barrido de 360 grados del área en un tiempo de cada ocho o doce minutos. Según describe fiewatchamerica.com, durante cada una de las rotaciones los sensores de las cámaras captan y analizan las imágenes, las transmiten a un centro de comando central y alertan a las autoridades si se detectan posibles incidentes de  incendio.

El sistema emplea una triangulación para señalar la ubicación exacta del incendio a los socorristas. En junio, la municipalidad de Austin, Texas, aprobó de manera unánime un programa piloto para la instalación de tres cámaras de alta tecnología en las torres del Condado de Travis. Según los informes publicados, cada cámara tiene un costo de US$175,000 y más de US$200,000 de mantenimiento. Según se informa, Texas es el primer estado de los Estados Unidos utilizando las cámaras, que ya se están usando en 13 otros países.

HERRAMIENTA INFORMÁTICA PARA BOMBEROS
Proyecto Google Glass
Rocky Mount, Carolina del Norte
Patrick Jackson, un bombero de Rocky Mount, Carolina del norte, ha diseñado una aplicación para Google Glass, la computadora montada en la cabeza—generalmente de tipo visor o gafas—que podría convertirse en una útil herramienta manos libres para los bomberos en el campo. La aplicación de Jackson les permite dar órdenes verbales a la computadora sobre mapas y enviar información, que luego se transmite directamente al dispositivo Glass; de esta manera los bomberos acceden a información fundamental en el vértice superior de sus visores. Futuras versiones podrían incluir la disposición del edificio, información sobre potenciales riesgos para el edificio, información de contacto, etc., comentó recientemente Jackson a la CNN. El dispositivo Google Glass también toma fotografías y videos, lo que permite a los socorristas grabar ininterrumpidamente su respuesta a un incidente de incendio u otra emergencia, que después podría resultar de gran utilidad en las investigaciones del incidente.

Jackson, un programador autodidacta, utilizó una campaña de recaudación de fondos de participación colectiva para adquirir el dispositivo de Google Glass y desarrolló el software en su tiempo libre.

Proyecto Google Glass de Patrick Jackson


Existe una norma para eso

HayUnaNormaparaEso

Los nuevos documentos de la NFPA abordan aspectos tales como desarrollo, almacenamiento e intercambio de datos

Si bien son muchos los que pregonan sobre el potencial de las emergentes tecnologías para el combate inteligente de incendios, todavía queda mucho por hacer detrás de escena antes de que esas tecnologías sean de uso generalizado. “Esa es un área donde NFPA, con la elaboración de códigos y normas, puede contribuir enormemente”, dijo Anthony Hamins, jefe de la división de Investigación de Incendios de NIST. “NFPA desempeña un rol muy importante en el desarrollo de formatos normalizados, protocolos y tipos de datos”.

Esa tarea ya está en curso. Si no hay objeciones del Consejode normas de NFPA, una nueva norma, NFPA 950, Desarrollo e intercambio de datos para bomberos, será publicada por primera vez en noviembre. Se ha programado la publicación de su compañera, NFPA 951, Guía para el desarrollo y el uso de la información digital, para noviembre de 2015. “Creo que estos documentos de NFPA son de suma importancia”, dijo Casey Grant, director de investigaciones de la Fundación de Investigación de Protección contra Incendios. “Creo que en pocos años veremos el despegue de estos documentos, ya que es hacia dónde va encaminado el mundo. El comité técnico a cargo de NFPA 950/951 está realmente configurando algunas de las métricas básicas de iniciación para toda esta temática”.

Como sucede con toda industria nueva, y rápidamente cambiante, la falta de uniformidad puede generar grandes problemas, o al menos lentificar los potenciales avances. Los nuevos documentos contemplarán ese aspecto y “brindarán un marco normalizado para el desarrollo, manejo y uso compartido de datos para las organizaciones y agencias que dan respuesta a las emergencias de todo riesgo”, según se describe en el Capítulo 1 de la norma propuesta NFPA 950.

“Hay fabricantes que desarrollan radios que emiten la localización geográfica de los usuarios, dispositivos colocados en la vestimenta que pueden monitorear los signos vitales de los bomberos, localizadores situados en los alrededores de los edificios que literalmente pueden diagramar la disposición del edificio”, dice Christopher Farrell, personal de enlace de NFPA para NFPA 950 y NFPA 951. “Lo único que nos frena es que las distintas tecnologías están escritas en idiomas diferentes y en diferentes plataformas.

Algunos dispositivos se comunican entre sí sin dificultad, otros no. La integración de estas diferentes tecnologías permitirá que los bomberos accedan a la información en tiempo real. Sino superamos este escollo, podría terminar siendo como en la Torre de Babel”. La primera edición de NFPA 950 consta de seis capítulos cortos que contienen información relativamente básica, aunque importante.

Entre los temas se incluyen los requisitos para los cuerpos de bomberos para el desarrollo de las políticas sobre datos, copias de seguridad de datos claves y de disposiciones sobre la manera de formatear apropiadamente el ingreso de los datos. “Comienza sólo con elementos de alto nivel—la siguiente edición tendrá materiales más concentrados”, sostuvo Farrell. “Estamos construyendo una caja y todavía falta determinar qué es lo que se colocará dentro de la caja. Es un buen ejemplo que nos muestra que ya nos encontramos en una posición avanzada del juego”.

El impulso para la elaboración de NFPA 950 comenzó en 2008, cuando se presentó la solicitud del nuevo proyecto ante el Consejo de normas de NFPA. Una vez aprobado, le llevó un tiempo a Farrell junto con otros para identificar a los potenciales miembros del comité técnico, dado que la norma, expresó Farrell, “es un área completamente nueva para NFPA”. Farrell asistió a eventos comerciales para conocer gente que perteneciera a los mundos de bomberos y de la tecnología, porque como dijo en su momento “ellos no nos conocen a nosotros y nosotros no los conocemos a ellos”.

Como resultado, la mayoría de los más de 20 miembros de los comités—entre los que se incluyen peritos en tecnología de cuerpos de bomberos, consultores, profesores, profesionales en manejo de datos, y otros—nunca han ocupado un puesto en un comité de NFPA.

Farrell y Grant creen que en un futuro no muy lejano, serán muy codiciados los cargos en los comités técnicos de NFPA 950 y NFPA 951. “A medida que el mercado madure y haya una mayor concientización, serán innumerables la cantidad de personas que querrán ser parte del movimiento, debido al potencial generador de grandes cantidades de dinero para esta área”, predijo Farrell. “Garantizo que serán muchas las personas que van tener interés en esta norma y que verán su enorme potencial”. -J.R.
Source: http://www.nfpajla.org/index.php/archivos/edicion-impresa/bomberos-socorristas/1066-basado-en-los-datos

Posted in NFPA Journal, Uncategorized | Comentarios desactivados en NFPA Journal. Basado en Datos

S.E.C. – Sistema de estabilizacion constante para maniobras de descarcelacion en vehiculos accidentados.

Posted by Firestation en 12/10/2014

SEC_logo_peqcabecera

Hemos recibido en este blog, por gentileza de su inventor y fabricante, una unidad del “Sistema de Establizacion Constante”, o SEC por su acronimo.

Consiste en un conjunto de piezas mecanicas diseñadas para proporcionar estabilidad a un vehiculo accidentado, o cualquier situacion que necesite una estabilizacion donde pueda ser usado este sistema, de forma que, tras una primera estabilizacion, no sea necesario reajustar los puntos de apoyo durante la maniobra sobre el vehiculo u objeto estabilizado.

En el caso de un vehiculo accidentado es conocido, y recogido por diferentes protocolos, que se necesita una segunda o tercera estabilizacion del vehiculo tras realizar diferentes maniobras sobre el mismo.

Debido a los movimientos del personal sobre el vehiculo, o a la retirada de peso sobre el mismo, pueden darse situaciones de desestabilizacion que deben ser corregidas interrumpiendo el proceso de rescate o descarcelacion.

Este sistema pretende evitar la necesidad de interrumpir el rescate, o dedicar personal, para estabilizar de nuevo el vehiculo.

Basicamente consiste en unos gatos mecanicos regulables que, una vez correctamente situados, permiten su ajuste en sentido vertical de forma automatica ajustandose a las nuevas condiciones de posicion o peso del vehiculo. Dentro de unos limites, claro esta, pero suficientes para el rango de movimiento que nos podemos encontrar en estas situaciones.

 CYMERA_20140628_193159

Unboxing

El conjunto viene en una solida caja donde se contiene todo el material y los distintos componentes de lo que se puede considerar una unidad SEC. El fabricante nos comenta que esta pendiente un nuevo rediseño de la caja para pulir algunos aspectos, pero lo cierto es que esta se ve francamente robusta y se nos garantiza que soporta el peso de un bombero con su equipamiento situada en su posicion normal.

Esto, junto el dibujo antideslizante de la tapa superior, nos permite usar dicha caja como taburete o tarima para alcanzar puntos ligeramente elevados sin necesidad de usar parte de las estructura del objeto estabilizado u otro tipo de accesorio elevador.

El asa, escamoteable para que no moleste en caso de subirse encima resulta muy comoda de asir debido a su grosor y textura antideslizante. Esto junto a su robustez facilita el transporte manual de forma rapida y segura.

CYMERA_20140628_191840 CYMERA_20140628_191900 CYMERA_20140628_191920(2)

La caja viene con reflectantes en sus laterales y esquinas para poder ser facilmente localizada en condiciones de poca luz o como elemento de aviso o balizamiento.

Tanto los cierres metalicos como la bisagra posterior tienen buen ajuste y no se aprecian holguras de ningun tipo. Lo que a la hora de su transporte da impresion de una sola pieza solida de facil manejo. Aunque su peso es un tanto elevado no debe presentar ninguna dificultad para ser desplazada por un solo bombero a las distancias que habitualmente hay que transportar este tipo de herramientas.

El tamaño de la caja es de aproximadamente 50x30x30 cm y su peso en torno a los 16 kg.

Si abrimos la caja nos encontramos con la siguiente imagen:

CYMERA_20140628_192030(2) CYMERA_20140628_192117

 Observamos en primera instacia el manual de uso y mantenimiento del equipo y debajo de este, el material propiamente dicho.

 El conjunto SEC consta de cuatro estabilizadores mecanicos, ocho soportes ajustables y seis tornillos que permite el acoplamiento dos a dos de los estabilizadores mecanicos para aumentar la posibilidad de estabilizacion en espacios, o huecos, donde el objeto a estabilizar se encuentra a mayor altura sobre el suelo.

CYMERA_20140628_192117

En la imagen vemos, en la parte izquierda, cuatro de los soportes con goma antideslizante en su parte superior y otros cuatro colocados en posicion de funcionamiento en los estabilizadores mecanicos. Los mas cortos vienen montados mientras que los largos quedan como opcion en caso necesario. Sus medidas son respectivamente 12 y 21 cm.

CYMERA_20140628_192757 CYMERA_20140628_194223

 Disponemos tambien, recogidos en un pequeño saquito de arpillera, los tornillos que permitirian el acople entre dos estabilizadores.

CYMERA_20140628_192806(2) CYMERA_20140628_193836

 Cuando sacamos los estabilizadores observamos el diseño de la caja para evitar el movimiento de las piezas en el interior. Aunque vemos que la manofactura parece ser un tanto artesanal, confiamos en que las versiones finalmente comercializadas lleven algo mas elaborado.

 CYMERA_20140628_192829

Observamos igualmente en el lateral derecho la el lugar para la ubicacion de los soportes ajustables.

Quiza echamos un poco en falta un lugar para colocar los tornillos de forma mas adecuada, tal vez en esa futura caja se encuentre un lugar para ellos.

El estabillizador mecanico

 CYMERA_20140628_193210

Observamos marcado CE que indica que ha superado las pruebas correspondientes asi como el dispositivo de bloqueo, la pieza de color dorado, y el gatillo de “disparo”, en rojo en el lado opuesto del dispositivo de bloqueo.

Tambien dispone de reflectantes para su uso nocturno y facil visualizacion.

 CYMERA_20140628_193456

Las dimensiones de la base son de 18×10 cm y su altura de 15 cm. Presenta superficies antideslizantes tanto en la parte inferior como en la superior.

Ofrece gran calidad de fabricacion, acabado y sensacion de robustez. Habria que comprobar con el paso del tiempo que tal soporta el uso habitual pero digamos que al menos “promete” durabilidad, su construccion es compacta y el material parece lo bastante rigido y tenaz como para soportar un uso duro y continuado.

El fabricante ofrece una tabla de mantenimiento y recambios que garantiza el buen uso del aparato hasta que se considere su retirada por deterioro extremo.

CYMERA_20140628_193149 CYMERA_20140628_193159(2) CYMERA_20140628_193210(2)
CYMERA_20140628_193219(2) CYMERA_20140628_193228 CYMERA_20140628_193237

 Aqui lo vemos en posicion de funcionamiento o “cargado” a punto de ser usado. Podemos observar su altura y el hueco necesario para poder instalarlo. Este deberia ser, al menos de 15 cm y un maximo de 15+12 o 15+21 segun el soporte ajustable que utilicemos.

Una vez en uso, el “disparo” del dispositivo le da un margen de 6 cm en elevacion, lo que deberemos tener en cuenta a la hora de situar y elegir el soporte ajustable adecuado para no quedarnos cortos a la hora de desplegar el dispositivo.

Capacidades:

  • Con el prolongador de rosca a mitad de su recorrido: Carga máxima de trabajo 729 Kg. Punto de colapso 1020 Kg.
  • Recibiendo la carga directamente: Carga máxima de trabajo 850 kg. Punto de colapso 1190 Kg.
  • Máquina de ensayo certificada por ENAC.
  • Peso 2,95 kg
  • Recorrido de la cremallera: 6 cm.
  • Altura mínima necesaria: 13 cm.
  • Altura máxima alcanzada con el prolongador de rosca corto: 23 cm.
  • Altura máxima alcanzada con el prolongador de rosca largo: 33 cm
 l j

El Sistema de Estabilización Constante SEC ha realizado y superado con éxito los tests de resistencia y capacidad en el Instituto Tecnológico Metalmecanico AIMME.

SEC es un sistema de estabilización constante capaz de soportar 850 Kg/f y gracias a su sistema de apilamiento puede llegar a soportar 1.700 Kg/f certificado por ENAC.

 CYMERA_20140628_193643(2) CYMERA_20140628_193602 CYMERA_20140628_193657(2)

Podemos ver el estriado del cilindro interior que permite el alargamiento del mismo en sentido ascendente pero bloquea, por accion del bloqueador, el movimiento descendente.

El desplegado del dispositivo se muestra en el siguiente video en uno de sus primeros prototipos.

    

  

El estriado permite desplazamientos/bloqueos cada 4 mm aproximadamente, lo cual permite gran precision en el ajuste al movimiento. No obstante parece que esta previsto modificar esto, junto con otros detalles, en posteriores evoluciones con un estriado mas fino y un soporte ajustable con mayores posibilidades de apoyo sobre superficies inclinadas.

El sistema permite el acoplamiento entre dos estabilizadores, lo que permite doblar la altura a superar para lograr la estabilizacion. La unica precaucion a tomar al respecto es tomar las debidas precauciones ante un posible desplazamiento de la carga que podria causar un mal funcionamiento de los aparatos debido al sobreesfuerzo lateral o de cizalladura que sufriria.

   CYMERA_20140628_193741 CYMERA_20140628_193755(2) CYMERA_20140628_193836
  CYMERA_20140628_193850(2) CYMERA_20140628_194432 CYMERA_20140628_195457

m

Podemos apreciar en detalle las diferentes partes que dispone el aparato:

 CYMERA_20140628_193244(2) CYMERA_20140628_193253 CYMERA_20140628_193546

Un detalle de diseño importante es su “recarga”, es decir, una vez hemos acabado con el trabajo y hay que recogerlo, el hecho de bajar el piston para reducir su altura, automaticamente “carga” de nuevo el aparato dejandolo listo para su nuevo uso.

Simplemente se coloca el bloqueador en la posicion de cierre y al bajar completamente el bombin este situa el bloqueador en la posicion de trabajo, mediante una cuña acoplada a la platarforma superior y engancha de nuevo el gatillo.

CYMERA_20140628_193546Bloqueo en posicion de trabajo

CYMERA_20140628_193602Bloqueo en posicion de recogida

CYMERA_20140628_193657Cuña de recarga

Uso

El uso de este dispositivo es absolutamente sencillo, unicamente debemos elegir el lugar donde queremos situarlo, regular la altura de la plataforma de ajuste y “dispararlo”. Unicamente tendremos que tener la precaucion de no ajustar al maximo la altura, puesto que entonces el piston de elevacion puede no moverse lo suficiente para engranar los dientes de ajuste. Es conveniente dejar dos o tres centimetros de “holgura” entre el dispositivo y el vehiculo a estabilizar para que el piston elevador se mueva lo suficiente para engranar en los dientes el dispositivo de retencion.

Si no se hace esto tampoco es un problema, unicamente se puede producir una ligera oscilacion del vehiculo hasta que el SEC se engrana adecuadamente.

Otra precaucion que debemos tener a la hora de colocarlo es tener en cuenta los posibles movimientos adelante/atras del vehiculo si este no es adecuadamente bloqueado antes de empezar la instalacion. Al tener la base rectangular es sensible a estos movimientos si se monta con el lado largo del rectangulo de la base perpendicular al eje del vehiculo. Mas necesaria esta precaucion si usamos dos unidades de SEC apiladas.

Esto se soluciona de forma absoluta bloqueando mediante cuñas o algun otro metodo la posibilidad de movimiento del vehiculo. Procedimiento diria que obligado antes de iniciar cualquier establizacion, con SEC o sin el.

En definitiva podemos considerarlo una buena alternativa a los tradicionales conjuntos de cuñas y tacos de fibra o madera, mas pesados y laboriosos de colocar.

Podemos encontrar mas informacion en las siguientes direcciones web

https://www.facebook.com/aliveandsafe?fref=ts

http://aliveandsafe.es/

Asi como la presencia en directo en el evento https://www.facebook.com/SicurLatinoamerica

http://www.sicurlatinoamerica.cl/

Donde el importador pondra el sistema en comercializacion y permitira su observacion en directo.

header_secciones_2014

Posted in Uncategorized | Comentarios desactivados en S.E.C. – Sistema de estabilizacion constante para maniobras de descarcelacion en vehiculos accidentados.

1.000.000

Posted by Firestation en 01/11/2013

!!UN MILLON DE VISITAS!!

Jamas imagine que este “pasatiempo” podria tener tal repercusion.

1000000

Posted in Uncategorized | 7 Comments »

ESTROPATADA en Bilbao

Posted by Firestation en 07/09/2013

foto-noticia-wopato1

Posted in Uncategorized | Comentarios desactivados en ESTROPATADA en Bilbao

Primera Regata Solidaria de Patos de Goma.

Posted by Firestation en 04/09/2013

image058

Con la colaboracion de los compañeros de Bilbao

Por la investigacion de enfermedades neurodegenerativas.

WALK ON PROJECT

El domingo 13 de octubre los bomberos de Bilbao lanzarán miles de patos de goma a la Ría desde el puente del Ayuntamiento.

Desde ahí, algo más de 2km de carrera hasta el Puente Euskalduna, donde los bomberos recogerán con redes los patos.

Y tú podrás seguir online en esta web el puesto que ocupa tu WOPato gracias a un sistema de geolocalización RFID. Sólo tienes que introducir tu número de WOPato en la sección área de competición.

Al terminar la regata, en la explanada del Museo Marítimo se entregarán los premios y habrá una gran fiesta WOP con actuaciones, juegos… y mucho más.

Posted in Uncategorized | Comentarios desactivados en Primera Regata Solidaria de Patos de Goma.

1000 Entradas. RCP y Bee Gees.

Posted by Firestation en 24/03/2013

Bueno, ya son algunos años los que andamos por aqui recopilando informacion que puede resultar interesante en el campo de las emergencias.

Han sido años con mas o menos actividad semanal, siempre he intentado añadir al menos un par de entradas semanales, y con mas o menos calidad (siempre he tratado de insertar informacion obtenida de la web y no siempre es posible). Si que se ha dejado un poco de lado la informacion de marcas o productos sin mas, salvo que sean especialmente interesantes, y he tratado de obtener archivos y documentos que pueden ser de interes general. La experiencia y la interaccion con otras web me dice que esto ha sido asi.

Asi que estamos con las 1000 entradas … concretamente esta es la 1001, y me ha apetecido poner algo “distinto” aunque relacionado con el campo que nos interesa, espero que os guste.

Aunque, bueno, no conozco vuestros gustos musicales … os preguntareis que tiene que ver esto con lo que nos interesa … bien, si que tiene algo que ver … y he aqui la prueba …

Una buena estrategia publicitaria … que duda cabe, y con cierta gracia, en mi opinion …

Direis … bueno, ya, seguro, esto es serio??

Pues si, os invito a darle un vistazo al articulo que lo cuenta:

http://www.livescience.com/2965-stayin-alive-sets-perfect-beat-cpr.html

y al estudio cientifico origen de todo esto:

http://www.jem-journal.com/article/S0736-4679%2812%2900114-X/abstract

Basicamente, lo que nos dicen es que el ritmo de la cancion de Bee Gees es muy adecuado para mantener un ritmo correcto en la aplicacion de una RCP. Lo que no se es si al componer el tema con esa letra y estribillo los Bee Gees ya tenian idea de algo de esto …  :)

Asi que ya sabemos …a incluir el Stayin’ Alive en vuestro reproductor de mp3!!

Un saludo a todos y espero que sigamos viendonos por aqui.

Posted in Monografias / Articulos / Investigaciones, Primeros Auxilios, RCP, Uncategorized | 2 Comments »

Estudio sobre sobre el stress de los componentes de los equipos de emergencias del grupo de investigación “Psicología de la Salud: Prevención y Tratamiento” de la Universitat Jaume I

Posted by Firestation en 22/05/2012

Posted in Uncategorized | Comentarios desactivados en Estudio sobre sobre el stress de los componentes de los equipos de emergencias del grupo de investigación “Psicología de la Salud: Prevención y Tratamiento” de la Universitat Jaume I

Acceso a la compra del libro.

Posted by Firestation en 07/06/2011

Posted in Uncategorized | Comentarios desactivados en Acceso a la compra del libro.

Legislación y Normas sobre Seguridad y Salud en el Trabajo. Riesgos Laborales.

Posted by Firestation en 11/11/2010

Enlace a documento en formato PDF f Ley de Prevención de Riesgos Laborales
7a edició.
Valencia, 2008
154 p.; 21 cm.
Legislación y Normas sobre Seguridad y Salud en el Trabajo ; 1
DL:: V-4398-2008
s
Enlace a documento en formato PDF f Reglamento de los Servicios de Prevención : Real Decreto 39/1997 de 17 de enero
7ª ed.
Valencia, 2008
102 p.; 21 cm.
Legislación y Normas sobre Seguridad y Salud en el Trabajo ; 2
DL: V-4397-2008
s
Enlace a documento en formato PDF f Señalización : Real Decreto 485/1997 de 14 de abril
6ª ed.
Valencia, 2007
30 p. ; 21 cm.
Legislación y Normas sobre Seguridad y Salud en el Trabajo ; 3
DL: V-2385-2007
s
s
s
s
Enlace a documento en formato PDF f Agentes biológicos : Real Decreto 664/1997 de 12 de mayo
6ª ed.
Valencia, 2007
46 p. ; 21 cm.
Legislación y Normas sobre Seguridad y Salud en el Trabajo ; 7
DL: V-2388-2007
s
Enlace a documento en formato PDF f Agentes cancerígenos : Real Decreto 665/1997 de 12 de mayo
6ª ed.
Valencia, 2007
27 p. ; 21 cm.
Legislación y Normas sobre Seguridad y Salud en el Trabajo ; 8
DL: V-2381-2007
s
Enlace a documento en formato PDF f Equipos de protección individual : Real Decreto 773/1997 de 30 de mayo
6ª ed.
Valencia, 2007
47 p. ; 21 cm.
Legislación y Normas sobre Seguridad y Salud en el Trabajo ; 9
DL: V-2389-2007
s
Enlace a documento en formato PDF f Equipos de trabajo : Real Decreto 1.215/1997 de 18 de julio
6ª ed.
Valencia, 2007
38 p. ; 21 cm.
Legislación y Normas sobre Seguridad y Salud en el Trabajo ; 10
DL: V-2396-2007
s
s
s
Enlace a documento en formato PDF f Agentes químicos : Real Decreto 374/2001 de 6 de abril
6ª ed.
Valencia, 2007
29 p. ; 21 cm.
Legislación y Normas sobre Seguridad y Salud en el Trabajo ; 14
DL: V-2395-2007
s
Enlace a documento en formato PDF f Riesgo eléctrico : Real Decreto 614/2001 de 8 de junio
7ª ed.
Valencia, 2008
34 p. ; 21 cm.
Legislación y Normas sobre Seguridad y Salud en el Trabajo ; 15
DL: V-4427-2008
s
Enlace a documento en formato PDF f Incendios en establecimientos industriales: Real Decreto 2267/2004 de 3 de diciembre
6ª ed.
Valencia, 2007
Legislación y Normas sobre Seguridad y Salud en el Trabajo ; 16
DL: V-2380-2007
s
Enlace a documento en formato PDF f Atmósferas explosivas: Real Decreto 681/2003 de 12 de junio
5ª ed.
Valencia, 2005
27p.;21 cm
Legislación y Normas sobre Seguridad y Salud en el Trabajo ; 18
DL: V-4581-2005

Posted in Leg. Riesgos Laborales, Legislacion, Uncategorized | Comentarios desactivados en Legislación y Normas sobre Seguridad y Salud en el Trabajo. Riesgos Laborales.

Maniobra de Rautek. Movilizacion urgente de personas inconscientes.

Posted by Firestation en 08/11/2010

Posted in Descarcelacion, Formacion, Primeros Auxilios, Rescate, Rescate en Vehiculos. Descarcelacion., Uncategorized | Comentarios desactivados en Maniobra de Rautek. Movilizacion urgente de personas inconscientes.

Catalogo productos tecnicos forestales VALLFIREST.

Posted by Firestation en 08/07/2010

Posted in Marcas Comerciales, Material Forestal, Materiales, Uncategorized | Comentarios desactivados en Catalogo productos tecnicos forestales VALLFIREST.

Brigadas de refuerzo en incendios forestales del Ministerio de Medio Ambiente. BRIF.

Posted by Firestation en 10/06/2010

UN MEDIO DE COBERTURA NACIONAL

Desde 1992, las BRIF son unidades helitransportadas de personal altamente especializado en la extinción de incendios forestales, que pueden actuar en cualquier punto del territorio nacional donde sean necesarios.

Fotografía de un helicóptero y una brigada BRIF durante un  incendio

En 1992, frente la problemática de los grandes incendios forestales y la ante la evidencia de una ausencia de suficiente personal altamente especializado para combatir con eficacia y seguridad este tipo de fuegos a nivel estatal, el ya desaparecido ICONA creó las dos primeras BRIF (Brigadas de Refuerzo en Incendios Forestales). A estos equipos se les dotó de helicópteros de transporte capaces de permitirles actuar en cualquier punto del territorio nacional donde fuera necesario.

Fotografía de una brigada BRIF durante un incendio forestal

Actualmente el MARM tiene en servicio diez BRIF durante la campaña de verano y cinco BRIF de menor tamaño durante la campaña de invierno-primavera en el norte y oeste de la Península. Sus bases se ubican en zonas de alto riesgo de incendio o de elevada riqueza forestal que es necesario proteger. Al mismo tiempo, se buscan localizaciones estratégicas que permitan alcanzar en helicóptero cualquier punto del Estado en un plazo de tiempo razonable.

Tabla de localización de las bases de las brigadas BRIF
Mapa despliegue BRIF-i campaña invierno (febrero - abril)Despliegue BRIF-i campaña invierno (febrero – abril)

Mapa despliegue BRIF-A y BRIF-B campaña verano (junio-octubre)Despliegue BRIF-A y BRIF-B campaña verano (junio-octubre)

UNA ORGANIZACIÓN A MEDIDA DE LAS NECESIDADES

La estructura de los equipos BRIF y el sistema organizativo en el que se encuadran, les permite mantener su actuación continuada allí donde sean necesarios hasta el control del incendio, con los máximos niveles de seguridad y eficacia.

Un equipo BRIF está dirigido por un Técnico con formación forestal universitaria, al que se le exige además formación postgrado especializada en incendios forestales y experiencia previa al frente de unidades helitransportadas de extinción. Este Técnico ha de tener las suficientes capacidades de análisis y toma de decisiones que le permitan dirigir la extinción cuando la BRIF es el primer medio en llegar al incendio.

Fotografía de un helicóptero y una brigada BRIF

Las acciones de extinción son ejecutadas por dos cuadrillas de siete Especialistas BRIF cada una, dirigidas respectivamente por un Capataz Jefe de Cuadrilla, con formación y experiencia adecuadas, que mantiene contacto con el técnico en todo momento. Este sistema de supervisión por niveles, garantiza mantener los máximos niveles de seguridad y eficiencia durante el trabajo en el incendio.

Tabla composición de una brigada BRIF-A
Fotografía de  una brigada BRIF durante un incendio

Cada base BRIF cuenta con tres equipos como el descrito, organizados en tres turnos de trabajo. Dos de ellos cubren las horas diurnas, superponiéndose en las horas centrales del día por ser las de mayor riesgo de ocurrencia de incendios, mientras que el tercero permanece en descanso. Con este sistema organizativo, cuando un equipo acude a un incendio y supera su límite de horas de trabajo mientras que el incendio permanece activo, es sustituido por otro equipo idéntico que mantiene la actuación. El límite de horas trabajando en extinción se establece en ocho, para garantizar que el personal mantiene unas condiciones de seguridad suficientes. Sin embargo, dándose relevos los tres equipos BRIF de una misma base pueden permanecer trabajando continuadamente durante días incluso, hasta que el incendio sea controlado.

FORMACIÓN Y ENTRENAMIENTO: CLAVES DE LA ESPECIALIZACIÓN

Las BRIF son equipos altamente especializados, cuyo personal recibe una formación y entrenamiento continuados que les permitan actuar en situaciones de máxima exigencia.

En sus orígenes, las BRIF recibieron instrucción de personal del U.S. Forest Service, que cuenta con unidades de extinción similares que sirvieron de modelo para su creación. Además de los requisitos necesarios para el ingreso, la especialización del personal BRIF se adquiere a través de una formación y entrenamiento continuados, que superan un tercio de sus horas totales de trabajo a lo largo de una campaña de incendios.

Fotografía de una brigada BRIF trabajando durante un incendio

La formación se organiza en tres niveles. Un primer nivel básico, que incide especialmente sobre la seguridad en las operaciones de extinción. Además de la formación básica obligatoria para el personal de nuevo ingreso, existen contenidos relacionados con la seguridad que deben ser repasados obligatoriamente por todos los componentes de la BRIF al inicio de la campaña, como requisito previo indispensable para acudir a un incendio. En un segundo nivel, se encuentra la formación continuada, basada principalmente en los juicios críticos de actuaciones pasadas en incendio, en las que de un modo participativo todos los componentes de la unidad reconstruyen una actuación anterior, tratando de buscar errores y aciertos, como herramienta de mejora. Por último, el tercer nivel se refiere a aquellas actividades formativas específicas, orientadas a profundizar en conocimientos y capacidades, que por su extensión y exigencia no se pueden conciliar con la campaña de incendios. Por ello, fuera de las épocas de extinción se organizan cursos de especialización en todas aquellas materias que resulten necesarias en cada categoría profesional: manejo de maquinaria, comportamiento del fuego, conducción todoterreno, primeros auxilios, dirección y liderazgo de equipos…

Fotografia de dos operarios de una brigada BRIF trabajando El entrenamiento alcanza a todas aquellas acciones que puedan resultar necesarias durante las operaciones de extinción. Su ejecución con los máximos niveles de seguridad y eficacia, exige no sólo de su conocimiento y repetición, sino que deben llegar a “interiorizarse”, gracias a un entrenamiento constante. Todas las operaciones de extinción, embarque y desembarque del helicóptero, manejo de equipos y herramientas, etc. deben repetirse de forma sistemática hasta alcanzar la eficiencia deseada.

Fotografia  de una brigada BRIF junto a un helicópteroHay un aspecto del entrenamiento que tiene especial relevancia: la preparación física. La condición física de cada miembro de la BRIF, define no sólo su capacidad de trabajo sino que condiciona además su seguridad personal en el incendio. Por ello, la preparación física del personal BRIF se considera, junto con la formación, la base de la seguridad y la eficacia de la unidad. La importancia de este aspecto, hace que su planificación y ejecución esté encargada a profesionales de la actividad física y el deporte, que forman parte del equipo BRIF. Estos profesionales, además de dirigir la preparación física participan en la investigación de las condiciones corporales y ambientales que influyen en el rendimiento del personal, realizando tomas de datos incluso durante la extinción de incendios.

Fotografia  de una brigada BRIF corriendo durante un  entrenamiento

APAGAR INCENDIOS SIN AGUA

Las BRIF asumen muchas veces los sectores más complicados del incendio. El dominio de todas las técnicas de extinción incluido el empleo del contrafuego, es imprescindible en su actuación.

Cuando una BRIF llega a un incendio, trabaja conjuntamente con sus helicópteros de transporte, con los que forma un equipo. Estos apoyan la labor del personal de tierra con el lanzamiento de descargas de agua con helibalde. Sin embargo, su vuelo se interrumpe durante al noche y frecuentemente, durante el verano, las condiciones de muchos incendios forestales son tales que las descargas no suponen la extinción del frente de llama, consiguiendo únicamente una reducción de su intensidad. Por ello resulta imprescindible el personal de tierra para su control.

Fotografia  de una brigada BRIF apagando un incendioDebido a la variedad de situaciones de alta exigencia en las que puede ser requerido, el personal BRIF debe dominar todas las técnicas de extinción, pudiendo trabajar conjuntamente con medios aéreos, maquinaria de tierra o de forma independiente. Cuando existe la posibilidad de utilizar vehículos autobomba, el personal está adiestrado en la realización de tendidos de manguera para la extinción, pero lo más común es que se deba trabajar sin agua.

Fotografia  de una brigada BRIF apagando un incendioCuando las condiciones del frente de llama lo permiten, se trabaja en ataque directo, por sofocación directa de las llamas. Si la intensidad del fuego es tal que no permite acercarse al personal, se trabaja en ataque indirecto, construyendo con herramientas manuales líneas limpias de combustible, por corta de matorral e incluso arbolado y raspado del suelo. Estas líneas sirven para posteriores acciones de ataque directo, o bien como base para realizar posteriores quemas de ensanche de forma segura, de modo que cuando el frente del incendio las alcance se produzca su extinción por falta de combustible.

Fotografia  de una brigada BRIF apagando un incendioUn caso especial del uso del fuego como herramienta de extinción es el contrafuego. Esta técnica consiste en la ignición de una línea de fuego por delante del frente de incendio que se pretende controlar. Si las condiciones meteorológicas, topográficas, de vegetación y comportamiento del incendio son las adecuadas y se han valorado correctamente, se consigue que la línea de fuego prendida en el lugar y momento apropiados, sea succionada por el frente del incendio y avance hacia él, produciéndose la extinción cuando se encuentran ambas líneas de llamas. Lo complicado y arriesgado de esta operación, exige del personal BRIF la máxima preparación y profesionalidad.

Fotografia  de una brigada BRIF apagando un incendio

Posted in Uncategorized | 3 Comments »

Ambiente Termico por calor.

Posted by Firestation en 23/10/2009

calor

Posted in Monografias / Articulos / Investigaciones, Uncategorized | Comentarios desactivados en Ambiente Termico por calor.

 
A %d blogueros les gusta esto: