FireStation.

La biblioteca del parque.

  • nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 748 seguidores

  • Archivos

  • Estadísticas del blog

    • 2.136.975 hits
  • Visitas

  • Meta

Archive for the ‘Siniestros Importantes’ Category

Informe actuacion accidente ferroviario Angrois.

Posted by Firestation en 22/07/2018

Transcripción íntegra del informe:
..
..
20:51 Los bomberos de Santiago llegan al lugar del accidente con una dotación de 8 efectivos, 1 autobomba urbana pesada, 1 autobomba nodriza y 1 vehículo de mando. Al llegar se dan cuenta de la gravedad del siniestro y solicitan la presencia de todos los efectivos desplazados en el operativo de los fuegos del Apóstol (9 efectivos y el jefe de bomberos). Se encuentran con un vagón en el campo de la fiesta, con personas atrapadas en su interior, cuerpos tirados en todo su perímetro y una humareda procedente de las vías. En ese momento ya han llegado a la zona del siniestro la Policía Local, Policía Nacional y personal del 061. En un primer momento se centran en la extinción del incendio de la máquina trasera y el acceso al vagón contiguo, donde hay personas atrapadas.
20:55 Llega el segundo equipo de bomberos de Santiago (10 efectivos: 9 bomberos más el “jefe” José Ramón Sánchez). Van llegando efectivos del Cuerpo Nacional de Policía, que colaboran con los bomberos en la extracción de las víctimas. También es muy importante la presencia de vecinos, que desde un primer momento colaboran en las tareas de rescate. El primer equipo continúa con el rescate del primer vagón. Las comunicaciones son deficientes, los sistemas de comunicación resultan poco operativos. El segundo equipo se centra en el abordaje de otros vagones…
21:03 La Policía Local, en vista de la gravedad del accidente, solicita al 112 la presencia de todos los Bomberos posibles. Continúan las labores de extinción y rescate de víctimas. A partir de este momento son activados varios cuerpos de bomberos (Deza, Ordes, Arzúa, Sta Comba y Boiro) así como varias agrupaciones de protección civil y emergencias municipales (Boqueixón, Teo y Brión). Desde el parque de bomberos de Santiago se empieza a llamar al personal disponible para que se acerquen al Parque.
21:18 El coordinador de los parques del Consorcio de A Coruña (Mauricio Calvo) informa a 112 que los bomberos de Ordes, Arzúa, Boiro y Sta Comba (13 efectivos en total) van de camino y solicita información del accidente.
21:21 El Grupo de Apoyo Logístico (GAL) informa al 112 que va a movilizar el Puesto de Mando Avanzado (PAM).
21:31 Llegan los Bomberos de Veicar-Ordes (Veicar es una empresa privada). Se dirigen a los compañeros que están trabajando en la zona superior de la intervención (Campo da Festa) y preguntan qué hacer. Acto seguido se les encomienda que se ocupen de colaborar en las labores de abastecimiento de agua y transporte de material a los bomberos de Santiago actuantes.
21:32 Al Parque de Bomberos de Santiago va llegando personal, algunos voluntarios y otros pertenecientes al turno entrante. Un grupo de 7 bomberos se desplazan al lugar del accidente (tercera dotación).
21:40 Llegan los bomberos de Veicar-Arzúa. Se termina el rescate de los heridos del vagón de cola por parte del primer equipo de intervención de Santiago. El rescate lo realizan con la imprescindible colaboración de efectivos de la Policía Nacional.
21:45 Llegan los bomberos de Deza. Preguntan qué hacer. En este momento todavía no existe un mando único que dirija la intervención. El GAL sale de su base (Silleda) con un semirremolque con equipos de iluminación y el PAM.
21:50 Entre voluntarios y el turno de guardia entrante (el relevo se da diariamente a las 22:00) hay 8 efectivos dispuestos a desplazarse al accidente aunque no hay vehículos disponibles. Se realizan gestiones para que dicho personal se desplace en vehículos policiales.
22:05 Los bomberos de Santiago solicitan equipos de iluminación para poder trabajar. Desde el 112 les informan que van de camino. Todavía no ha llegado el PMA. Llegan 2 voluntarios de protección civil de Brión.
22:08 La cuarta dotación de bomberos de Santiago llega al lugar del accidente. Van llegando diversas agrupaciones de protección civil. Se van incorporando al operativo de manera espontánea, ayudando en lo que pueden. No existe ninguna coordinación de la intervención. Más de 1 hora y media después del accidente, en el lugar del siniestro se encuentra personal de todo tipo: bomberos funcionarios, bomberos privados, personal de protección civil, policías locales, policías nacionales, guardias civiles, sanitarios y un gran número de vecinos, todos ellos trabajando en varias zonas, organizados en equipos de trabajo surgidos de manera espontánea. Ya empieza a haber demasiada gente. Una vez retirados la mayoría de los heridos, se continúan retirando cadáveres. A esa misma hora el coordinador del Consorcio (Mauricio Calvo) está preguntando al 112 cómo llegar al lugar del accidente.
22:20 Llegan los bomberos de Natutecnia-Santa Comba. Preguntan a un sargento de Santiago qué hacer y les indica que coloquen un equipo de iluminación. El sargento Martínez de bomberos de Santiago va tomando iniciativas de mando.
22:27 Al no haber llegado los medios de iluminación, los bomberos de Santiago reiteran la petición al 112. No ha llegado aún el PMA (máximo responsable y coordinador oficial).
22:33 Los bomberos de Coruña a través del 112 ofrecen personal y material. El 112 los mantiene a la espera. En este momento, la mayoría de los supervivientes han sido retirados de los restos del tren.
23:15 La última víctima retirada con vida es una mujer que permanecía atrapada por el eje de un vagón, para cuyo rescate se hace necesaria la presencia de una grúa de gran tonelaje.
..
La AXEGA, el Grupo de Apoyo Logístico y el PMA
Al tratarse de un accidente de gran magnitud, catalogado como de nivel 2 (carácter autonómico), la entidad que asume la coordinación del operativo y presta asistencia material a través del 112 es, en este caso, la Axencia Galega de Emerxencias (AXEGA).
Para llevar a cabo esta asistencia la AXEGA cuenta con el Grupo de Apoyo Logístico (GAL), que según la propia web de la AXEGA tiene como finalidad prestar la asistencia material requerida por los organismos y servicios de intervención en las emergencias, complementándolos y dándoles apoyo logístico en aquellas situaciones que así lo exijan o cuando sea preciso movilizar al lugar de la emergencia recursos materiales especializados por parte de la Administración Autonómica.
El GAL está a disposición de la Administración u organismo que lo necesite.
Los llamados grupos de apoyo logístico a las intervenciones está compuesto por un técnico de emergencias de la AXEGA, que es el coordinador del grupo, y ocho bomberos profesionales. El grupo está operativo 24 horas al día, 365 días al año, con al menos tres especialistas de guardia y es movilizado a través del CAE 112-Galicia en un tiempo que no excede los 45 minutos. Su base está ubicada en el municipio de A Estrada, a 25 minutos de Santiago de Compostela.
..
¿Qué ocurrió con el PMA y los equipos de iluminación?
La realidad es muy distinta a lo que dice la página web. La gestión del GAL y, por tanto, la movilización de los medios materiales, se realiza a través de la empresa privada Natutecnia, que también es gestora de varios parques comarcales de bomberos.
La función de esa empresa consiste en gestionar y contratar al personal encargado de movilizar dichos medios. Este personal está formado en su mayoría por bomberos comarcales que reciben un sobresueldo de dudosa legalidad (algunos en nómina y otros en forma de dietas), que deben cumplir un número de horas presenciales y otras localizables para hacerse cargo de los vehículos en caso de ser necesario.
No hay ningún bombero funcionario que se encuentre integrado en este grupo de apoyo y se desconoce el sistema de acceso a ese puesto.
El día del accidente, la persona encargada de movilizar la PMA era un Bombero de Natutecnia As Pontes, por lo que se recurrió a otro más cercano (A Baña) que tuvo que desplazarse hasta La Estrada con la consecuente demora que ello supone.
Finalmente, el PMA y el remolque de iluminación llegaron al lugar del siniestro casi 2 horas después del accidente. Se puede concluir que su movilización no tuvo en la práctica relevancia alguna en el éxito del operativo.
..
El 112 y el servicio de rescate
El Centro de Atención de Emergencias (CAE 112) depende de la AXEGA. En la comunidad autónoma este servicio es gestionado de manera indirecta a través de otra empresa privadaTelemark.
A través del 112, la AXEGA moviliza medios y coordina el operativo cuando es necesario. El personal del 112 es en todo caso el encargado de filtrar y gestionar las llamadas referidas a la emergencia, tanto las entrantes como las salientes o de activación, debiendo garantizar la máxima eficacia en la transmisión de los datos relativos a cada siniestro e informar de la eventual activación de cualquiera de los distintos niveles de emergencia decretados por la AXEGA.
Para ello, Telemark cuenta con un equipo humano distribuido en turnos de trabajo, de manera que se garantiza la presencia las 24 horas de 6 operadores de teléfono y un coordinador de sala. Por encima de este coordinador existen 3 técnicos de la AXEGA: uno de operaciones y logística, un técnico de radio y comunicaciones y un técnico de análisis de riesgos y actualización del catálogo de medios.
..
Fallos de coordinación
Tal y como se deduce del parte de intervención del 112, la coordinación del accidente de Angrois desde el punto de vista del 112, muestra graves deficiencias:
1.- Supuestamente, el nivel 2 de emergencia (autonómico) se debe activar en los primeros minutos. De ser así, existe un protocolo de aviso a medios de rescate en función de proximidad y capacidad. La orden de aviso no parece atender a ninguno de estos criterios. Después de los bomberos de Santiago (20:46) son avisados por este orden: protección civil de Boqueixón (21:02), bomberos de Deza (21:02), bomberos de Veicar-Ordes (21:06), protección civil de Teo (21:11), protección civil de Brión (21:13) y bomberos de Veicar-Boiro (21:15). Asimismo, la demora en el aviso a los distintos servicios parece en algunos casos excesiva.
2.- En ningún caso se informó a los medios del nivel de activación de emergencia establecido.
3.- La información del lugar del accidente es defectuosa: los distintos servicios de emergencias reciben instrucciones imprecisas de cómo llegar y del lugar exacto del accidente. En un primer lugar se habla del lugar de Gamás, en Marrozos. Los bomberos de Natutecnia-Santa Comba hasta en dos ocasiones reciben instrucciones de dirigirse a la carretera de Sergude, en Marrozos, lo que provoca que se retrase su llegada.
4.- No se tiene en cuenta en ningún momento la posibilidad de activar a otros servicios de emergencia públicos, como los de Pontevedra, A Coruña y Vigo, parques estos dotados de capacidad humana y material mayor que cualquiera de los parques comarcales de gestión privada. Teniendo en cuenta que los primeros bomberos comarcales en llegar fueron los de Veicar-Ordes 50 minutos después del siniestro, debería haberse contado con la posibilidad de activar a cualquiera de los parques municipales, cuyo tiempo de respuesta podría ser igual o mejor.
Del análisis del parte de la intervención se puede concluir que se actuó de manera poco coordinada e improvisada y con un criterio poco definido, priorizando la activación de los parques de gestión privada y agrupaciones de protección civil.
..
Priorización de servicios de emergencia
Después de la activación de los bomberos de Santiago (hasta 33 efectivos entre personal de servicio, turno entrante y bomberos que se presentaron voluntariamente), se priorizó la activación de los parques comarcales de bomberos (4 de los 5 movilizados son privados). El principal inconveniente reside en el escaso número de efectivos con el que cuenta cada uno de ellos.
Entre los 5 parques aportaron 16 efectivos a la intervención. Tenemos constancia de que entre los parques municipales de A Coruña, Pontevedra y Vigo, en los primeros minutos hubiera habido personal suficiente disponible para triplicar esos 16 efectivos.
Hay que recordar que de los 5 parques movilizados, 4 de ellos lo son por la fórmula de gestión indirecta (empresas privadas), siendo únicamente el de Deza el que se gestiona de forma directa (personal laboral).
La privatización de un servicio de bomberos tiene como principal inconveniente el hecho de introducir una preocupante variable en el sistema de emergencias: el lucro o beneficio de la empresa encargada de su gestión.
La participación de la empresa privada no aporta ningún tipo de valor añadido ya que su intervención se refiere exclusivamente a la gestión y contratación del personal. Tampoco supone un abaratamiento de costes, no hay más que comparar los presupuestos del parque de Deza con cualquiera de sus homólogos privados.
También se ha hablado estos días del gesto de los bomberos de la empresa Veicar que estaban en huelga, decidiendo desconvocarla, lo cual les honra y que incluso fue utilizado por las autoridades con fines propagandísticos.
La realidad es que de poco sirvió su gesto ya que, aun estando dispuestos a salir hacia el accidente, su empresa no les permitió acudir, ni siquiera les permitió sustituir a sus compañeros ausentes para no dejar descubierto el territorio. Por último, los bomberos de los Parques Comarcales que acudieron al siniestro recibieron la orden de regresar a sus Parques de origen a las 23:30, cuando todavía no estaba cerrado el operativo, con la escusa de que debían dar cobertura a sus respectivos territorios.
Es importante señalar que el Consorcio tiene un número de horas por bombero de libre disposición que puede utilizar según convenga. Estas horas se utilizan generalmente para cubrir bajas laborales. En el caso del accidente de Angrois no se echó mano de este sistema para cubrir a los Parques que quedaron desatendidos, prefiriendo retirar a los Bomberos del siniestro y permitiendo que permaneciesen operativos numerosos voluntarios, realizando labores propias de Bomberos profesionales.
No se puede consentir que, una vez pasados los primeros momentos de una intervención de este calibre, se siga echando mano de personal voluntario, pudiendo contar con equipos de bomberos profesionales que estaban disponibles.
..
Efectivos y coordinación. Presencia de un mando único
Según el Plan Territorial de Emergencias de Galicia (PLATERGA), en una emergencia declarada de nivel 2 se nombrará como director del puesto de mando avanzado (PMA al titular de la unidad de coordinación operativa de la AXEGA (DIREGA) (¿Villanueva o Rueda?), además existirá la figura del director de operaciones, que será asumido por el gerente de la AXEGA (Juan José Muñoz), asumiendo este último la coordinación de los mandos de cada unidad operativa perteneciente a cada Grupo.
Los componentes de los diferentes grupos operativos que se encuentren actuando en el lugar del siniestro, lo harán bajo las órdenes de su superior jerárquico inmediato. Estas órdenes proceden de los coordinadores correspondientes situados en el PMA, garantizando, como se refleja en el artículo 44.3 de la ley 5/2007, un mando operativo único profesional en las intervenciones que así lo requieran. En el operativo de Angrois participan varias personas, de diverso rango y cualificación, que van apareciendo en escena y adquiriendo distinto protagonismo.
En un primer momento, el personal de intervención esta compuesto por 2 mandos intermedios (cabos) y 6 bomberos. Uno de los cabos se hace cargo de la primera fase de la intervención, donde la coordinación se centra en la extinción del incendio de la máquina trasera y el abordaje al vagón más próximo al fuego. La segunda dotación está compuesta por un sargento, un cabo y 6 bomberos. Con ellos llega también el jefe del servicio de bomberos.
Este segundo equipo se encarga de la evacuación de los otros vagones. En este momento el trabajo está dividido en varios equipos que trabajan de manera independiente. Una hora y media después del accidente llega al lugar del siniestro el coordinador de los parques del Consorcio de A Coruña, cuya (graduación y) denominación es la de suboficial. Este suboficial no tiene mando desde el punto de vista operativo ya que es un mero intermediario entre el Consorcio y los parques de gestión privada de la provincia de A Coruña. Sus funciones son meramente administrativas.
Desde el punto de vista operativo, es a partir de las 22:20 cuando el sargento de Santiago junto con el jefe de bomberos toman ciertas iniciativas de mando sobre el conjunto de medios, como solicitar material de iluminación. En la práctica, en el lugar del accidente había una cóctel de uniformes de cada uno de los servicios implicados (más de 20, entre bomberos y voluntarios) con un mando por unidad y muchos sin saber qué hacer.
..
El PAM no se constituyó hasta pasadas las 22:30,
por lo que no hubo una coordinación general de medios
Desde el punto de vista del operativo de rescate, no existió una coordinación de los medios que se fueron incorporando (bomberos privados, grupos de protección civiles, grumires…). El personal se iba incorporando y no tenían a quien dirigirse. Se iban acercando a 11 de15 los propios Bomberos de Santiago o se incorporaban de manera espontánea a grupos de trabajo surgidos en diferentes puntos. Mediada la intervención era posible ver equipos formados por personal de diversa índole, incluidos los vecinos de Angrois.
Esta situación es comprensible en los primeros momentos, pero no más de 1 hora y media después del accidente. A las 23:30 el personal del parque de Santiago se organiza, se retiran los bomberos que llegaron en un primer momento y se distribuyen tareas. El suboficial del Consorcio se hace cargo de su personal y les ordena el regreso a sus respectivas bases.
El resto de personal queda a la espera de las órdenes de sus respectivos jefes. No existió hasta el momento un mando único que ejerciera la dirección del operativo, distribución de trabajos, establecimiento de prioridades, manejo de la logística, etc.
Esto no significa que la organización de los trabajos de cada uno de los equipos que se fueron constituyendo no se hiciera de manera coordinada dentro de la descoordinación general. En ningún caso se pone en duda el buen hacer y la profesionalidad de todos y cada uno de los intervinientes, así como la buena fe y voluntad de los vecinos de Angrois.
..
CONCLUSIONES
Los bomberos de Santiago queremos, en primer lugar, reconocer la labor realizada en el siniestro a todos aquellos que participaron en el operativo. Todos ellos son los verdaderos artífices del éxito de la intervención. Entendemos por éxito el resultado final traducido en el número de personas rescatadas con vida y la minimización en la medida de lo posible de las lesiones de los heridos.
En este sentido no podemos reprocharle nada a nadie y consideramos que se actuó con celeridad y diligencia. Ahora bien, nuestra crítica se refiere al sistema, al funcionamiento general de los servicios de emergencia y, concretamente, a los servicios contraincendios y de salvamento: Un sistema que no está basado en una finalidad de servicio público, ni en la calidad ni en la capacidad técnica de sus integrantes.
No puede existir en Galicia un plan real de coordinación de los servicios de emergencia cuando existen tantos y tan variados grupos de actuación (bomberos funcionarios, bomberos privados, bomberos laborales, grumires, etc.), con diversidad de formas de acceso y formación, así como de contratación, como tampoco existe un sistema eficaz de integración capaz de hacerlos trabajar al unísono cuando es necesario hacerlo.
No criticamos a los compañeros que participaron en el rescate de Angrois, criticamos a nuestros políticos, queconstruyeron una AXEGA ineficaz, asentando su funcionamiento sobre intereses privados, con una Academia Galega de Seguridade inoperativa, donde la gran inversión de capital publico se ha dilapidado con escaso uso práctico.
Criticamos la falta de preparación técnica de los bomberos, la inexistencia de una carrera profesional que asegure la correcta formación del personal en todas sus escalas y niveles. Criticamos la gestión privada de un servicio que debe ser a todas luces público que garantice la capacidad y la igualdad de las personas que forman parte de los cuerpos de bomberos, asegurando al mismo tiempo la protección de los derechos y libertades públicas de los ciudadanos.
Criticamos la falta de capacidad de nuestros dirigentes para gestionar con eficacia la intervención de Angrois, desde la coordinación del 112 hasta la ejecución de las labores de organización atribuidas a la AXEGA.
..
¿Por qué salió “bien”?
En el servicio de extinción de incendios de Santiago de Compostela no se reponen las jubilaciones desde el año 2006. El cuadro de personal está compuesto por 57 efectivos. Esto supone que en invierno se establecen como servicios mínimos 8 bomberos (1 de ellos en la centralita). Durante el período estival los servicios mínimos se establecen en 9 bomberos.
El día del accidente era la víspera del Apóstol por lo que el Servicio estaba reforzado con 9 bomberos más. Además, la proximidad con la hora del cambio de turno (22:00 horas) hizo que otro equipo de 9 Bomberos estuviera de camino.
Finalmente fueron 33 los bomberos que participaron en las primeras horas del rescate. Un número inigualable en cualquier otra fecha/hora del año. El resto de dispositivos de otros colectivos (policías nacionales, guardias civiles, policías locales, sanitarios, etc.) también se encontraban en una situación excepcional en cuanto a número y disponibilidad.
Los bomberos de “la capital”
Es de todos sabido el abandono que sufrimos en general los bomberos en Galicia, pero muy especialmente resulta sangrante la situación de dejadez que venimos experimentando en el servicio de extinción de incendios y salvamento del Ayuntamiento de Santiago de Compostela.
Las consecuencias de esta dejadez son un parque de bomberos que quedó en una promesa, una plantilla que se va mermando y unos medios materiales que se encuentran lejos de estar a la altura de lo que corresponde a la capital de Galicia.
El día 24 de julio, al igual que durante los incendios forestales del 2006, una vez más, los bomberos de Santiago supieron estar a la altura de las circunstancias, a la altura de los únicos jefes legítimos que reconocemos: los ciudadanos. Esperamos no haberlos defraudado. Pero los ciudadanos también tienen derecho a estar informados. Por ello queremos compartir con ellos nuestras reflexiones, porque son ellos los que se merecen que el servicio público se preste con la calidad debida, por encima de cualquier otro interés político o empresarial.
Por todo esto los bomberos de Santiago pedimos:
* La profesionalización de los servicios de emergencia y salvamento de Galicia. Priorizando la gestión pública del Servicio de Bomberos, con la aprobación de un Estatuto profesional, tal y como recoge la Ley de Emergencias de Galicia.
* La existencia de una carrera profesional que garantice la formación y el acceso a los distintos niveles profesionales en base a los principios de igualdad, mérito y capacidad.
* La creación de una agencia gallega de emergencias profesional y operativa, constituida por personal cualificado y que sea capaz de integrar eficazmente los medios de las diferentes Administraciones públicas de la comunidad autónoma.
* El dimensionamiento correcto y eficaz de los parques de bomberos, muy especialmente en ciudades de particular singularidad como Santiago de Compostela, que debe ser ejemplo para las demás.
Santiago de Compostela, a 9 de agosto de 2013.
 
NOTA:
El documento transcrito fue firmado por los representantes sindicales de los bomberos del Ayuntamiento de Santiago: Elisardo Otero Formoso (CC OO); Xabier Villar Bello (CIG), y José Luis Sánchez Castro (UGT).

Posted in Siniestros Importantes | Comentarios desactivados en Informe actuacion accidente ferroviario Angrois.

Articulos CFBT. Incendios y tecnicas de lucha contra incendios.

Posted by Firestation en 13/01/2018

“De brandweerman” es una revista flamenca que aparece 5 veces al año. Se distribuye a la mayoría de los bomberos de habla holandesa en Bélgica. Karel Lambert escribe un artículo sobre lucha contra incendios (interior) para cada número de la revista.

Traducidos por Manuel Izquierdo.

1. Evolución en el conocimiento de la lucha contra incendios interiores 01_ES 
2. Un incendio con falta de aire 02_ES 
3. Incendios eólicos. Incendios condicionados por el viento. 03_ES 
4. Backdraft 04_ES 
5. Respondiendo a un Fuego de Chimenea – Caso de Éxito 05_ES 
6. La forma más familiar de Progreso Rápido del Fuego: Flashover 06_ES 
7. Nuevos conocimientos sobre la ventilación 07_ES 
8. Posts dentro de una red: ¿nuevas tácticas? 08_ES 
9. Encendido por gas de ignición 09_ES 
10. Información sobre el procedimiento de entrada de puerta 10_ES 
11. Lucha contra incendios: Comando y táctica 11_ES 
12. Posicionando ventiladores 12_ES 
13. Introduccion a la ventilacion por presion positiva 13_ES 
14. Una nueva aproximacion al enfriamiento de gases 14_ES 
15. Por que el agua extingue el fuego 15_ES 
16. Progreso rápido del fuego: un resumen 16_ES 
17. Soluciones para el progreso rápido del fuego 17_ES 
18. “El edificio es tu enemigo” 18_ES 
19. Entrenamiento de fuego vivo: beneficios y riesgos 19_ES 
20. Que es el flujo de aire 20_ES 
21. Ataque transicional 21_ES 
22. Fuego y aperturas de ventilacion 22_ES 
23. Lucha contraincendios 3D 23_ES 
24. Manejo de mangas 24_ES
25. Higiene en los incendios 25_ES 
26. Convirtiendo robots en bomberos que piensan 26_ES 
27. El corta  humos 27_ES 
28. Mirando más de cerca los incendios con poca ventilación 28_ES 
29. Qué hacer en caso de incendio 29_ES 
30. Incendios de construcción: Incendio de aislamiento en todas partes 30_ES 
31. Ataque directo 31_ES 
32. Accidente en Ukkel 32_ES 
33. El arte de leer el incendio 33_ES
34. Limites de inflamabilidad 34_ES
35. Pensamientos acerca de las lineas de alta presion 35_ES
36. Construccion ligera 36_ES 
37. Tomando decisiones 37_ES

 

http://www.cfbt-be.com/en/

Posted in Agentes Extintores, Agua, Flashover, Flashover/Backdraft, Hidraulica, Incendios, Incendios Urbanos, Investigacion de Incendios, Mando y control, Manuales, Monografias / Articulos / Investigaciones, Siniestros Importantes, Tecnicas de Intervencion, Teoria del fuego, VPP | 1 Comment »

Víctimas de incendios en España en 2016

Posted by Firestation en 03/11/2017

Posted in Incendios, Monografias / Articulos / Investigaciones, Prevencion, Siniestros Importantes | Comentarios desactivados en Víctimas de incendios en España en 2016

Mayores incendios en lugares de reunión pública, discotecas y establecimientos comerciales.

Posted by Firestation en 19/03/2017

Los 10 incendios más mortales en lugares de reunión pública y discotecas en la historia de EE.UU.

Teatro Iroquois
30 de diciembre, 1903.
Muertes: 602

Discoteca Cocoanut Grove, Boston, MA
28 de noviembre, 1942
Muertes: 492

Teatro Conway, Brooklyn, NY
5 de diciembre, 1876
Muertes: 285

Salón de Baile Rhythm Club, Natchez, MS
23 de abril, 1940
Muertes: 207

Teatro de la ópera Rhoads, Boyertown, PA
13 de enero, 1908
Muertes: 170

Carpa del circo Ringling Brothers and Barnum & Bailey
6 de julio, 1944
Muertes: 168

Beverly Hills Supper Club, Southgate, KY
28 de mayo, 1977
Muertes: 165

Discoteca The Station, W. Warwick, RI
20 de febrero, 2003
Muertes: 100

Happy Land Social Club, Bronx, NY
25 de marzo, 1990
Muertes: 87

Teatro Richmond, Richmond, VA
26 de diciembre, 1811
Muertes: 72
Fuente: Archivos de grandes incidentes de NFPA
Actualizado: 11/12

Los 10 incendios mas mortales en discotecas en el mundo

Discoteca Cocoanut Grove, Boston, MA
28 de noviembre, 1942
Muertes: 492

Disco/Salón de baile, Luoyang, China. (El incendio comenzó en otra parte del centro comercial y se expandió a la disco.)
25 de diciembre, 2000
Muertes: 309

Salón de Baile Rhythm Club, Natchez, MS
23 de abril, 1940
Muertes: 207

Discoteca República Cromagnon, Buenos Aires, Argentina
30 de diciembre, 2004
Muertes: 194

Beverly Hills Supper Club, Southgate, KY
28 de mayo, 1977
Muertes: 165

Ozone Disco Club, Quezon City, Filipina
18 de marzo, 1996
Muertes: 160

Discoteca Lame Horse, Perm, Rusia
4 de diciembre, 2009
Muertes: 154 (mejor información disponible el 7 de enero, 2010)

Club Cinq, St. Laurent du Pont, France
20 de noviembre, 1971
Muertes: 143

Discoteca The Station, W. Warwick, RI
20 de febrero, 2003
Muertes: 100

Happy Land Social Club, Bronx, NY
25 de marzo, 1990
Muertes: 87

Fuente: Archivos de grandes incidentes de NFPA
Actualizado: 11/12

Incendios más mortales fuera de EEUU en tiendas de comida o bebida, desde 1970

. Supermercado Ycuá Bolaños, Asunción, Paraguay, 1 de agosto de 2004, 426 fatalidades, 510 heridos y 154 buscados. (Diario ABC, Asunción Paraguay, 8/09/04)
. Edificio de usos múltiples, Osaka, Japón, 13 de mayo de 1972, 118 fatalidades (el supermercado ocupaba el tercer y cuarto piso, la mayor parte de las fatalidades fue de ocupantes en la discoteca en el séptimo piso).
. Tienda de golosinas, Celaya, México, 26 de septiembre de 1999, 53 fatalidades (Fuentes solamente de medios de prensa).
. Edificio de 9 pisos de usos múltiples, Nanchong, China, 1 de marzo de 2002, 19 fatalidades (el fuego inicio en el departamento de comida) (Fuentes solamente de medios de prensa).
. Supermercado, Amagasaki, Japón 18 de marzo de 1970, 15 fatalidades.
Nota: la NFPA no tiene ningún record de incendios en los EEUU en este tipo de estructuras durante estos años con 15 o más fatalidades, con la excepción de un incendio en una heladería, que se incluye con tiendas de comida para propósitos de codificación, que fue resultado de un estrello de avión.

Fuente: Incendios conocidos por NFPA y grabados en la base de datos Organización de Datos de Incidentes de Incendios (FIDO, por sus siglas en inglés) de la NFPA.

Los 10 incendios estructurales más mortales fuera de EEUU en tiendas, desde 1970

. Supermercado Ycuá Bolaños, Asunción, Paraguay, 1 de agosto de 2004, 426 fatalidades, 510 heridos y 154 buscados. (Diario ABC, Asunción Paraguay, 8/09/04
. Mesa Redonda, Lima, Perú, 29 de diciembre de 2001, 280 fatalidades (Fuentes solamente de medios de prensa).
. Centro Comercial, Borneo, Indonesia, 23 de mayo de 1997, 130 fatalidades (Fuentes solamente de medios de prensa).
. Edificio de usos múltiples, Osaka, Japón, 13 de mayo de 1972, 118 fatalidades (el supermercado ocupaba el tercer y cuarto piso, la mayor parte de las fatalidades fue de ocupantes en la discoteca en el séptimo piso). 
. Tienda de 9 pisos, Kumamoto, Japón, 28 de noviembre de 1973, 103 fatalidades. 
. Tienda de 3 pisos, Tangshan, China, 14 de febrero de 1993, 80 fatalidades (Fuentes solamente de medios de prensa).
. Tienda de 3 pisos, Bogor, Indonesia, 28 de marzo de 1996, 79 fatalidades (Fuentes solamente de medios de prensa).
. Puesto de Mercado, Ciudad de México, México, 11 de diciembre de 1988, 62 fatalidades (Fuentes solamente de medios de prensa).
. Tienda de golosinas, Celaya, México, 26 de septiembre de 1999, 53 fatalidades (Fuentes solamente de medios de prensa).
. Centro Comercial, Jilin, China, 15 de febrero de 2004, 53 fatalidades (Fuentes solamente de medios de prensa).
Nota: la NFPA no tiene ningún record de incendios en los EEUU en este tipo de estructuras durante estos años con 50 o más fatalidades , con la excepción de un incendio en una heladería, que se incluye con tiendas de comida para propósitos de codificación, que fue resultado de un estrello de avión.

Fuente: Incendios conocidos por NFPA y grabados en la base de datos Organización de Datos de Incidentes de Incendios (FIDO, por sus siglas en inglés) de la NFPA.

Posted in Incendios, Incendios Urbanos, Investigacion de Incendios, Monografias / Articulos / Investigaciones, NFPA Journal, Siniestros Importantes | Comentarios desactivados en Mayores incendios en lugares de reunión pública, discotecas y establecimientos comerciales.

Observando incendios en los bosques boreales de Canada.

Posted by Firestation en 11/05/2016

image082

Posted in Desastres Naturales, Incendios, Incendios Forestales, Monografias / Articulos / Investigaciones, Siniestros Importantes | Comentarios desactivados en Observando incendios en los bosques boreales de Canada.

Estudio de la dispersión e incendio de nubes inflamables de gas (GNL y GLP)

Posted by Firestation en 04/04/2016

image122

Documentos con el texto completo de esta tesis

Ficheros Tamaño Formato
TDVS1de1.pdf 4.448 MB PDF

 

 

DEGADIS  https://www3.epa.gov/scram001/dispersion_alt.htm#degadis
DEGADIS simulates the atmospheric dispersion at ground-level of area source dense gas (or aerosol) clouds released with zero momentum into the atmospheric boundary layer over flat, level terrain.  The model describes the dispersion processes which accompany the ensuing gravity-driven flow and entrainment of the gas into the boundary layer.

Model Code
Executables (ZIP, 3.2MB)
Source Code, NMAKE files, and Recompile Instructions (ZIP, 266KB)
Test Cases, Batch Files, and Results for Comparison (ZIP, 334KB)

Model Documentation
Readme (PDF, 60KB)
User’s Guide (PDF, 9.6MB)
Evaluation of Dense Gas Simulation Models (PDF, 3.5MB)
Latest Model Change Bulletin (TXT, 1KB)

 

 

 

Posted in Incendios, Industria, MM.PP., Monografias / Articulos / Investigaciones, Riesgo Quimico, Siniestros Importantes, Teoria del fuego | Comentarios desactivados en Estudio de la dispersión e incendio de nubes inflamables de gas (GNL y GLP)

Guia para el desarrollo de simulaciones y simulacros de emergencia y desastres

Posted by Firestation en 22/06/2015

image117

Posted in Manuales, Prevencion, Proteccion civil, Siniestros Importantes | Comentarios desactivados en Guia para el desarrollo de simulaciones y simulacros de emergencia y desastres

EL ACCIDENTE AÉREO DE SPANAIR Y LA GESTIÓN DE CRISIS

Posted by Firestation en 21/04/2015

image099

Posted in Mando y control, Monografias / Articulos / Investigaciones, Proteccion civil, Rescate, Siniestros Importantes | Comentarios desactivados en EL ACCIDENTE AÉREO DE SPANAIR Y LA GESTIÓN DE CRISIS

Lecciones aprendidas del incendio de La Riba de Saelices – Guadalajara 2005

Posted by Firestation en 19/04/2015

image098

Posted in Formacion, Incendios, Incendios Forestales, Monografias / Articulos / Investigaciones, Siniestros Importantes, Tecnicas de Intervencion | Comentarios desactivados en Lecciones aprendidas del incendio de La Riba de Saelices – Guadalajara 2005

Característica de Seguridad/Riesgo de Seguridad. Escaleras de incendios.

Posted by Firestation en 01/04/2015

Por Carl Baldassarra

 externstairwaydetail_16403

Hace 100 años, en su primer informe presentado al Comité Ejecutivo, el nuevo Comité de Seguridad Humana de la NFPA hizo sonar la alarma sobre los medios de escape de incendios. Un siglo después, todavía estamos luchando contra los problemas que presenta esta tecnología de la era victoriana

En el verano de 1975, se desató un incendio en los pisos más altos de un edificio de apartamentos de cinco pisos, revestido de piedra arenisca, situado en Back Bay, Boston. Los bomberos estaban en el lugar del hecho, con un camión escalera y la dotación participó en el rescate de una joven y de su pequeña ahijada, desde un escape de incendio de un piso superior.

Cuando uno de los bomberos estaba a punto de ayudar a la mujer y a la niña a llegar hasta la escalera, se derrumbó el escape de incendio. Un fotógrafo de un periódico hacía tomas de la dramática escena, y capturó el momento en el que el escape de incendio se desprendió, y la mujer y la niña se desplomaron hacia abajo, cayendo sobre la acera, mientras el bombero se aferraba a la escalera. La mujer murió en el lugar; la niña sobrevivió. Periódicos y agencias de noticias de todo el mundo divulgaron las imágenes— el fotógrafo, Stanley Forman, ganaría un premio Pulitzer por su trabajo de ese día — y se comenzaba el debate sobre la necesidad de códigos de seguridad contra incendios más severos, lo que llevó a que en algunos casos las municipalidades adoptaran reglamentaciones más estrictas que incluían disposiciones para escapes de incendio exteriores.

En NFPA, el debate llevaba ya décadas. Cien años antes, el Comité de Seguridad Humana de la NFPA, recientemente designado, se ocupaba de llevar a cabo un minucioso análisis de la seguridad contra incendios y de edificios. Creado en 1913 como parte de la respuesta de la NFPA al incendio ocurrido en la Triangle Waist Company, el devastador incidente ocurrido en 1911 en una fábrica de indumentaria de la Ciudad de Nueva York, en el que murieron alrededor de 150 personas, el comité dedicó sus primeros años al análisis de los incendios de mayor envergadura que provocaron pérdidas de vidas no solamente el de Triangle, sino también el incendio del Teatro Iroquois ocurrido en Chicago, en 1903 (más de 600 víctimas fatales), el incendio de la Escuela de Lake View, ocurrido en Collinwood, Ohio, en 1908 (en el que murieron 175 personas), el incendio de la fábrica de indumentaria Binghamton, ocurrido en el estado de Nueva York, en 1913 (31 víctimas fatales) y otros. Desde el principio, el comité reservó algunas de sus más duras críticas a los escapes de incendio, que solía considerar como una solución problemática para el problema aún mayor de sacar a las personas de un edificio, de manera rápida y segura ante un incidente de incendio.

Después del incendio de Triangle, las municipalidades de todo el país habían comenzado a promulgar leyes que requerían medios de emergencia para egresar desde edificios y las escaleras exteriores hechas de hierro forjado se transformaron en el método predominante para obtener dichos medios—aunque no sin generar nuevos problemas. En su informe presentado al comité ejecutivo de la NFPA, en 1914, el Comité de Seguridad Humana observó diversos “defectos comunes”, presentes en “un muy alto porcentaje de los escapes de incendio exteriores que actualmente se utilizan”. Entre dichos problemas se incluía la inaccesibilidad, su tendencia a estar desprotegidos contra el fuego y su deficiente diseño—muchos de los escapes de incendio más antiguos eran poco más que una serie de escaleras verticales empernadas a muros exteriores. Entre otros aspectos se incluía la ausencia de escaleras desde el segundo piso hasta la planta baja, condiciones generales deficientes, recubrimiento de hielo y nieve, y su uso como áreas de almacenamiento exteriores por parte de los arrendatarios del edificio. A pesar de dichos defectos, el comité expresó: “Lo cierto es que el escape de incendio exterior es la disposición especial más habitual para un escape, [y] que ello esté escrito en la legislación de los estados, y seguirá siendo así durante mucho tiempo”.

Un siglo después, todavía existen estos problemáticos escapes de incendio en muchos edificios antiguos. Sin embargo, los escapes de incendio generalmente no se encuentran a la vista y entonces tampoco se piensa mucho en ellos; son características de los edificios que se da por descontado son salidas secundarias “adecuadas” sin someterlos a demasiado análisis, aunque pueda ser sencillo para los profesionales en protección contra incendios descartar la capacidad de los escapes de incendio de brindar un beneficio mensurable para el egreso. De hecho, debido a los peligros que plantean los escapes de incendio en sí mismos, no han sido reconocidos como un medio de egreso aceptable en las construcciones nuevas. Desde la creación del Código de Salidas de Edificios—el precursor del NFPA 101, Código de Seguridad Humana—en 1927. La alternativa es la escalera con cerramiento certificada contra incendios, que también fue reconocida en la edición de 1927 del Código de Salidas de Edificios como un medio de egreso suficientemente confiable y de fácil uso, y con el que la mayoría de las personas tienen experiencia por el uso diario que hacen.

Pero, mientras los esfuerzos de preservación en todo el país procuran mantener los viejos edificios, y mientras estas estructuras son tenidas en cuenta para ser renovadas como parte de las acciones de remodelación de sus principales barrios, los escapes de incendio generalmente se incluyen como parte de los medios de egreso de dichos edificios. Dada nuestra tendencia a pasarlos por alto, se pierden, a veces, las oportunidades de hacer cumplir los requisitos de adecuación de las aberturas protectoras y de perfeccionar el acceso a los escapes de incendio. El riesgo de incendio asociado con algunos de estos edificios no siempre es evidente: un grave incendio en un piso inferior requeriría que muchas personas utilicen los escapes de incendio, sometiéndolos a una prueba física que podrían no haber tenido durante décadas, si es que alguna vez la tuvieron. Nuestras ciudades más antiguas están repletas de edificios con escaleras centrales únicas, o incluso con escaleras sin cerramientos, lo que coloca en un nivel aún más alto de importancia a los escapes de incendio como el medio de egreso secundario.

Si bien el uso real de los escapes de incendio para un egreso de emergencia no se somete frecuentemente a prueba, los riesgos siguen vigentes. Un trágico incidente de incendio en el Edificio de la Administración del Condado de Cook, situado en el centro de Chicago, ocurrido en 2003, se llevó la vida de seis personas. Una encuesta posterior, realizada en cientos de edificios de altura de la ciudad reveló un sinnúmero de deficiencias relacionadas con los escapes de incendio existentes, desde aberturas en muros no protegidas a condiciones de acceso difíciles o casi imposibles—problemas estos, idénticos a aquellos criticados por el Comité de Seguridad Humana de la NFPA casi un siglo antes y características estas, comunes en los escapes de incendio en comunidades de todo el país. Todos los escapes de incendio exteriores conllevan interrogantes fundamentales: en última instancia, ¿puede el escape de incendio ser usado de manera eficaz cuando sea necesario, ya sea por los ocupantes del edificio o por los socorristas de emergencias? ¿Se mantendrá anexado al edificio si se utiliza? ¿Funcionarán conjuntamente las piezas que lo componen? ¿Puede ser útil para los ocupantes de un edificio que tengan discapacidades?

Esos interrogantes, en y por sí mismos, no constituyen un problema. Para los profesionales en incendios, la dificultad—y nuestra actual problemática con esta heredada tecnología de los escapes de incendio es que, con demasiada frecuencia, no tenemos respuestas.

Cómo hemos llegado aquí: una breve historia de los escapes de incendio
La construcción de edificios de mayor altura en los Estados Unidos comenzó a mediados del siglo diecinueve. Muchos de esos edificios tenían solamente una única escalera de madera abierta, ubicada en el centro del edificio y conectada a los corredores que utilizaban los apartamentos o áreas de oficinas, generalmente con una configuración de “sin salida”. Si bien eran convenientes, estas escaleras eran el único y exclusivo medio de acceso y egreso diario, y presentaban un doble riesgo: ser tanto inutilizables en un incidente de incendio como de ser un medio para la rápida propagación vertical del fuego. A ello le siguieron diversos incendios fatales.

En 1860 en la Ciudad de Nueva York, se requirió que todos los edificios residenciales de más de ocho unidades tuvieran un medio de escape secundario. Ese mismo año, Baker y McGill, de la Ciudad de Nueva York, patentaron un diseño que incorporaba casi la totalidad de los componentes principales de lo que actualmente reconocemos como el tradicional escape de incendio de balcones de hierro exterior, que constaba de una serie de escalones o escaleras ajustables o estacionarios.

En respuesta a un impulso para la reforma de viviendas, en 1867 el Estado de Nueva York aprobó la primera Ley de Casas de Vecindades (Tenement House Act), que obligaba a que todos los inquilinatos nuevos y existentes estuvieran equipados con escapes de incendio. Sin embargo, se consideró que la ley no era lo suficientemente específica como para ser efectiva, ya que solamente requería que los inquilinatos tuvieran escapes de incendio o “algún otro” medio de egreso aprobado. Se incluyeron mejoras graduales en la segunda Ley de Casas de Vecindades, aprobada en 1870 y en sus enmiendas, adoptadas en 1887.

El Día de San Patricio, en 1899, se desencadenó un incendio en el segundo piso del Hotel Windsor, de la Ciudad de Nueva York. El fuego se propagó rápidamente, dejando atrapadas a una gran cantidad de personas que estaban en los pisos superiores del edificio de siete plantas. El edificio contaba con una pequeña cantidad de escapes de incendio, aunque algunos informes indicaban que las oleadas de fuego que salían de las ventanas habían provocado su calentamiento excesivo, lo que impedía que pudieran ser utilizados. Las habitaciones para huéspedes estaban equipadas con sogas previstas para ayudar a la gente a ir hacia un lugar seguro; la dificultad de descender por una soga fue descripta, en uno de los relatos, como “un acto que solamente puede requerirse de un gimnasta”, e incluso muchos de quienes podían hacerlo eran obligados a soltar la soga cuando esta quemaba sus manos. Como resultado, muchas personas cayeron y murieron o saltaban de las ventanas para escapar de las llamas; el derrumbe de la estructura mató a muchas otras personas. Murieron casi 90 personas en el incidente. El incendio dio lugar a un torrente de protestas sobre el uso de sogas como un medio de escape. Se presentaron nuevos proyectos de ley para escapes de incendio en el Estado de Nueva York, que incluían las más pormenorizadas disposiciones sobre su construcción y uso.

Un momento decisivo para la seguridad de los edificios tuvo lugar el 26 de marzo de 1911, cuando un incendio ocurrido en Triangle Waist Co., una fábrica de indumentaria ubicada en los pisos octavo, noveno y décimo de un edificio de once pisos situado en la parte meridional de Manhattan, se llevó la vida de casi 150 empleados, en su mayoría niñas y mujeres jóvenes. La atroz pérdida de vidas fue atribuida en parte a la existencia de salidas interiores inadecuadas y bloqueadas, así como a un escape de incendio situado en la parte posterior del edificio que se derrumbó y provocó la muerte de una gran cantidad de personas que intentaban huir. Fueron consideradas responsables de la tragedia, la falta de una autoridad global en la Ciudad de Nueva York que exigiera el cumplimiento de las reglamentaciones y la vaguedad de la ley sobre salidas. El Artículo 103 del código de edificación de la ciudad incluía en su texto “correctos y suficientes” escapes de incendio, escaleras u otros medios de egreso, y dejaba que los términos “correcto/a y suficiente” fueran interpretados por cada inspector.

El impacto del incendio de Triangle repercutió más allá de Manhattan y del Estado de Nueva York. NFPA comenzó a debatir sobre la seguridad humana después de lo sucedido en Triangle, y ello incluyó una determinante evaluación de los escapes de incendio. Esas conclusiones, publicadas en el informe trimestral de la asociación en 1911, fortalecían la actitud del público acerca de la disminución de la seguridad del escape de incendio exterior:

Desde hace ya largo tiempo se ha reconocido que el habitual formato exterior de la serie de escalones de tipo escalera de hierro anclada en el costado del edificio resulta lamentablemente engañosa. Durante un cuarto de siglo este dispositivo ha sido el principal elemento de tragedia en todos los incendios que provocaron pánico. Atravesando sucesivamente las aberturas de ventanas de cada uno de los pisos, las lenguas de fuego que salían de las ventanas de cualquiera de los pisos obstruían el descenso de todos los que estaban en los pisos situados encima. Sus plataformas generalmente son lastimosamente pequeñas y una desesperada corrida hacia ellas desde varios pisos al mismo momento hace que se congestionen y atasquen irremediablemente. Se trata de una improvisada creación fruto de la avaricia de los dueños de propiedades; y que con frecuencia se vuelven aún más inútiles por la ignorancia de los arrendatarios que las abarrotan de botellas de leche, neveras y otras obstrucciones.

Como resultado del incendio en Triangle y de otros incendios en los que hubo gran cantidad de víctimas fatales, NFPA creó el Comité sobre Seguridad Humana en 1913, a fin de que se formularan las recomendaciones requeridas para mejorar la seguridad en las salidas de edificios. Los informes del comité se publicaron en forma de panfletos, entre ellos el de “Escaleras exteriores para salidas de incendio” (1916). El comité no reconocía a los escapes de incendio como un medio de egreso aprobado para las construcciones nuevas y solamente los recomendaba para corregir deficiencias en los edificios existentes.

El trabajo del comité contribuyó a la creación del Código de Salidas de Edificios, que fue aprobado en 1927. El Código de Salidas de Edificios incluía una nueva disposición que especificaba a las escaleras exteriores, y no a los escapes de incendio, como un medio de egreso exterior. Las escaleras exteriores aplicaban criterios más rigurosos que los de los escapes de incendio respecto del ancho, huellas, contrahuellas, materiales de construcción y de la protección de la escalera desde un espacio interior del edificio mediante aberturas certificadas. El código también incluía lo siguiente:

201. Las escaleras exteriores especificadas en este código son muy superiores a los escapes de incendio ordinarios que comúnmente se encuentran en los edificios existentes. Estos escapes de incendio absolutamente inadecuados, endebles, pronunciados, no protegidos contra el fuego en la estructura a la que están adosados, constituyen, realmente, una amenaza, ya que dan una falsa sensación de seguridad. Dichos escapes no están reconocidos en este código.

Aún las mejores escaleras exteriores construidas de acuerdo con lo establecido en este código presentan serias limitaciones que pueden evitar su efectivo uso al momento de un incendio. Incluso cuando se brinde protección en las ventanas, las condiciones pueden ser tales que el fuego (o el humo proveniente del fuego) en los pisos inferiores puede hacer que las escaleras se vuelvan intransitables antes de que los ocupantes de los pisos superiores hayan tenido tiempo para utilizarlas. Las escaleras exteriores pueden estar bloqueadas por nieve, hielo o aguanieve en el momento en que son más necesarias.

Es probable que las personas que utilizan las escaleras exteriores a una altura considerable sientan temor y desciendan, si lo hacen, a una velocidad mucho menor que con la que lo hacen por escaleras situadas en el interior de un edificio. . . Los ocupantes de edificios no las utilizarán tan prestamente en caso de incendio como lo harán con el medio de salida habitual, la escalera interior. Debido a que se trata de un dispositivo de emergencia de uso no habitual, su mantenimiento puede no ser tenido en cuenta.

A pesar de sus defectos, los escapes de incendio han funcionado de manera eficaz durante décadas y han contribuido a salvar innumerables vidas durante incidentes de incendio y otras emergencias. El incendio ocurrido en 1946 en el Hotel LaSalle de Chicago mostró, al menos, un éxito parcial de los escapes de incendio. El hotel de 1000 habitaciones fue construido en 1909 y se lo consideraba “el más confortable, moderno y seguro del área occidental de la Ciudad de Nueva York”. Se desató un incendio cerca del vestíbulo poco después de la medianoche que se propagó rápidamente; los trabajos de remodelación y la existencia de una escalera abierta permitieron que el denso humo subiera por la totalidad de altura de los 22 pisos del hotel, dejando a las escaleras intransitables. De las 61 personas que murieron en el incendio, la mayoría fallecieron por inhalación de humo. Aproximadamente 900 huéspedes pudieron abandonar el edificio, muchos de ellos a través de los escapes de incendio. Las fotografías periodísticas del incidente claramente mostraban filas de huéspedes moviéndose tranquilamente por los escapes de incendio en zigzag del edificio. El incendio llevó a que el municipio de la ciudad de Chicago promulgara nuevos códigos de edificación para hoteles y procedimientos para el combate de incendios, entre ellos la instalación de sistemas de alarma automática e instrucciones para la seguridad contra incendios en el interior de las habitaciones de hoteles.

Uno de los últimos edificios de arquitectura trascendental que incluía escapes de incendio fue el Edificio del Commonwealth, actualmente conocido como Edificio de la Equidad, situado en Portland, Oregón. Diseñado por Pietro Belluschi, un reconocido arquitecto modernista, fue uno de los primeros edificios de altura construido con metal y vidrio (originalmente de 12 pisos, posteriormente de 14) edificado hasta la fecha. Fue finalizado en 1948 con grandes elogios y en 1982 recibió el premio a los 25 años otorgado por el Instituto Americano de Arquitectos. Figura también en el Registro Nacional de Lugares Históricos.

El edificio fue un ejemplo precoz de un sistema de muro de cortina sellado, con aire acondicionado central—un diseño que en apariencia no es congruente con los escapes de incendio exteriores. Sin embargo, no son muchas las construcciones que se han efectuado antes, y los códigos no han sido, aparentemente, actualizados para que contemplen, o prohíban el uso de, escapes de incendio exteriores. Presumiblemente, quien desarrollaba el proyecto lo que quería era maximizar la dimensión de área rentable e insistía en que se utilizaran escapes de incendio en lugar de escaleras interiores. Se considera que el resultado es un raro ejemplo de un rascacielos de metal y vidrio posterior a la Segunda Guerra Mundial que cuenta con un escape de incendio.

De aquí en adelante
El Código de Seguridad Humana ha favorecido a las escaleras interiores protegidas para las construcciones nuevas desde su inicio en 1927, disposiciones que se mantienen en el código hasta la actualidad. Sin embargo, los escapes de incendio exteriores pueden ser agregados a la mayoría de los edificios —las ocupaciones educacionales son una excepción notable—cuando esté permitido por las autoridades locales. En esos casos, no obstante, no se permiten escaleras, debido a la dificultad de utilizarlas en condiciones adversas; ni el acceso a través de ventanas, que también presenta dificultades para llegar de manera segura al escape de incendio. Solamente se permite el acceso a través de puertas que cumplan con los criterios especificados.

El código también incluye disposiciones sobre la inspección y mantenimiento de los escapes de incendio. Como muchas otras características para la seguridad contra incendios, el mantenimiento de los escapes de incendio es esencial para garantizar su uso y su seguridad. Los escapes de incendio deben mantenerse libres de obstrucciones, debe haber un libre acceso dentro del edificio a través de puertas y ventanas, los protectores de aberturas resistentes al fuego deben estar debidamente instalados y debe mantenerse la integridad estructural del escape de incendio y sus anclajes a la estructura del edificio. Este es un enfoque crítico para la inspección de los escapes de incendio; en enero, una persona murió y dos resultaron gravemente heridas cuando se derrumbó un escape de incendio del tercer piso de un edificio de apartamentos de Filadelfia. Durante una celebración de cumpleaños, las personas habían salido al balcón del escape de incendio para fumar.

La oxidación es la principal amenaza para el deterioro del hierro fundido y forjado. Si se deja que el proceso continúe, el metal puede deteriorarse completamente. La prevención y eliminación de herrumbre es el primer paso para la conservación de los escapes de incendio. La oxidación también se produce cuando la humedad se acumula en juntas, grietas y fisuras de la mampostería a la que está anclado el escape de incendio. La corrosión puede provocar el deterioro del hierro y de la mampostería, lo que debilita el anclaje a la estructura. Los pernos deberían ser quitados e inspeccionados como parte de la inspección regular de los escapes de incendio. Podría ser necesario reemplazar la ferretería si el deterioro es serio. El descuido durante un largo plazo puede llevar a una falla estructural que incluya la pérdida del anclaje al muro de mampostería.

Si bien la misma exposición al fuego es ampliamente reconocida como una amenaza a la integridad estructural del hierro forjado expuesto, dicha consideración no era generalmente tenida en cuenta en la instalación de escapes de incendio. No hay antecedentes claros sobre este tema. Es evidente que el impacto de las llamas sobre la estructura de soporte durante un período de tiempo suficiente eventualmente debilitaría el material y provocaría una falla. Ese tema, sin embargo, no ha sido contemplado en los criterios de instalación de escapes de incendio más allá de las protecciones para aberturas requeridas, presumiblemente en beneficio de los ocupantes del edificio que podrían estar expuestos durante el uso del escape de incendio.

Durante largo tiempo se ha presumido que el uso de escapes de incendio por parte del público en condiciones de emergencia es una experiencia indeseable, a juzgar por el informe del Comité sobre Seguridad Humana de hace casi 100 años. Esta no es una inquietud infundada, dado que generalmente no se entrena a las personas ni se hacen simulacros sobre el uso de los escapes de incendio. El comportamiento humano también indica que muchas personas considerarán extremadamente indeseable salir por un escape de incendio, en general sobre una plataforma enrejada a muchos pies de altura y frecuentemente con un clima adverso o en la oscuridad. Estos dispositivos han sido claramente previstos para ser utilizados como un último recurso en caso de que las vías interiores se vuelvan inutilizables. Por estos motivos, el mantenimiento de un acceso libre y la prueba regular de los componentes operativos es aún más importante para evitar lesiones durante el egreso de ocupantes inexpertos y no entrenados, así como de los socorristas que podrían necesitar hacer uso de los escapes de incendio en una emergencia.

En general, puede argumentarse que, basándose en una revisión de diversos códigos actuales, los requisitos de inspección y mantenimiento de escapes de incendio son incongruentes y podrían hacerse más estrictos. Si bien los códigos generalmente son claros acerca de que no pueden usarse escapes de incendio en las construcciones nuevas, son pocos los requisitos que contemplan a los escapes de incendio de los edificios existentes. Tanto NFPA 1, Código de Incendios, como NFPA 101 solamente incluyen referencias generales para el mantenimiento de escapes de incendio. Aparte del requisito de mantener los medios de egreso libres de obstrucciones, no hay criterios específicos sobre la frecuencia o método para la inspección, pintura o prueba de carga de los escapes de incendio. (La edición 2012 del Código Internacional de Incendios ha ampliado en cierta medida los criterios para inspección, prueba y mantenimiento.) Una revisión general y la modificación de los códigos podrían representar una mejora significativa en los criterios para inspección y mantenimiento, y la correspondiente mejora en la seguridad humana para los ocupantes de edificios y los socorristas. Grupos tales como la Asociación Nacional de Escapes de Incendio están trabajando para una mayor concientización y ofrecen entrenamiento y servicios sobre escapes de incendio. Reglas y reglamentaciones normalizadas pueden contribuir a aumentar el tiempo de vida de los escapes de incendio existentes.

Además, criterios adicionales para la mejora de la protección y el arreglo del acceso a los escapes de incendio al momento de llevar a cabo las renovaciones de un edificio deberían estar específicamente incluidos en los códigos de incendio y en los códigos de edificación existentes. Dichas renovaciones pueden ser la única oportunidad razonable de mejorar el nivel de seguridad que brindan los escapes de incendio durante el tiempo de vida de un edificio.

Los escapes de incendio continuarán siendo parte del entorno de un edificio en los próximos años y es fundamentalmente importante que sean apropiadamente inspeccionados y mantenidos, y que nuestros códigos y normas se mantengan vigilantes en la formulación de los criterios para así hacerlo a los propietarios y a la comunidad responsable de hacer cumplir lo establecido. Asimismo, al momento de llevar a cabo las renovaciones principales de un edificio, los profesionales de diseño deberían eliminar el uso de escapes de incendio mejorando otras características para el egreso, siempre que fuera factible. Nos arriesgamos a una tragedia mayor al permitirles que se oculten a plena vista.

Carl Baldassarra es un ingeniero certificado en protección contra incendios de Chicago

– See more at: http://www.nfpajla.org/?activeSeccion_var=50&art=634#sthash.cRdMvFLG.dpuf

Posted in Edificacion, Historia, Incendios, Incendios Urbanos, Legislacion, NFPA Journal, Prevencion, Señalizacion Emergencias, Siniestros Importantes | Comentarios desactivados en Característica de Seguridad/Riesgo de Seguridad. Escaleras de incendios.

Directrices para evaluaciones de emergencia

Posted by Firestation en 18/12/2014

directrices para evaluaciones de emergencia

Posted in Desastres Naturales, Proteccion civil, Siniestros Importantes, Tecnicas de Intervencion | Comentarios desactivados en Directrices para evaluaciones de emergencia

Recursos de informacion para preparativos y respuesta. Plantillas, fichas, formularios, listados.

Posted by Firestation en 02/11/2014

CRID

Formularios y herramientas para el manejo de información de uso frecuente en emergencias, como la elaboración de planes, informes de situación, evaluaciones de campo, solicitudes e inventarios de recursos, etc. Algunos se ofrecen en formato editable para facilitar su utilización o modificación según las necesidades.

Distribución de suministros

Extraído de: Sitio Web Cruz Roja Costarricense

word Formato predistribución de suministros modificado
word Formato distribución de suministros modificado

Evaluaciones

Extraído de: Metodología de evaluación rápida para la asistencia humanitaria (REDLAC) (2006)
Grupo de Trabajo de Riesgos, Desastres y Emergencias del Comité Permanente Interagencial de la Región Americana y el Caribe (REDLAC)

pdf Cuestionario guía para evaluaciones rápida humanitaria
pdf Lista corta de verificación para la evaluación rápida
pdf Formulario de evaluación rápida
pdf Reportes resultantes de la evaluación rápida

Extraído de: Instructivo de la ficha de evaluación inicial de daños y necesidades
Secretaría Técnica de Gestión de Riesgos de Ecuador (STGR)

pdf Ficha de evaluación inicial de daños y necesidades (Informar dentro las primeras 8 horas)

Extraído de: Directrices para evaluaciones de emergencia (2005)
Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR)

pdf Modelo a utilizar en las evaluaciones rápidas y detalladas

Extraído de: Indice de seguridad hospitalaria: Formularios para la evaluación de establecimientos de salud de mediana y baja complejidad (2010)
Área de Preparativos para Situaciones de Emergencia y Socorro en Casos de Desastre (PED/OPS)

pdf Formulario 1: Información general del establecimiento de salud
pdf Formulario 2: Ficha de evaluación del nivel de seguridad del establecimiento de salud
pdf Formulario 3: Plan de intervención para mejorar el nivel de seguridad

Monitoreo de emergencias

Extraídos de: REDHUM Red de Información Humanitaria para América Latina y el Caribe

excel Plantilla para lista de contactos
excel Plantilla para lista de donaciones de recursos
excel Plantilla para la información de productos
excel Plantilla para el monitoreo de indicadores

Simulaciones y simulacros

Extraído de: Guía para el desarrollo de simulaciones y simulacros de emergencias y desastres. (2010)
Área de Preparativos para Situaciones de Emergencia y Socorro en Casos de Desastre (PED/OPS)

word Ficha técnica de ejercicios de simulación
word Formulario de evaluación para la simulación
word Ficha técnica para simulacros
word Formulario de evaluación para el simulacro
word Formularios para la evaluación de simulacros

Posted in Desastres Naturales, Materiales, Proteccion civil, Rescate, Simuladores, Siniestros Importantes, Tecnicas de Intervencion | Comentarios desactivados en Recursos de informacion para preparativos y respuesta. Plantillas, fichas, formularios, listados.

Los accidentes no son parte de la profesión del bombero!

Posted by Firestation en 29/09/2014

Tantad

Article: Los accidentes no son parte de la profesión del bombero!
Posté le 01 mars 2011 à 02:44:24 par pl.lamballais

WARNING

El bombero es un hombre que trabaja en terrenos que a veces es peligroso. Al igual que el carpintero puede deslizarse del techado de una casa, el constructor caerse de un andamio o el pescador caerse al mar, ellos no tendrian por lo tanto ninguna posibilidad de sobrevivencia
Atrapado por lo tanto en la imagen idealizada (cliché) que le gusta pasar, y por la devociòn y adoraciòn de la gente, el bombero relativamente toma poca atención a su seguridad, al no considerar los peligros que enfrenta. Pero él es un trabajador como cualquier otro. Y si creemos que su actividad es aún más peligroso, entonces en la medida debe tener más cuidado, y su comportamiento debe ser ejemplar en términos de seguridad.
A nuestro entender, en el mundo de habla francesa, la CSST (Comisión de Salud y Seguridad en el Trabajo de Quebec) es la única organización en analizar los accidentes de los bomberos en concordancia a sus procedimientos, asi como los accidentes que involucran a los trabajadores en una misión con equipamiento, habilidades y reglas. Con su amable permiso, publicamos un documento, una especie de grito de guerra de alarma que lanza la CSST para los bomberos. Algunos dicen que no cambia y no cambiará nada. El final del documento y las sanciones impuestas a los empleadores podrían hacer que algunas personas puedan reflexionar.
CSST CSST suena la alarma: Los accidentes no son parte de la profesión del bombero!

 

Montreal, 3 de febrero de 2009CSST dio a conocer hoy los resultados de su investigación sobre la muerte de dos bomberos. El 4 de marzo de 2008, Mathieu Emond, bombero a tiempo parcial en la ciudad de Varennes, murió en un incendio que destruyó una casa en Varennes. Cinco días después, 9 de marzo de 2008, André Manseau, también bombero a tiempo parcial, murió mientras combatía un incendio en una zona residencial del municipio de Val-des-Monts en Outaouais. En ambos casos, la formación y la supervisión sobre el uso de un equipo autónomo de protección respiratoria son insuficientes.En cinco años, luego de estos dos casos, cuatro bomberos murieron de asfixia. Un promedio de 500 accidentes que involucran los bomberos ocurren cada año. La CSST desea que la comunidad de bomberos se preocupen por auto-cuidarse, y se desea sensibilizar la conciencia de los bomberos de Quebec, respecto a la importancia de la de los equipos de protección respiratoria. No hay espacio para la improvisación en una profesión como bombero.Varennes: Evaluación de los eventos

En la noche del 3 al 4 marzo de 2008, Mathieu Emond, de 26 años, con dos de sus compañeros hacen una a ofensiva en una casa, en llamas Entran en el sótano para localizar el fuego. Emond se retira la careta facial del equipo autonomo y alerta a sus colegas que ha caido. Un colega informa por radio al comandante y trata de levantar a Emond y no lo puede conseguir. Los equipos de rescate se forman, pero los intentos de rescate son inútiles. El cuerpo del bombero se encuentra en la mañana. Él murió de intoxicación por monóxido de carbono.

La CSST identifica tres causas del accidente en Varennes

En primer lugar, la gestión de las operaciones de rescate es deficiente, así como la gestión de los equipos de protección personal.  Para estos dos elementos, los bomberos no habían recibido la instrucción y capacitación necesaria y no tienen el equipo especializado para realizar un rescate. Por último, el diseño de la válvula de tubería de los principales equipos de protección respiratoria permite su cierre accidental.

Varennes: Requisitos de CSST

La CSST exige a los empleadores que todos los bomberos porten sus alarmas personales para problemas durante un incendio y que les proporcionen un radio portátil emisor-receptor equipado con un micrófono que puede ser usado en el hombro y tambien una linterna va a garantizar que todas las alarmas de incendio en el puerto sus problemas personales durante un incendio y que se le proporciona un transmisor-receptor portátil de radio equipado con un micrófono se puede utilizar en el hombro y una linterna. Además, el empleador debe capacitar a los bomberos a utilizar equipos de protección respiratoria, incluyendo una sesión sobre su seguridad en las maniobras necesarias en caso de fallas en los metódos de rescate de un bombero en dificultades.

Val-des-Monts: Evaluación de eventos

El 9 de marzo de 2008, los bomberos utilizan una manguera de incendios en el garaje de una casa para combatir un incendio dentro de una residencia. A petición de sus superiores, no usan la careta del equipo de protección respiratoria para conservar el contenido de las botellas de aire autocontenido. Se oye un crujido. André Manseau, 18, grita a sus colegas para que salgan. El techo del garaje colapsa. Manseau se convierte en un prisionero de los escombros y esta con vida. Él es llevado por sus compañeros después de 45 minutos, pero ya es demasiado tarde, murió por asfixia.

CSST identifica dos causas del accidente en Val-des-Monts

En el garaje que se utiliza para combatir el incendio, su integridad estructural se ve amenazado, y expone a los bomberos ante un peligro de colapso. La supervisión de los empleados con respecto al uso de equipos de protección respiratoria es deficiente, porque un trabajador se encuentra en una zona de aire contaminado sin la careta de protección facial propio del equipo de respiración autonomo.

Val-des-Monts: Requisitos CSST

La CSST exige al empleador establecer las pautas de seguridad sobre las medidas que deben adoptarse en la evaluación del riesgo de colapso estructural, las tareas que pueden realizarse de forma segura por un bombero local aprendiz en el rescate, el número mínimo de bomberos listos para intervenir así como las herramientas y equipos necesarios para un ataque a las condiciones de seguridad dentro de un edificio.

Municipios multado

CSST considera que las ciudades de Varennes y Val-des-Monts-ha actuado de modo no poner en peligro la seguridad de sus empleados. En consecuencia, los informes de violaciónes se emitieron. Para este tipo de delito, la sanción puede ir desde $ 5.000 a $ 20.000 para una primera infracción, o $ 10,000 a $ 50,000 dólares por cada infracción posterior.

Prevenir los riesgos

Para evitar que tales accidentes se repitan y que deben adoptarse medidas para permitir que los bomberos lleven a cabo su trabajo con seguridad, la CSST ha presentado los resultados de sus investigaciones a la Escuela Nacional de Bomberos de Quebec, el Ministerio de Seguridad Pública de Quebec, la Asociación Conjunto del sector – la sección de asuntos municipales, los servicios de seguridad en varios incendios en Quebec y los fabricantes sobre el diseño de un aparato de respiración.

 Los informes de los accidentes mencionados en el texto están disponibles en la zona de descarga, haga clic aquí .

Posted in Monografias / Articulos / Investigaciones, Prevencion, Siniestros Importantes | Comentarios desactivados en Los accidentes no son parte de la profesión del bombero!

SEVESO III. DIRECTIVA 2012/18/UE DEL PARLAMENTO EUROPEO relativa al control de los riesgos inherentes a los accidentes graves en los que intervengan sustancias peligrosas. Comparativa SEVESO II vs. SEVESO III

Posted by Firestation en 23/07/2014

comparativa

Principales modificaciones SEVESO III:

Los principales objetivos perseguidos y modificaciones realizadas son:

  • Hacer la normativa SEVESO congruente con el Reglamento CLP.
  • Aumento y mejora de la participación e información al ciudadano sobre las instalaciones afectadas por la normativa SEVESO.
  • Las inspecciones a realizar a las instalaciones afectadas se realizarán bajo estándares más estrictos con el fin de asegurar la implantación de la directiva y la seguridad en las instalaciones.

Modificaciones de gran importancia o reseñables, estas son:

  • Inclusión de actividades de almacenamiento subterráneo terrestre de gas (con los mismos umbrales que el GLP o GNL) en estratos naturales, acuíferos, cavidades salinas y minas en desuso. Esto afecta a un número creciente de instalaciones de almacenamiento natural de gas y las posibles nuevas perforaciones de gas pizarra o fracking.
  • A efectos de la clasificación del Biogás enriquecido debe tenerse en cuenta la evolución de las normas del Comité Europeo de Normalización (CEN).
  • La Comisión podrá elaborar orientaciones sobre la distancia de seguridad y el efecto dominó.
  • Se incluye dentro del epígrafe de “Productos derivados del petróleo y combustibles alternativos” tanto los fuelóleos como combustibles alternativos. Esto aclara tanto la actual diversificación de combustibles como la clasificación del fuelóleo… y es que se veían por ahí clasificaciones muy raras del fuelóleo (tóxico, peligroso para el medioambiente, …).
  • Se aumenta la tabla donde se incluyen las sustancias químicas de manera específica con sus umbrales de aplicación de la normativa.

 

 

Posted in Industria, Legislacion, Legislacion MM.PP., MM.PP., Riesgo Quimico, Seveso | Comentarios desactivados en SEVESO III. DIRECTIVA 2012/18/UE DEL PARLAMENTO EUROPEO relativa al control de los riesgos inherentes a los accidentes graves en los que intervengan sustancias peligrosas. Comparativa SEVESO II vs. SEVESO III

Analisis de una intervencion: fuego residencial rua Général Leman, en el sector de Mont-à-Leux, Belgica.

Posted by Firestation en 23/03/2014

Tantad

Article: Una intervención de éxito- ¡Buen trabajo! (Hancock)
Enviado el 26 de junio 2011 a las 17:36:23 por pl.lamballais

TACTIQUE

Todos los entrenadores lo saben bien: es desastroso mostrar a los estudiantes lo qué no hacer, ya que es más recordado. Para un simple gesto esto no suele ser un problema, pero para toda una respuesta al fuego, se vuelve más complicado. Internet y especialmente YouTube y Dailymotion están llenas de videos que muestran a los bomberos correr por todas partes, romper ventanas y descargar miles de galones de agua en las casas que, al final, convértense en humo. En otros videos, incapazes de entender lo que se está pasando, quédanse los bomberos enfrente a fenómenos que no controlan, haciendo de vez en cuando acciones no relacionadas con la situación.
Aquellos que ven estos videos se dicen que “son los otros los que trabajan así.” En cuanto al que está en el vídeo, siempre encuentra excusas pues, seamos sinceros, el cuestionamiento no es el más fuerte de los bomberos.
Nada más lejos de nosotros que decir que, en Internet, encontramos solamente intervenciones mal realizadas. Encontramos videos muy buenos de rescates, realizados entre otros por la Brigada de Bomberos de París. Pero está claro que estos videos son excepciones y que se refieren más a menudo a rescates que a ataques externos. Además, por lo general actúan cuerpos de bomberos conocidos, y los otros servicios de bomberos considéranse lejos de tal realidad.Mouscron (Moeskroen en holandés)
La intervención aquí descritos se llevó a cabo sobre el área de Mouscron, una ciudad de unos 55.000 habitantes, situado en la provincia belga de habla francesa de Hainaut, a pocos kilómetros de la frontera francesa. El cuartel principal bastante grande (más de 3000m 2), ocupado por un poco menos de un centenar de bomberos, cuenta con la asistencia de dos puestos, uno situado en Dottignies y el otro en Estaimpuis. Durante el día, están de guardia un caporal y 6 empleados de la ciudad, puestos à disposición del servicio de bomberos a tiempo completo. Dirigido por un oficial profesional, el cuerpo de bomberos de Mouscron puede, durante el día, hacer una partida de ambulancia (2 bomberos) y una partida para el(equipo de cuatro bomberos).  Por la noche, fines de semana y días festivos, la organización del servicio y las guardias se proporcionan únicamente por los bomberos voluntarios.La Intervención
El Martes, 07 de diciembre 2010 a las 13:38, el servicio recibe una llamada a “fuego residencial rua Général Leman, en el sector de Mont-à-Leux. El mensaje dice “explosión de fuego al aceite”, que probablemente significa que el sistema de calefacción (estufa de combustible ubicado en la habitación) se incendió.

Nota: Una estufa de combustible es un sistema de calefacción autónoma, situada en una habitación de la casa y teniendo una reserva de más ó menos diez litros de combustible líquido.  O sea, el fuego de que estamos hablando aquí es un incendio residencial y no de un combustible líquido. Simplemente, la explosión de este producto sin duda ha proyectado líquido en llamas por todas partes, con lo que rápidamente el fuego tomó gran parte de los muebles.

La distancia del cuartel de bomberos à la zona del incendio es de unos 2,5 kilómetros (1,5 millas).
Un minuto más tarde (13:39) el jefe de guardia parte, seguido por el primer auto-bomba, cuya tripulación está compuesta por cuatro hombres, mientras que la segunda bomba es llamada. El equipo de la segunda auto-bomba sólo comprende voluntarios, que no están en los cuarteles, y se tardará varios minutos antes de que sea operativo.

En 13:42 el jefe de servicio está en el escenario de la intervención y dice por radio que el fuego está totalmente desarrollado, y es en la planta baja. Llamas salen violentamente por la ventana y llegan al centro del piso alto. En esta parte de Bélgica, muchas casas están unidas entre sí. El riesgo de propagación, incluso a través de la azotea es por lo tanto muy importante.
La presencia de un testigo con una cámara permitirá ver todo el procedimiento con una cronología precisa.

Unos segundos más tarde, el auto-bomba llega. La tripulación establece una línea de ataque: mangueras de 70 mm (2 ¾), bi-división y mangueras de 45 mm. Esta línea de ataque es puesta en condiciones por la pareja que a continuación llevará a cabo el ataque. El conductor se encarga de su bomba mientras que el jefe del camión ordena a sus hombres. La foto tomada en el establecimiento de esta línea de ataque muestra 13:42 y 56 segundos.

En 13H43min y 8 segundos, el establecimiento está en su lugar. La pareja se está preparando.
La lanza que se utiliza es una lanza de chorro neblina, capaz de entregar hasta 500lpm (135 GPM), el sólo flujo que puede proteger el binomio si hay rápido deterioro de la situación. En este caso, los dos flujos principales de la lanza se utilizarán: 150lpm (40 GPM) para la progresión y 500lpm (135 GPM) para el ataque.
40 segundos más tarde, la pareja está totalmente equipada, los respiradores se han probado, la lanza se ha ajustado y testeado. La progresión comienza. La gestión de la puerta se realiza por el jefe de la tripulación: quedándose a la puerta, en equipamento de protección respiratoria, él controla la ventilación y el vínculo entre el interior y el exterior.

Cada persona tiene su función y la confianza es presente: El conductor se encarga de su pompa y sabe la presión que dar, dependiendo de la lanza utilizada. El jefe no entra: él dio sus órdenes y confia en su binomio adecuadamente formado, que conoce su misión y sabe cómo cumplirla.

No podemos enfatizar lo suficiente: el lugar del jefe no es con la pareja. Su lugar está fuera. Su función es vigilar la posible degradación de la estructura y evitar las acciones parasitas (arranque incontrolado de un ventilador, rotura de ventanas, chorros de água por la ventana etc.). Preservar la integridad de la estructura es mantener el fuego relativamente estable, permitiendo que el binomio de ataque haga bien la extinción. Si la pareja no es eficiente, no sería él entrando con ella, a dar órdenes enfrente al fuego, con el estrés que esto implica, que la acción se llevaría a cabo. Un binomio que no ha sido entrenado para manejar adecuadamente un fuego desde el interior debe permanecer fuera y, en caso de falta de personal capacitado, el ataque será dirigido desde el exterior.

Aquí el personal entra, con un jefe haciendo completa confianza en sus hombres, a sabiendas de que fueron entrenados correctamente.

La pareja progride en el pasillo lleno de humo que conduce a la puerta de la habitación en llamas. La progresión se hace en pequeño caudal (150lpm – 40GPM), utilizando el método de pulsaciones [2]: pulso corto (aproximadamente 1 / 3 de segundo) con un chorro abierto unos 60° para enfriar un gran volumen de humo justo enfrente de la pareja y lo que le permite moverse con seguridad, reduciendo grandemente la tensión térmica (sin vapor), sin causar daños por el agua.
Después de unos segundos de progresión, la pareja llega a la puerta de la sala en llamas. La ventana estndo abierta, el fuego crece rápidamente. Así que el ataque llamado “Combinado” [3] es el elegido: se practica sólo en una habitación ventilada con una abertura en el lateral o posterior del fuego, que es el caso aquí. Comprendendo en proyectar una gran cantidad de agua en un período muy corto de tiempo, este ataque funciona por enfriamiento (absorción de energía térmica) e inertización (sustitución del oxígeno por el vapor producido en el contacto del agua en las paredes ).  El porta lanza ajusta sa lanza en 500lpm (135GPM) y luego traza la letra O (duración aproximada 2 segundos). Dada la violencia del fuego, esto no parece suficiente. Decide entonces trazar una Z (3 segundos de duración) y llega así hasta el final del fuego.

Unos segundos más tarde, el vapor de agua se ha escapado por la ventana, el binomio puede ponerse de pie y acercarse para completar la extinción de focos residuales. Esta extinción se realiza mediante el ajuste de la lanza en chorro directo y su apertura partial para inundar los focos con un hilillo de agua.

Menos de 3 minutos después de comenzar el ataque, la pareja aparece con una botella de gas. Podemos estar casi seguros de que sin una acción rápida, esta botella haria sufrido el calor durante más tiempo con el riesgo de explosión consecuente.

En 13:50 el segundo auto-bomba llega y su tripulación pone inmediatamente una segunda línea de ataque para hacer frente a una eventual recuperación del fuego. Su personal pone también un ventilador que servirá para retirar más rápidamente el humo y ayudar en la finalización.

Cronología

Tiempo Eventos
13:38 pm Recepción de la llamada
13:39 Salida del jefe de guardia y de la auto-bomba 1
13:42 pm Llegada du Cap Lowagie al incendio. Fuego en la planta baja, totalmente desarrollado.
13:42:56 pm Establecimiento de una línea de ataque (70 mm – división – 45 mm – lanza de chorro neblina)
13:43:08 La pareja se prepara para atacar
13:43:49 Comienzo de la progresión con pulsaciones de bajo caudal (150lpm / 40GPM)
13:44:35 ataque combinado (de alto flujo – 500lpm/135GPM O y luego Z)
13:45:20 El fuego se ha extinguido, todavía quedan algunas zonas calientes que se tratan
13:50:50 Llega el segundo auto bomba. Se ponde una segunda línea de ataque, por seguridad
13:56:29 La finalización está en curso.
13:57:26 Se pone el ventilador para eliminar el humo y para ayudar en la finalización
4256 4308 4339
01:42:56 pm 13:43:08 pm 13:43:39 pm
4520 5629 5726
13:45:20 13:56:29 13:57:26

Equipos y medios de establecimiento
Los bomberos de Mouscron han abandonado las lanzas en rollos llamadas “alta presión” debido a su bajísimo caudal (entre 100 y 180 lpm / entre 25 y 45 GPM). Ellos utilizan habitualmente las mangueras de 45 mm (1 ¾), con lanzas neblina capables de prover caudal de 500lpm (135 GPM).
Con el fin de obtener, con mangueras de 45 mm (1 ¾), la máxima facilidad de uso, incluso en equipos pequeños, han optado por mangueras sobre los ombros. Después de extensas pruebas y de lectura de informaciónes disponibles en flashover.fr [4], la solución adoptada es la siguiente:
En el caso de alimentación de larga distancia, utilizan cajas con mangueras de 70 mm (2 ¾)
Para los establecimientos de ataque, utilizan fardos de mangueras de 70 mm (2 ¾), asociados con fardos de mangueras de 45 mm(1 ¾) en Z y 0.
La aplicación se hace con mangueras dobladas: En “Z” para mangueras de 70 (2 longitudes de 20m), mientras que las mangueras de 45 mm se doblan en Z y O (una longitud de 20m doblado en Z, pre-relacionada con una longitud de 20 metros doblada en O).
El método desarrollado se ha estado entrenando en los cuarteles, con un protocolo escrito que define las funciones.

Las lanzas
Después de testes y pasajes en contenedor flashover, la conclusión se ha impuesto: las lanzas ideales para el tratamiento de los incendios locales son las de chorro neblinado cuyo caudal se ajusta con un anillo. Estas lanzas requieren un poco de entrenamiento, pero el resultado vale la pena el esfuerzo. El centro de Mouscron a intercambiado las lanzas originalmente suministradas por el Ministerio, para lanzas marca POK, modelo Turbokador ó Debikador. El centro de Mouscron no utiliza lanzas reguladas (conocidas como “automáticas”). Para el enfriamento del humo, ó sea, durante la progresión, la etapa más peligrosa de los incendios de estructuras, las lanzas dichas “automáticas” se muestran de hecho menos eficientes.

Ventilación
La ventilación mecánica se utiliza sólo para la finalización, una vez plenamente realizada la extinción. Su propósito es evacuar lo más rápido y eficientemente posible el humo, por lo que los gases tóxicos. Además de facilitar la finalización (de los puntos calientes restantes), la ventilación permitirá también poder hacer salir en una atmósfera relativamente sana las personas que estén confinadas para protegerse del humo (dormitorio, baño …)

Durante el ataque, se utiliza el anti-ventilación ó la manutención sin cambio de las aberturas (ventilación “discreta”), esta solución sirviendo a mantener el fuego en una condición estable. Utilizar ventilador sólo en fin de intervención es una decisión dictada por el hecho de que la ventilación “presión positiva” puede tener un impacto positivo, sino también un impacto muy negativo quizás catastrófico. Su uso es particularmente complejo (parece sencillo hasta los accidentes!), requiere personal (presencia constante cerca del ventilador para detenerlo si hay un problema), una excelente sincronisación y así sucesivamente.
Los excelentes resultados obtenidos aquí, sin necesidad de usar ventilador, muestra el valor limitado de este material en vista de las cuestiones y pre-requisitos para su uso.

Materiales y técnicas

Tipo de lanza POK Turbokador 500 [1]
Caudal disponible en la lanza 500lpm (135 GPM)
Caudal utilizado para la progresión 150lpm (40 GPM)
Técnica utilizada para la progresión Pulso: pulsación corta (1 / 3 segundos entre comienzo de la apertura y fin de cierre), lanza en bajo flujo (150lpm – 40 GPM), chorro con un ángulo de apertura de 60°, lanza inclinada 45° hacia el suelo.
Cantidad de agua utilizada para la progresión Cerca de 5 litros (
Caudal utilizado para el ataque 500lpm (135 GPM)
Técnica utilizada para atacar Ataque combinado: gran caudal durante un tiempo muy corto. Trazar letras para limitar el movimiento en el tiempo (O para unos 2 segundos y Z para 3 segundos). Chorro con una abertura de unos 45°, caudal ajustado a 500lpm (135 GPM).
Motivo de la elección del modo de ataque Local adecuadamente ventilado, abertura detrás del fuego
Cantidad de agua utilizada para el ataque Cerca de 45 litros (12 galones)
Cantidad de agua para la progresión y el ataque Alrededor de 50 litros (13.5 galones)
Duración de progresión + ataque Alrededor de 1 minuto y 30 segundos
El tiempo transcurrido entre la llegada a la escena y el final del ataque Alrededor de 3 minutos y 30 segundos
Modo de establecimiento Madejas de mangueras de 70 mm (2 ¾) en Z, bi-división, madejas de 45 mm (1 ¾) en Z + O
Entrenamiento asistido por el personal día Flashover (contenido del curso Tantad [5]), entonces ejercicio en cuartel. Algunos ejercicios de “fuegos reales.”
Ventilación operacional Sólo durante la finalización

Algunas reflexiones …
Desde un punto de vista material, la gestión del personal, enfoque táctico, la duración y contenido de la formación, una intervención como esta lleva a ver un montón de cosas en perspectiva. Esta intervención fue exitosa y tenemos a nuestra disposición las cifras: el tiempo (menos de 4 minutos), la cantidad de agua (unos 50 litros), el personal involucrado (un oficial y un equipo de sólo 4 hombres), el vehículo implicado (una sola auto-bomba de un modelo “básico”), el material utilizado (equipo de protección completo, mangueras y lanza reglable …).

En el caso de que la extinción de un tal incendio habría tenido lugar en 3 o 4 horas, con 100.000 litros (26.000 galones) de água, 4 o 5 camiones y unos treinta bomberos, sería lógico buscar vías de mejora. Como a menudo, estas mejoras no serían buscadas en una optimización de los recursos existentes, sino más bien en una escalada de los materiales (sistema de espuma, una nueva lanza, cámera, herramientas de apertura …) o más personas (más equipos y dispositivos adicionales, tiendas de comando, etc.), todo a hacer más pesados los presupuestos.
Sin embargo, el efecto es a menudo lo contrario de lo deseado: Participar en mayor número hace cada vez mayor confusión, obliga a implantar sistemas de organización, se multiplican los comandos, etc. Aumentar el equipo aumenta la manutención y las necesidades de formación, etc.

La compra o la invención de nuevas lanzas o camiones son justificables para pasar de 50.000 litros a 10.000 litros (13.000 galones a 2.600). Pero aquí, con el equipo que no puede ser más convencional, son sólo 50 a 60 litros de agua (de 13 a 15 galones) que se utilizaron. Y en este caso, admitamos que la mejora es difícil y que justificar una compra con el pretexto de que haría “posiblemente” bajar el consumo de agua en este fuego, por ejemplo, de 60 a 40 litros (15 a 10 galones) sería bastante ridículo.
Es lo mismo para el personal. Es posible optimizar una operación mediante la reducción del número de participantes, pero cuando hay sólo 4 personas en un camión de bomberos, la reducción del número no tiene más significado.

Por supuesto, muchos dirán que pueden hacer tanto bueno. Pero cuando vemos los vídeos de intervenciones en Youtube o Dailymotion, vemos varias cosas: estos videos son por lo general de más de 3 min 30 mismo si comienzan cuando los coches de bomberos ya están en la escena desde hace algún tiempo. A menudo muestran una situación inicial con un fuego menos violento que en la intervención de Mouscron. Pero a lo largo del video, la situación se deteriora y termina a menudo por una destrucción casi total de la casa. Es evidente que, mientras los bomberos Mouscron frenan rápida y definitiva a la evolución del incendio, los videos muestran en general un incendio que se desarrolla a expensas de los bomberos. Por último, los videos muestran por lo general equipos de más de cuatro bomberos y un camión pequeño …

El secreto de Mouscron
Surge entonces la pregunta: ¿cuál es el secreto de Mouscron? Ellos no tienen el equipo mejor, no son super atletas a entrenarse ocho horas al día. ¿Por qué servicios con más personal y más recursos no pueden hacer como ellos?
La respuesta, tratamos de dar en otro artículo. En realidad, es el resultado de un conjunto de detalles, cuestiones muy concretas que hemos reunido, con paciencia y que hemos analizado. Usted verá que se necesita muy poco para hacer bien, pero que no tener estos “detalles” a menudo lleva al desastre.

Por una combinación de circunstancias, por una serie de puntos específicos, los bomberos de Mouscron han alcanzado un nivel que muchos envidian y algunos envidiarán mucho más tiempo. Sólo podemos decirles “¡Buen trabajo!”

[1] – http://www.pok.fr/produit.php?prod=7
[2] – La progresión por el método de pulso. http://www.dailymotion.com/video/x38tg8_progression_tech
[3] – El ataque combinado. http://www.dailymotion.com/video/x3935a_attaque-combinee_news
[4] – “Establecer lo contrario.” Serie de artículos en francés, en los patrones de asentamiento. http://www.flashover.fr
[5] – Flashover grupo internacional de formadores, Tantad es una entidad que lleva a cabo cursos en materia de incendios locales, destinados a los bomberos. Asistencia en la creación de flashover vivienda, formación de formadores flashover, consejos tácticos son algunas de las actividades del grupo. http://www.tantad.com

Posted in Flashover, Formacion, Incendios, Incendios Urbanos, Monografias / Articulos / Investigaciones, Siniestros Importantes, Tecnicas de Intervencion, Teoria del fuego, VPP | Comentarios desactivados en Analisis de una intervencion: fuego residencial rua Général Leman, en el sector de Mont-à-Leux, Belgica.

 
A %d blogueros les gusta esto: