FireStation.

La biblioteca del parque.

  • nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 683 seguidores

  • Archivos

  • Estadísticas del blog

    • 1,902,819 hits
  • Visitas

  • Meta

Archive for the ‘Siniestros Importantes’ Category

Víctimas de incendios en España en 2016

Posted by Firestation en 03/11/2017

Anuncios

Posted in Incendios, Monografias / Articulos / Investigaciones, Prevencion, Siniestros Importantes | Leave a Comment »

Mayores incendios en lugares de reunión pública, discotecas y establecimientos comerciales.

Posted by Firestation en 19/03/2017

Los 10 incendios más mortales en lugares de reunión pública y discotecas en la historia de EE.UU.

Teatro Iroquois
30 de diciembre, 1903.
Muertes: 602

Discoteca Cocoanut Grove, Boston, MA
28 de noviembre, 1942
Muertes: 492

Teatro Conway, Brooklyn, NY
5 de diciembre, 1876
Muertes: 285

Salón de Baile Rhythm Club, Natchez, MS
23 de abril, 1940
Muertes: 207

Teatro de la ópera Rhoads, Boyertown, PA
13 de enero, 1908
Muertes: 170

Carpa del circo Ringling Brothers and Barnum & Bailey
6 de julio, 1944
Muertes: 168

Beverly Hills Supper Club, Southgate, KY
28 de mayo, 1977
Muertes: 165

Discoteca The Station, W. Warwick, RI
20 de febrero, 2003
Muertes: 100

Happy Land Social Club, Bronx, NY
25 de marzo, 1990
Muertes: 87

Teatro Richmond, Richmond, VA
26 de diciembre, 1811
Muertes: 72
Fuente: Archivos de grandes incidentes de NFPA
Actualizado: 11/12

Los 10 incendios mas mortales en discotecas en el mundo

Discoteca Cocoanut Grove, Boston, MA
28 de noviembre, 1942
Muertes: 492

Disco/Salón de baile, Luoyang, China. (El incendio comenzó en otra parte del centro comercial y se expandió a la disco.)
25 de diciembre, 2000
Muertes: 309

Salón de Baile Rhythm Club, Natchez, MS
23 de abril, 1940
Muertes: 207

Discoteca República Cromagnon, Buenos Aires, Argentina
30 de diciembre, 2004
Muertes: 194

Beverly Hills Supper Club, Southgate, KY
28 de mayo, 1977
Muertes: 165

Ozone Disco Club, Quezon City, Filipina
18 de marzo, 1996
Muertes: 160

Discoteca Lame Horse, Perm, Rusia
4 de diciembre, 2009
Muertes: 154 (mejor información disponible el 7 de enero, 2010)

Club Cinq, St. Laurent du Pont, France
20 de noviembre, 1971
Muertes: 143

Discoteca The Station, W. Warwick, RI
20 de febrero, 2003
Muertes: 100

Happy Land Social Club, Bronx, NY
25 de marzo, 1990
Muertes: 87

Fuente: Archivos de grandes incidentes de NFPA
Actualizado: 11/12

Incendios más mortales fuera de EEUU en tiendas de comida o bebida, desde 1970

. Supermercado Ycuá Bolaños, Asunción, Paraguay, 1 de agosto de 2004, 426 fatalidades, 510 heridos y 154 buscados. (Diario ABC, Asunción Paraguay, 8/09/04)
. Edificio de usos múltiples, Osaka, Japón, 13 de mayo de 1972, 118 fatalidades (el supermercado ocupaba el tercer y cuarto piso, la mayor parte de las fatalidades fue de ocupantes en la discoteca en el séptimo piso).
. Tienda de golosinas, Celaya, México, 26 de septiembre de 1999, 53 fatalidades (Fuentes solamente de medios de prensa).
. Edificio de 9 pisos de usos múltiples, Nanchong, China, 1 de marzo de 2002, 19 fatalidades (el fuego inicio en el departamento de comida) (Fuentes solamente de medios de prensa).
. Supermercado, Amagasaki, Japón 18 de marzo de 1970, 15 fatalidades.
Nota: la NFPA no tiene ningún record de incendios en los EEUU en este tipo de estructuras durante estos años con 15 o más fatalidades, con la excepción de un incendio en una heladería, que se incluye con tiendas de comida para propósitos de codificación, que fue resultado de un estrello de avión.

Fuente: Incendios conocidos por NFPA y grabados en la base de datos Organización de Datos de Incidentes de Incendios (FIDO, por sus siglas en inglés) de la NFPA.

Los 10 incendios estructurales más mortales fuera de EEUU en tiendas, desde 1970

. Supermercado Ycuá Bolaños, Asunción, Paraguay, 1 de agosto de 2004, 426 fatalidades, 510 heridos y 154 buscados. (Diario ABC, Asunción Paraguay, 8/09/04
. Mesa Redonda, Lima, Perú, 29 de diciembre de 2001, 280 fatalidades (Fuentes solamente de medios de prensa).
. Centro Comercial, Borneo, Indonesia, 23 de mayo de 1997, 130 fatalidades (Fuentes solamente de medios de prensa).
. Edificio de usos múltiples, Osaka, Japón, 13 de mayo de 1972, 118 fatalidades (el supermercado ocupaba el tercer y cuarto piso, la mayor parte de las fatalidades fue de ocupantes en la discoteca en el séptimo piso). 
. Tienda de 9 pisos, Kumamoto, Japón, 28 de noviembre de 1973, 103 fatalidades. 
. Tienda de 3 pisos, Tangshan, China, 14 de febrero de 1993, 80 fatalidades (Fuentes solamente de medios de prensa).
. Tienda de 3 pisos, Bogor, Indonesia, 28 de marzo de 1996, 79 fatalidades (Fuentes solamente de medios de prensa).
. Puesto de Mercado, Ciudad de México, México, 11 de diciembre de 1988, 62 fatalidades (Fuentes solamente de medios de prensa).
. Tienda de golosinas, Celaya, México, 26 de septiembre de 1999, 53 fatalidades (Fuentes solamente de medios de prensa).
. Centro Comercial, Jilin, China, 15 de febrero de 2004, 53 fatalidades (Fuentes solamente de medios de prensa).
Nota: la NFPA no tiene ningún record de incendios en los EEUU en este tipo de estructuras durante estos años con 50 o más fatalidades , con la excepción de un incendio en una heladería, que se incluye con tiendas de comida para propósitos de codificación, que fue resultado de un estrello de avión.

Fuente: Incendios conocidos por NFPA y grabados en la base de datos Organización de Datos de Incidentes de Incendios (FIDO, por sus siglas en inglés) de la NFPA.

Posted in Incendios, Incendios Urbanos, Investigacion de Incendios, Monografias / Articulos / Investigaciones, NFPA Journal, Siniestros Importantes | Comentarios desactivados en Mayores incendios en lugares de reunión pública, discotecas y establecimientos comerciales.

Observando incendios en los bosques boreales de Canada.

Posted by Firestation en 11/05/2016

image082

Posted in Desastres Naturales, Incendios, Incendios Forestales, Monografias / Articulos / Investigaciones, Siniestros Importantes | Comentarios desactivados en Observando incendios en los bosques boreales de Canada.

Estudio de la dispersión e incendio de nubes inflamables de gas (GNL y GLP)

Posted by Firestation en 04/04/2016

image122

Documentos con el texto completo de esta tesis

Ficheros Tamaño Formato
TDVS1de1.pdf 4.448 MB PDF

 

 

DEGADIS  https://www3.epa.gov/scram001/dispersion_alt.htm#degadis
DEGADIS simulates the atmospheric dispersion at ground-level of area source dense gas (or aerosol) clouds released with zero momentum into the atmospheric boundary layer over flat, level terrain.  The model describes the dispersion processes which accompany the ensuing gravity-driven flow and entrainment of the gas into the boundary layer.

Model Code
Executables (ZIP, 3.2MB)
Source Code, NMAKE files, and Recompile Instructions (ZIP, 266KB)
Test Cases, Batch Files, and Results for Comparison (ZIP, 334KB)

Model Documentation
Readme (PDF, 60KB)
User’s Guide (PDF, 9.6MB)
Evaluation of Dense Gas Simulation Models (PDF, 3.5MB)
Latest Model Change Bulletin (TXT, 1KB)

 

 

 

Posted in Incendios, Industria, MM.PP., Monografias / Articulos / Investigaciones, Riesgo Quimico, Siniestros Importantes, Teoria del fuego | Comentarios desactivados en Estudio de la dispersión e incendio de nubes inflamables de gas (GNL y GLP)

Guia para el desarrollo de simulaciones y simulacros de emergencia y desastres

Posted by Firestation en 22/06/2015

image117

Posted in Manuales, Prevencion, Proteccion civil, Siniestros Importantes | Comentarios desactivados en Guia para el desarrollo de simulaciones y simulacros de emergencia y desastres

EL ACCIDENTE AÉREO DE SPANAIR Y LA GESTIÓN DE CRISIS

Posted by Firestation en 21/04/2015

image099

Posted in Mando y control, Monografias / Articulos / Investigaciones, Proteccion civil, Rescate, Siniestros Importantes | Comentarios desactivados en EL ACCIDENTE AÉREO DE SPANAIR Y LA GESTIÓN DE CRISIS

Lecciones aprendidas del incendio de La Riba de Saelices – Guadalajara 2005

Posted by Firestation en 19/04/2015

image098

Posted in Formacion, Incendios, Incendios Forestales, Monografias / Articulos / Investigaciones, Siniestros Importantes, Tecnicas de Intervencion | Comentarios desactivados en Lecciones aprendidas del incendio de La Riba de Saelices – Guadalajara 2005

Característica de Seguridad/Riesgo de Seguridad. Escaleras de incendios.

Posted by Firestation en 01/04/2015

Por Carl Baldassarra

 externstairwaydetail_16403

Hace 100 años, en su primer informe presentado al Comité Ejecutivo, el nuevo Comité de Seguridad Humana de la NFPA hizo sonar la alarma sobre los medios de escape de incendios. Un siglo después, todavía estamos luchando contra los problemas que presenta esta tecnología de la era victoriana

En el verano de 1975, se desató un incendio en los pisos más altos de un edificio de apartamentos de cinco pisos, revestido de piedra arenisca, situado en Back Bay, Boston. Los bomberos estaban en el lugar del hecho, con un camión escalera y la dotación participó en el rescate de una joven y de su pequeña ahijada, desde un escape de incendio de un piso superior.

Cuando uno de los bomberos estaba a punto de ayudar a la mujer y a la niña a llegar hasta la escalera, se derrumbó el escape de incendio. Un fotógrafo de un periódico hacía tomas de la dramática escena, y capturó el momento en el que el escape de incendio se desprendió, y la mujer y la niña se desplomaron hacia abajo, cayendo sobre la acera, mientras el bombero se aferraba a la escalera. La mujer murió en el lugar; la niña sobrevivió. Periódicos y agencias de noticias de todo el mundo divulgaron las imágenes— el fotógrafo, Stanley Forman, ganaría un premio Pulitzer por su trabajo de ese día — y se comenzaba el debate sobre la necesidad de códigos de seguridad contra incendios más severos, lo que llevó a que en algunos casos las municipalidades adoptaran reglamentaciones más estrictas que incluían disposiciones para escapes de incendio exteriores.

En NFPA, el debate llevaba ya décadas. Cien años antes, el Comité de Seguridad Humana de la NFPA, recientemente designado, se ocupaba de llevar a cabo un minucioso análisis de la seguridad contra incendios y de edificios. Creado en 1913 como parte de la respuesta de la NFPA al incendio ocurrido en la Triangle Waist Company, el devastador incidente ocurrido en 1911 en una fábrica de indumentaria de la Ciudad de Nueva York, en el que murieron alrededor de 150 personas, el comité dedicó sus primeros años al análisis de los incendios de mayor envergadura que provocaron pérdidas de vidas no solamente el de Triangle, sino también el incendio del Teatro Iroquois ocurrido en Chicago, en 1903 (más de 600 víctimas fatales), el incendio de la Escuela de Lake View, ocurrido en Collinwood, Ohio, en 1908 (en el que murieron 175 personas), el incendio de la fábrica de indumentaria Binghamton, ocurrido en el estado de Nueva York, en 1913 (31 víctimas fatales) y otros. Desde el principio, el comité reservó algunas de sus más duras críticas a los escapes de incendio, que solía considerar como una solución problemática para el problema aún mayor de sacar a las personas de un edificio, de manera rápida y segura ante un incidente de incendio.

Después del incendio de Triangle, las municipalidades de todo el país habían comenzado a promulgar leyes que requerían medios de emergencia para egresar desde edificios y las escaleras exteriores hechas de hierro forjado se transformaron en el método predominante para obtener dichos medios—aunque no sin generar nuevos problemas. En su informe presentado al comité ejecutivo de la NFPA, en 1914, el Comité de Seguridad Humana observó diversos “defectos comunes”, presentes en “un muy alto porcentaje de los escapes de incendio exteriores que actualmente se utilizan”. Entre dichos problemas se incluía la inaccesibilidad, su tendencia a estar desprotegidos contra el fuego y su deficiente diseño—muchos de los escapes de incendio más antiguos eran poco más que una serie de escaleras verticales empernadas a muros exteriores. Entre otros aspectos se incluía la ausencia de escaleras desde el segundo piso hasta la planta baja, condiciones generales deficientes, recubrimiento de hielo y nieve, y su uso como áreas de almacenamiento exteriores por parte de los arrendatarios del edificio. A pesar de dichos defectos, el comité expresó: “Lo cierto es que el escape de incendio exterior es la disposición especial más habitual para un escape, [y] que ello esté escrito en la legislación de los estados, y seguirá siendo así durante mucho tiempo”.

Un siglo después, todavía existen estos problemáticos escapes de incendio en muchos edificios antiguos. Sin embargo, los escapes de incendio generalmente no se encuentran a la vista y entonces tampoco se piensa mucho en ellos; son características de los edificios que se da por descontado son salidas secundarias “adecuadas” sin someterlos a demasiado análisis, aunque pueda ser sencillo para los profesionales en protección contra incendios descartar la capacidad de los escapes de incendio de brindar un beneficio mensurable para el egreso. De hecho, debido a los peligros que plantean los escapes de incendio en sí mismos, no han sido reconocidos como un medio de egreso aceptable en las construcciones nuevas. Desde la creación del Código de Salidas de Edificios—el precursor del NFPA 101, Código de Seguridad Humana—en 1927. La alternativa es la escalera con cerramiento certificada contra incendios, que también fue reconocida en la edición de 1927 del Código de Salidas de Edificios como un medio de egreso suficientemente confiable y de fácil uso, y con el que la mayoría de las personas tienen experiencia por el uso diario que hacen.

Pero, mientras los esfuerzos de preservación en todo el país procuran mantener los viejos edificios, y mientras estas estructuras son tenidas en cuenta para ser renovadas como parte de las acciones de remodelación de sus principales barrios, los escapes de incendio generalmente se incluyen como parte de los medios de egreso de dichos edificios. Dada nuestra tendencia a pasarlos por alto, se pierden, a veces, las oportunidades de hacer cumplir los requisitos de adecuación de las aberturas protectoras y de perfeccionar el acceso a los escapes de incendio. El riesgo de incendio asociado con algunos de estos edificios no siempre es evidente: un grave incendio en un piso inferior requeriría que muchas personas utilicen los escapes de incendio, sometiéndolos a una prueba física que podrían no haber tenido durante décadas, si es que alguna vez la tuvieron. Nuestras ciudades más antiguas están repletas de edificios con escaleras centrales únicas, o incluso con escaleras sin cerramientos, lo que coloca en un nivel aún más alto de importancia a los escapes de incendio como el medio de egreso secundario.

Si bien el uso real de los escapes de incendio para un egreso de emergencia no se somete frecuentemente a prueba, los riesgos siguen vigentes. Un trágico incidente de incendio en el Edificio de la Administración del Condado de Cook, situado en el centro de Chicago, ocurrido en 2003, se llevó la vida de seis personas. Una encuesta posterior, realizada en cientos de edificios de altura de la ciudad reveló un sinnúmero de deficiencias relacionadas con los escapes de incendio existentes, desde aberturas en muros no protegidas a condiciones de acceso difíciles o casi imposibles—problemas estos, idénticos a aquellos criticados por el Comité de Seguridad Humana de la NFPA casi un siglo antes y características estas, comunes en los escapes de incendio en comunidades de todo el país. Todos los escapes de incendio exteriores conllevan interrogantes fundamentales: en última instancia, ¿puede el escape de incendio ser usado de manera eficaz cuando sea necesario, ya sea por los ocupantes del edificio o por los socorristas de emergencias? ¿Se mantendrá anexado al edificio si se utiliza? ¿Funcionarán conjuntamente las piezas que lo componen? ¿Puede ser útil para los ocupantes de un edificio que tengan discapacidades?

Esos interrogantes, en y por sí mismos, no constituyen un problema. Para los profesionales en incendios, la dificultad—y nuestra actual problemática con esta heredada tecnología de los escapes de incendio es que, con demasiada frecuencia, no tenemos respuestas.

Cómo hemos llegado aquí: una breve historia de los escapes de incendio
La construcción de edificios de mayor altura en los Estados Unidos comenzó a mediados del siglo diecinueve. Muchos de esos edificios tenían solamente una única escalera de madera abierta, ubicada en el centro del edificio y conectada a los corredores que utilizaban los apartamentos o áreas de oficinas, generalmente con una configuración de “sin salida”. Si bien eran convenientes, estas escaleras eran el único y exclusivo medio de acceso y egreso diario, y presentaban un doble riesgo: ser tanto inutilizables en un incidente de incendio como de ser un medio para la rápida propagación vertical del fuego. A ello le siguieron diversos incendios fatales.

En 1860 en la Ciudad de Nueva York, se requirió que todos los edificios residenciales de más de ocho unidades tuvieran un medio de escape secundario. Ese mismo año, Baker y McGill, de la Ciudad de Nueva York, patentaron un diseño que incorporaba casi la totalidad de los componentes principales de lo que actualmente reconocemos como el tradicional escape de incendio de balcones de hierro exterior, que constaba de una serie de escalones o escaleras ajustables o estacionarios.

En respuesta a un impulso para la reforma de viviendas, en 1867 el Estado de Nueva York aprobó la primera Ley de Casas de Vecindades (Tenement House Act), que obligaba a que todos los inquilinatos nuevos y existentes estuvieran equipados con escapes de incendio. Sin embargo, se consideró que la ley no era lo suficientemente específica como para ser efectiva, ya que solamente requería que los inquilinatos tuvieran escapes de incendio o “algún otro” medio de egreso aprobado. Se incluyeron mejoras graduales en la segunda Ley de Casas de Vecindades, aprobada en 1870 y en sus enmiendas, adoptadas en 1887.

El Día de San Patricio, en 1899, se desencadenó un incendio en el segundo piso del Hotel Windsor, de la Ciudad de Nueva York. El fuego se propagó rápidamente, dejando atrapadas a una gran cantidad de personas que estaban en los pisos superiores del edificio de siete plantas. El edificio contaba con una pequeña cantidad de escapes de incendio, aunque algunos informes indicaban que las oleadas de fuego que salían de las ventanas habían provocado su calentamiento excesivo, lo que impedía que pudieran ser utilizados. Las habitaciones para huéspedes estaban equipadas con sogas previstas para ayudar a la gente a ir hacia un lugar seguro; la dificultad de descender por una soga fue descripta, en uno de los relatos, como “un acto que solamente puede requerirse de un gimnasta”, e incluso muchos de quienes podían hacerlo eran obligados a soltar la soga cuando esta quemaba sus manos. Como resultado, muchas personas cayeron y murieron o saltaban de las ventanas para escapar de las llamas; el derrumbe de la estructura mató a muchas otras personas. Murieron casi 90 personas en el incidente. El incendio dio lugar a un torrente de protestas sobre el uso de sogas como un medio de escape. Se presentaron nuevos proyectos de ley para escapes de incendio en el Estado de Nueva York, que incluían las más pormenorizadas disposiciones sobre su construcción y uso.

Un momento decisivo para la seguridad de los edificios tuvo lugar el 26 de marzo de 1911, cuando un incendio ocurrido en Triangle Waist Co., una fábrica de indumentaria ubicada en los pisos octavo, noveno y décimo de un edificio de once pisos situado en la parte meridional de Manhattan, se llevó la vida de casi 150 empleados, en su mayoría niñas y mujeres jóvenes. La atroz pérdida de vidas fue atribuida en parte a la existencia de salidas interiores inadecuadas y bloqueadas, así como a un escape de incendio situado en la parte posterior del edificio que se derrumbó y provocó la muerte de una gran cantidad de personas que intentaban huir. Fueron consideradas responsables de la tragedia, la falta de una autoridad global en la Ciudad de Nueva York que exigiera el cumplimiento de las reglamentaciones y la vaguedad de la ley sobre salidas. El Artículo 103 del código de edificación de la ciudad incluía en su texto “correctos y suficientes” escapes de incendio, escaleras u otros medios de egreso, y dejaba que los términos “correcto/a y suficiente” fueran interpretados por cada inspector.

El impacto del incendio de Triangle repercutió más allá de Manhattan y del Estado de Nueva York. NFPA comenzó a debatir sobre la seguridad humana después de lo sucedido en Triangle, y ello incluyó una determinante evaluación de los escapes de incendio. Esas conclusiones, publicadas en el informe trimestral de la asociación en 1911, fortalecían la actitud del público acerca de la disminución de la seguridad del escape de incendio exterior:

Desde hace ya largo tiempo se ha reconocido que el habitual formato exterior de la serie de escalones de tipo escalera de hierro anclada en el costado del edificio resulta lamentablemente engañosa. Durante un cuarto de siglo este dispositivo ha sido el principal elemento de tragedia en todos los incendios que provocaron pánico. Atravesando sucesivamente las aberturas de ventanas de cada uno de los pisos, las lenguas de fuego que salían de las ventanas de cualquiera de los pisos obstruían el descenso de todos los que estaban en los pisos situados encima. Sus plataformas generalmente son lastimosamente pequeñas y una desesperada corrida hacia ellas desde varios pisos al mismo momento hace que se congestionen y atasquen irremediablemente. Se trata de una improvisada creación fruto de la avaricia de los dueños de propiedades; y que con frecuencia se vuelven aún más inútiles por la ignorancia de los arrendatarios que las abarrotan de botellas de leche, neveras y otras obstrucciones.

Como resultado del incendio en Triangle y de otros incendios en los que hubo gran cantidad de víctimas fatales, NFPA creó el Comité sobre Seguridad Humana en 1913, a fin de que se formularan las recomendaciones requeridas para mejorar la seguridad en las salidas de edificios. Los informes del comité se publicaron en forma de panfletos, entre ellos el de “Escaleras exteriores para salidas de incendio” (1916). El comité no reconocía a los escapes de incendio como un medio de egreso aprobado para las construcciones nuevas y solamente los recomendaba para corregir deficiencias en los edificios existentes.

El trabajo del comité contribuyó a la creación del Código de Salidas de Edificios, que fue aprobado en 1927. El Código de Salidas de Edificios incluía una nueva disposición que especificaba a las escaleras exteriores, y no a los escapes de incendio, como un medio de egreso exterior. Las escaleras exteriores aplicaban criterios más rigurosos que los de los escapes de incendio respecto del ancho, huellas, contrahuellas, materiales de construcción y de la protección de la escalera desde un espacio interior del edificio mediante aberturas certificadas. El código también incluía lo siguiente:

201. Las escaleras exteriores especificadas en este código son muy superiores a los escapes de incendio ordinarios que comúnmente se encuentran en los edificios existentes. Estos escapes de incendio absolutamente inadecuados, endebles, pronunciados, no protegidos contra el fuego en la estructura a la que están adosados, constituyen, realmente, una amenaza, ya que dan una falsa sensación de seguridad. Dichos escapes no están reconocidos en este código.

Aún las mejores escaleras exteriores construidas de acuerdo con lo establecido en este código presentan serias limitaciones que pueden evitar su efectivo uso al momento de un incendio. Incluso cuando se brinde protección en las ventanas, las condiciones pueden ser tales que el fuego (o el humo proveniente del fuego) en los pisos inferiores puede hacer que las escaleras se vuelvan intransitables antes de que los ocupantes de los pisos superiores hayan tenido tiempo para utilizarlas. Las escaleras exteriores pueden estar bloqueadas por nieve, hielo o aguanieve en el momento en que son más necesarias.

Es probable que las personas que utilizan las escaleras exteriores a una altura considerable sientan temor y desciendan, si lo hacen, a una velocidad mucho menor que con la que lo hacen por escaleras situadas en el interior de un edificio. . . Los ocupantes de edificios no las utilizarán tan prestamente en caso de incendio como lo harán con el medio de salida habitual, la escalera interior. Debido a que se trata de un dispositivo de emergencia de uso no habitual, su mantenimiento puede no ser tenido en cuenta.

A pesar de sus defectos, los escapes de incendio han funcionado de manera eficaz durante décadas y han contribuido a salvar innumerables vidas durante incidentes de incendio y otras emergencias. El incendio ocurrido en 1946 en el Hotel LaSalle de Chicago mostró, al menos, un éxito parcial de los escapes de incendio. El hotel de 1000 habitaciones fue construido en 1909 y se lo consideraba “el más confortable, moderno y seguro del área occidental de la Ciudad de Nueva York”. Se desató un incendio cerca del vestíbulo poco después de la medianoche que se propagó rápidamente; los trabajos de remodelación y la existencia de una escalera abierta permitieron que el denso humo subiera por la totalidad de altura de los 22 pisos del hotel, dejando a las escaleras intransitables. De las 61 personas que murieron en el incendio, la mayoría fallecieron por inhalación de humo. Aproximadamente 900 huéspedes pudieron abandonar el edificio, muchos de ellos a través de los escapes de incendio. Las fotografías periodísticas del incidente claramente mostraban filas de huéspedes moviéndose tranquilamente por los escapes de incendio en zigzag del edificio. El incendio llevó a que el municipio de la ciudad de Chicago promulgara nuevos códigos de edificación para hoteles y procedimientos para el combate de incendios, entre ellos la instalación de sistemas de alarma automática e instrucciones para la seguridad contra incendios en el interior de las habitaciones de hoteles.

Uno de los últimos edificios de arquitectura trascendental que incluía escapes de incendio fue el Edificio del Commonwealth, actualmente conocido como Edificio de la Equidad, situado en Portland, Oregón. Diseñado por Pietro Belluschi, un reconocido arquitecto modernista, fue uno de los primeros edificios de altura construido con metal y vidrio (originalmente de 12 pisos, posteriormente de 14) edificado hasta la fecha. Fue finalizado en 1948 con grandes elogios y en 1982 recibió el premio a los 25 años otorgado por el Instituto Americano de Arquitectos. Figura también en el Registro Nacional de Lugares Históricos.

El edificio fue un ejemplo precoz de un sistema de muro de cortina sellado, con aire acondicionado central—un diseño que en apariencia no es congruente con los escapes de incendio exteriores. Sin embargo, no son muchas las construcciones que se han efectuado antes, y los códigos no han sido, aparentemente, actualizados para que contemplen, o prohíban el uso de, escapes de incendio exteriores. Presumiblemente, quien desarrollaba el proyecto lo que quería era maximizar la dimensión de área rentable e insistía en que se utilizaran escapes de incendio en lugar de escaleras interiores. Se considera que el resultado es un raro ejemplo de un rascacielos de metal y vidrio posterior a la Segunda Guerra Mundial que cuenta con un escape de incendio.

De aquí en adelante
El Código de Seguridad Humana ha favorecido a las escaleras interiores protegidas para las construcciones nuevas desde su inicio en 1927, disposiciones que se mantienen en el código hasta la actualidad. Sin embargo, los escapes de incendio exteriores pueden ser agregados a la mayoría de los edificios —las ocupaciones educacionales son una excepción notable—cuando esté permitido por las autoridades locales. En esos casos, no obstante, no se permiten escaleras, debido a la dificultad de utilizarlas en condiciones adversas; ni el acceso a través de ventanas, que también presenta dificultades para llegar de manera segura al escape de incendio. Solamente se permite el acceso a través de puertas que cumplan con los criterios especificados.

El código también incluye disposiciones sobre la inspección y mantenimiento de los escapes de incendio. Como muchas otras características para la seguridad contra incendios, el mantenimiento de los escapes de incendio es esencial para garantizar su uso y su seguridad. Los escapes de incendio deben mantenerse libres de obstrucciones, debe haber un libre acceso dentro del edificio a través de puertas y ventanas, los protectores de aberturas resistentes al fuego deben estar debidamente instalados y debe mantenerse la integridad estructural del escape de incendio y sus anclajes a la estructura del edificio. Este es un enfoque crítico para la inspección de los escapes de incendio; en enero, una persona murió y dos resultaron gravemente heridas cuando se derrumbó un escape de incendio del tercer piso de un edificio de apartamentos de Filadelfia. Durante una celebración de cumpleaños, las personas habían salido al balcón del escape de incendio para fumar.

La oxidación es la principal amenaza para el deterioro del hierro fundido y forjado. Si se deja que el proceso continúe, el metal puede deteriorarse completamente. La prevención y eliminación de herrumbre es el primer paso para la conservación de los escapes de incendio. La oxidación también se produce cuando la humedad se acumula en juntas, grietas y fisuras de la mampostería a la que está anclado el escape de incendio. La corrosión puede provocar el deterioro del hierro y de la mampostería, lo que debilita el anclaje a la estructura. Los pernos deberían ser quitados e inspeccionados como parte de la inspección regular de los escapes de incendio. Podría ser necesario reemplazar la ferretería si el deterioro es serio. El descuido durante un largo plazo puede llevar a una falla estructural que incluya la pérdida del anclaje al muro de mampostería.

Si bien la misma exposición al fuego es ampliamente reconocida como una amenaza a la integridad estructural del hierro forjado expuesto, dicha consideración no era generalmente tenida en cuenta en la instalación de escapes de incendio. No hay antecedentes claros sobre este tema. Es evidente que el impacto de las llamas sobre la estructura de soporte durante un período de tiempo suficiente eventualmente debilitaría el material y provocaría una falla. Ese tema, sin embargo, no ha sido contemplado en los criterios de instalación de escapes de incendio más allá de las protecciones para aberturas requeridas, presumiblemente en beneficio de los ocupantes del edificio que podrían estar expuestos durante el uso del escape de incendio.

Durante largo tiempo se ha presumido que el uso de escapes de incendio por parte del público en condiciones de emergencia es una experiencia indeseable, a juzgar por el informe del Comité sobre Seguridad Humana de hace casi 100 años. Esta no es una inquietud infundada, dado que generalmente no se entrena a las personas ni se hacen simulacros sobre el uso de los escapes de incendio. El comportamiento humano también indica que muchas personas considerarán extremadamente indeseable salir por un escape de incendio, en general sobre una plataforma enrejada a muchos pies de altura y frecuentemente con un clima adverso o en la oscuridad. Estos dispositivos han sido claramente previstos para ser utilizados como un último recurso en caso de que las vías interiores se vuelvan inutilizables. Por estos motivos, el mantenimiento de un acceso libre y la prueba regular de los componentes operativos es aún más importante para evitar lesiones durante el egreso de ocupantes inexpertos y no entrenados, así como de los socorristas que podrían necesitar hacer uso de los escapes de incendio en una emergencia.

En general, puede argumentarse que, basándose en una revisión de diversos códigos actuales, los requisitos de inspección y mantenimiento de escapes de incendio son incongruentes y podrían hacerse más estrictos. Si bien los códigos generalmente son claros acerca de que no pueden usarse escapes de incendio en las construcciones nuevas, son pocos los requisitos que contemplan a los escapes de incendio de los edificios existentes. Tanto NFPA 1, Código de Incendios, como NFPA 101 solamente incluyen referencias generales para el mantenimiento de escapes de incendio. Aparte del requisito de mantener los medios de egreso libres de obstrucciones, no hay criterios específicos sobre la frecuencia o método para la inspección, pintura o prueba de carga de los escapes de incendio. (La edición 2012 del Código Internacional de Incendios ha ampliado en cierta medida los criterios para inspección, prueba y mantenimiento.) Una revisión general y la modificación de los códigos podrían representar una mejora significativa en los criterios para inspección y mantenimiento, y la correspondiente mejora en la seguridad humana para los ocupantes de edificios y los socorristas. Grupos tales como la Asociación Nacional de Escapes de Incendio están trabajando para una mayor concientización y ofrecen entrenamiento y servicios sobre escapes de incendio. Reglas y reglamentaciones normalizadas pueden contribuir a aumentar el tiempo de vida de los escapes de incendio existentes.

Además, criterios adicionales para la mejora de la protección y el arreglo del acceso a los escapes de incendio al momento de llevar a cabo las renovaciones de un edificio deberían estar específicamente incluidos en los códigos de incendio y en los códigos de edificación existentes. Dichas renovaciones pueden ser la única oportunidad razonable de mejorar el nivel de seguridad que brindan los escapes de incendio durante el tiempo de vida de un edificio.

Los escapes de incendio continuarán siendo parte del entorno de un edificio en los próximos años y es fundamentalmente importante que sean apropiadamente inspeccionados y mantenidos, y que nuestros códigos y normas se mantengan vigilantes en la formulación de los criterios para así hacerlo a los propietarios y a la comunidad responsable de hacer cumplir lo establecido. Asimismo, al momento de llevar a cabo las renovaciones principales de un edificio, los profesionales de diseño deberían eliminar el uso de escapes de incendio mejorando otras características para el egreso, siempre que fuera factible. Nos arriesgamos a una tragedia mayor al permitirles que se oculten a plena vista.

Carl Baldassarra es un ingeniero certificado en protección contra incendios de Chicago

– See more at: http://www.nfpajla.org/?activeSeccion_var=50&art=634#sthash.cRdMvFLG.dpuf

Posted in Edificacion, Historia, Incendios, Incendios Urbanos, Legislacion, NFPA Journal, Prevencion, Señalizacion Emergencias, Siniestros Importantes | Comentarios desactivados en Característica de Seguridad/Riesgo de Seguridad. Escaleras de incendios.

Directrices para evaluaciones de emergencia

Posted by Firestation en 18/12/2014

directrices para evaluaciones de emergencia

Posted in Desastres Naturales, Proteccion civil, Siniestros Importantes, Tecnicas de Intervencion | Comentarios desactivados en Directrices para evaluaciones de emergencia

Recursos de informacion para preparativos y respuesta. Plantillas, fichas, formularios, listados.

Posted by Firestation en 02/11/2014

CRID

Formularios y herramientas para el manejo de información de uso frecuente en emergencias, como la elaboración de planes, informes de situación, evaluaciones de campo, solicitudes e inventarios de recursos, etc. Algunos se ofrecen en formato editable para facilitar su utilización o modificación según las necesidades.

Distribución de suministros

Extraído de: Sitio Web Cruz Roja Costarricense

word Formato predistribución de suministros modificado
word Formato distribución de suministros modificado

Evaluaciones

Extraído de: Metodología de evaluación rápida para la asistencia humanitaria (REDLAC) (2006)
Grupo de Trabajo de Riesgos, Desastres y Emergencias del Comité Permanente Interagencial de la Región Americana y el Caribe (REDLAC)

pdf Cuestionario guía para evaluaciones rápida humanitaria
pdf Lista corta de verificación para la evaluación rápida
pdf Formulario de evaluación rápida
pdf Reportes resultantes de la evaluación rápida

Extraído de: Instructivo de la ficha de evaluación inicial de daños y necesidades
Secretaría Técnica de Gestión de Riesgos de Ecuador (STGR)

pdf Ficha de evaluación inicial de daños y necesidades (Informar dentro las primeras 8 horas)

Extraído de: Directrices para evaluaciones de emergencia (2005)
Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR)

pdf Modelo a utilizar en las evaluaciones rápidas y detalladas

Extraído de: Indice de seguridad hospitalaria: Formularios para la evaluación de establecimientos de salud de mediana y baja complejidad (2010)
Área de Preparativos para Situaciones de Emergencia y Socorro en Casos de Desastre (PED/OPS)

pdf Formulario 1: Información general del establecimiento de salud
pdf Formulario 2: Ficha de evaluación del nivel de seguridad del establecimiento de salud
pdf Formulario 3: Plan de intervención para mejorar el nivel de seguridad

Monitoreo de emergencias

Extraídos de: REDHUM Red de Información Humanitaria para América Latina y el Caribe

excel Plantilla para lista de contactos
excel Plantilla para lista de donaciones de recursos
excel Plantilla para la información de productos
excel Plantilla para el monitoreo de indicadores

Simulaciones y simulacros

Extraído de: Guía para el desarrollo de simulaciones y simulacros de emergencias y desastres. (2010)
Área de Preparativos para Situaciones de Emergencia y Socorro en Casos de Desastre (PED/OPS)

word Ficha técnica de ejercicios de simulación
word Formulario de evaluación para la simulación
word Ficha técnica para simulacros
word Formulario de evaluación para el simulacro
word Formularios para la evaluación de simulacros

Posted in Desastres Naturales, Materiales, Proteccion civil, Rescate, Simuladores, Siniestros Importantes, Tecnicas de Intervencion | Comentarios desactivados en Recursos de informacion para preparativos y respuesta. Plantillas, fichas, formularios, listados.

Los accidentes no son parte de la profesión del bombero!

Posted by Firestation en 29/09/2014

Tantad

Article: Los accidentes no son parte de la profesión del bombero!
Posté le 01 mars 2011 à 02:44:24 par pl.lamballais

WARNING

El bombero es un hombre que trabaja en terrenos que a veces es peligroso. Al igual que el carpintero puede deslizarse del techado de una casa, el constructor caerse de un andamio o el pescador caerse al mar, ellos no tendrian por lo tanto ninguna posibilidad de sobrevivencia
Atrapado por lo tanto en la imagen idealizada (cliché) que le gusta pasar, y por la devociòn y adoraciòn de la gente, el bombero relativamente toma poca atención a su seguridad, al no considerar los peligros que enfrenta. Pero él es un trabajador como cualquier otro. Y si creemos que su actividad es aún más peligroso, entonces en la medida debe tener más cuidado, y su comportamiento debe ser ejemplar en términos de seguridad.
A nuestro entender, en el mundo de habla francesa, la CSST (Comisión de Salud y Seguridad en el Trabajo de Quebec) es la única organización en analizar los accidentes de los bomberos en concordancia a sus procedimientos, asi como los accidentes que involucran a los trabajadores en una misión con equipamiento, habilidades y reglas. Con su amable permiso, publicamos un documento, una especie de grito de guerra de alarma que lanza la CSST para los bomberos. Algunos dicen que no cambia y no cambiará nada. El final del documento y las sanciones impuestas a los empleadores podrían hacer que algunas personas puedan reflexionar.
CSST CSST suena la alarma: Los accidentes no son parte de la profesión del bombero!

 

Montreal, 3 de febrero de 2009CSST dio a conocer hoy los resultados de su investigación sobre la muerte de dos bomberos. El 4 de marzo de 2008, Mathieu Emond, bombero a tiempo parcial en la ciudad de Varennes, murió en un incendio que destruyó una casa en Varennes. Cinco días después, 9 de marzo de 2008, André Manseau, también bombero a tiempo parcial, murió mientras combatía un incendio en una zona residencial del municipio de Val-des-Monts en Outaouais. En ambos casos, la formación y la supervisión sobre el uso de un equipo autónomo de protección respiratoria son insuficientes.En cinco años, luego de estos dos casos, cuatro bomberos murieron de asfixia. Un promedio de 500 accidentes que involucran los bomberos ocurren cada año. La CSST desea que la comunidad de bomberos se preocupen por auto-cuidarse, y se desea sensibilizar la conciencia de los bomberos de Quebec, respecto a la importancia de la de los equipos de protección respiratoria. No hay espacio para la improvisación en una profesión como bombero.Varennes: Evaluación de los eventos

En la noche del 3 al 4 marzo de 2008, Mathieu Emond, de 26 años, con dos de sus compañeros hacen una a ofensiva en una casa, en llamas Entran en el sótano para localizar el fuego. Emond se retira la careta facial del equipo autonomo y alerta a sus colegas que ha caido. Un colega informa por radio al comandante y trata de levantar a Emond y no lo puede conseguir. Los equipos de rescate se forman, pero los intentos de rescate son inútiles. El cuerpo del bombero se encuentra en la mañana. Él murió de intoxicación por monóxido de carbono.

La CSST identifica tres causas del accidente en Varennes

En primer lugar, la gestión de las operaciones de rescate es deficiente, así como la gestión de los equipos de protección personal.  Para estos dos elementos, los bomberos no habían recibido la instrucción y capacitación necesaria y no tienen el equipo especializado para realizar un rescate. Por último, el diseño de la válvula de tubería de los principales equipos de protección respiratoria permite su cierre accidental.

Varennes: Requisitos de CSST

La CSST exige a los empleadores que todos los bomberos porten sus alarmas personales para problemas durante un incendio y que les proporcionen un radio portátil emisor-receptor equipado con un micrófono que puede ser usado en el hombro y tambien una linterna va a garantizar que todas las alarmas de incendio en el puerto sus problemas personales durante un incendio y que se le proporciona un transmisor-receptor portátil de radio equipado con un micrófono se puede utilizar en el hombro y una linterna. Además, el empleador debe capacitar a los bomberos a utilizar equipos de protección respiratoria, incluyendo una sesión sobre su seguridad en las maniobras necesarias en caso de fallas en los metódos de rescate de un bombero en dificultades.

Val-des-Monts: Evaluación de eventos

El 9 de marzo de 2008, los bomberos utilizan una manguera de incendios en el garaje de una casa para combatir un incendio dentro de una residencia. A petición de sus superiores, no usan la careta del equipo de protección respiratoria para conservar el contenido de las botellas de aire autocontenido. Se oye un crujido. André Manseau, 18, grita a sus colegas para que salgan. El techo del garaje colapsa. Manseau se convierte en un prisionero de los escombros y esta con vida. Él es llevado por sus compañeros después de 45 minutos, pero ya es demasiado tarde, murió por asfixia.

CSST identifica dos causas del accidente en Val-des-Monts

En el garaje que se utiliza para combatir el incendio, su integridad estructural se ve amenazado, y expone a los bomberos ante un peligro de colapso. La supervisión de los empleados con respecto al uso de equipos de protección respiratoria es deficiente, porque un trabajador se encuentra en una zona de aire contaminado sin la careta de protección facial propio del equipo de respiración autonomo.

Val-des-Monts: Requisitos CSST

La CSST exige al empleador establecer las pautas de seguridad sobre las medidas que deben adoptarse en la evaluación del riesgo de colapso estructural, las tareas que pueden realizarse de forma segura por un bombero local aprendiz en el rescate, el número mínimo de bomberos listos para intervenir así como las herramientas y equipos necesarios para un ataque a las condiciones de seguridad dentro de un edificio.

Municipios multado

CSST considera que las ciudades de Varennes y Val-des-Monts-ha actuado de modo no poner en peligro la seguridad de sus empleados. En consecuencia, los informes de violaciónes se emitieron. Para este tipo de delito, la sanción puede ir desde $ 5.000 a $ 20.000 para una primera infracción, o $ 10,000 a $ 50,000 dólares por cada infracción posterior.

Prevenir los riesgos

Para evitar que tales accidentes se repitan y que deben adoptarse medidas para permitir que los bomberos lleven a cabo su trabajo con seguridad, la CSST ha presentado los resultados de sus investigaciones a la Escuela Nacional de Bomberos de Quebec, el Ministerio de Seguridad Pública de Quebec, la Asociación Conjunto del sector – la sección de asuntos municipales, los servicios de seguridad en varios incendios en Quebec y los fabricantes sobre el diseño de un aparato de respiración.

 Los informes de los accidentes mencionados en el texto están disponibles en la zona de descarga, haga clic aquí .

Posted in Monografias / Articulos / Investigaciones, Prevencion, Siniestros Importantes | Comentarios desactivados en Los accidentes no son parte de la profesión del bombero!

SEVESO III. DIRECTIVA 2012/18/UE DEL PARLAMENTO EUROPEO relativa al control de los riesgos inherentes a los accidentes graves en los que intervengan sustancias peligrosas. Comparativa SEVESO II vs. SEVESO III

Posted by Firestation en 23/07/2014

comparativa

Principales modificaciones SEVESO III:

Los principales objetivos perseguidos y modificaciones realizadas son:

  • Hacer la normativa SEVESO congruente con el Reglamento CLP.
  • Aumento y mejora de la participación e información al ciudadano sobre las instalaciones afectadas por la normativa SEVESO.
  • Las inspecciones a realizar a las instalaciones afectadas se realizarán bajo estándares más estrictos con el fin de asegurar la implantación de la directiva y la seguridad en las instalaciones.

Modificaciones de gran importancia o reseñables, estas son:

  • Inclusión de actividades de almacenamiento subterráneo terrestre de gas (con los mismos umbrales que el GLP o GNL) en estratos naturales, acuíferos, cavidades salinas y minas en desuso. Esto afecta a un número creciente de instalaciones de almacenamiento natural de gas y las posibles nuevas perforaciones de gas pizarra o fracking.
  • A efectos de la clasificación del Biogás enriquecido debe tenerse en cuenta la evolución de las normas del Comité Europeo de Normalización (CEN).
  • La Comisión podrá elaborar orientaciones sobre la distancia de seguridad y el efecto dominó.
  • Se incluye dentro del epígrafe de “Productos derivados del petróleo y combustibles alternativos” tanto los fuelóleos como combustibles alternativos. Esto aclara tanto la actual diversificación de combustibles como la clasificación del fuelóleo… y es que se veían por ahí clasificaciones muy raras del fuelóleo (tóxico, peligroso para el medioambiente, …).
  • Se aumenta la tabla donde se incluyen las sustancias químicas de manera específica con sus umbrales de aplicación de la normativa.

 

 

Posted in Industria, Legislacion, Legislacion MM.PP., MM.PP., Riesgo Quimico, Seveso | Comentarios desactivados en SEVESO III. DIRECTIVA 2012/18/UE DEL PARLAMENTO EUROPEO relativa al control de los riesgos inherentes a los accidentes graves en los que intervengan sustancias peligrosas. Comparativa SEVESO II vs. SEVESO III

Analisis de una intervencion: fuego residencial rua Général Leman, en el sector de Mont-à-Leux, Belgica.

Posted by Firestation en 23/03/2014

Tantad

Article: Una intervención de éxito- ¡Buen trabajo! (Hancock)
Enviado el 26 de junio 2011 a las 17:36:23 por pl.lamballais

TACTIQUE

Todos los entrenadores lo saben bien: es desastroso mostrar a los estudiantes lo qué no hacer, ya que es más recordado. Para un simple gesto esto no suele ser un problema, pero para toda una respuesta al fuego, se vuelve más complicado. Internet y especialmente YouTube y Dailymotion están llenas de videos que muestran a los bomberos correr por todas partes, romper ventanas y descargar miles de galones de agua en las casas que, al final, convértense en humo. En otros videos, incapazes de entender lo que se está pasando, quédanse los bomberos enfrente a fenómenos que no controlan, haciendo de vez en cuando acciones no relacionadas con la situación.
Aquellos que ven estos videos se dicen que “son los otros los que trabajan así.” En cuanto al que está en el vídeo, siempre encuentra excusas pues, seamos sinceros, el cuestionamiento no es el más fuerte de los bomberos.
Nada más lejos de nosotros que decir que, en Internet, encontramos solamente intervenciones mal realizadas. Encontramos videos muy buenos de rescates, realizados entre otros por la Brigada de Bomberos de París. Pero está claro que estos videos son excepciones y que se refieren más a menudo a rescates que a ataques externos. Además, por lo general actúan cuerpos de bomberos conocidos, y los otros servicios de bomberos considéranse lejos de tal realidad.Mouscron (Moeskroen en holandés)
La intervención aquí descritos se llevó a cabo sobre el área de Mouscron, una ciudad de unos 55.000 habitantes, situado en la provincia belga de habla francesa de Hainaut, a pocos kilómetros de la frontera francesa. El cuartel principal bastante grande (más de 3000m 2), ocupado por un poco menos de un centenar de bomberos, cuenta con la asistencia de dos puestos, uno situado en Dottignies y el otro en Estaimpuis. Durante el día, están de guardia un caporal y 6 empleados de la ciudad, puestos à disposición del servicio de bomberos a tiempo completo. Dirigido por un oficial profesional, el cuerpo de bomberos de Mouscron puede, durante el día, hacer una partida de ambulancia (2 bomberos) y una partida para el(equipo de cuatro bomberos).  Por la noche, fines de semana y días festivos, la organización del servicio y las guardias se proporcionan únicamente por los bomberos voluntarios.La Intervención
El Martes, 07 de diciembre 2010 a las 13:38, el servicio recibe una llamada a “fuego residencial rua Général Leman, en el sector de Mont-à-Leux. El mensaje dice “explosión de fuego al aceite”, que probablemente significa que el sistema de calefacción (estufa de combustible ubicado en la habitación) se incendió.

Nota: Una estufa de combustible es un sistema de calefacción autónoma, situada en una habitación de la casa y teniendo una reserva de más ó menos diez litros de combustible líquido.  O sea, el fuego de que estamos hablando aquí es un incendio residencial y no de un combustible líquido. Simplemente, la explosión de este producto sin duda ha proyectado líquido en llamas por todas partes, con lo que rápidamente el fuego tomó gran parte de los muebles.

La distancia del cuartel de bomberos à la zona del incendio es de unos 2,5 kilómetros (1,5 millas).
Un minuto más tarde (13:39) el jefe de guardia parte, seguido por el primer auto-bomba, cuya tripulación está compuesta por cuatro hombres, mientras que la segunda bomba es llamada. El equipo de la segunda auto-bomba sólo comprende voluntarios, que no están en los cuarteles, y se tardará varios minutos antes de que sea operativo.

En 13:42 el jefe de servicio está en el escenario de la intervención y dice por radio que el fuego está totalmente desarrollado, y es en la planta baja. Llamas salen violentamente por la ventana y llegan al centro del piso alto. En esta parte de Bélgica, muchas casas están unidas entre sí. El riesgo de propagación, incluso a través de la azotea es por lo tanto muy importante.
La presencia de un testigo con una cámara permitirá ver todo el procedimiento con una cronología precisa.

Unos segundos más tarde, el auto-bomba llega. La tripulación establece una línea de ataque: mangueras de 70 mm (2 ¾), bi-división y mangueras de 45 mm. Esta línea de ataque es puesta en condiciones por la pareja que a continuación llevará a cabo el ataque. El conductor se encarga de su bomba mientras que el jefe del camión ordena a sus hombres. La foto tomada en el establecimiento de esta línea de ataque muestra 13:42 y 56 segundos.

En 13H43min y 8 segundos, el establecimiento está en su lugar. La pareja se está preparando.
La lanza que se utiliza es una lanza de chorro neblina, capaz de entregar hasta 500lpm (135 GPM), el sólo flujo que puede proteger el binomio si hay rápido deterioro de la situación. En este caso, los dos flujos principales de la lanza se utilizarán: 150lpm (40 GPM) para la progresión y 500lpm (135 GPM) para el ataque.
40 segundos más tarde, la pareja está totalmente equipada, los respiradores se han probado, la lanza se ha ajustado y testeado. La progresión comienza. La gestión de la puerta se realiza por el jefe de la tripulación: quedándose a la puerta, en equipamento de protección respiratoria, él controla la ventilación y el vínculo entre el interior y el exterior.

Cada persona tiene su función y la confianza es presente: El conductor se encarga de su pompa y sabe la presión que dar, dependiendo de la lanza utilizada. El jefe no entra: él dio sus órdenes y confia en su binomio adecuadamente formado, que conoce su misión y sabe cómo cumplirla.

No podemos enfatizar lo suficiente: el lugar del jefe no es con la pareja. Su lugar está fuera. Su función es vigilar la posible degradación de la estructura y evitar las acciones parasitas (arranque incontrolado de un ventilador, rotura de ventanas, chorros de água por la ventana etc.). Preservar la integridad de la estructura es mantener el fuego relativamente estable, permitiendo que el binomio de ataque haga bien la extinción. Si la pareja no es eficiente, no sería él entrando con ella, a dar órdenes enfrente al fuego, con el estrés que esto implica, que la acción se llevaría a cabo. Un binomio que no ha sido entrenado para manejar adecuadamente un fuego desde el interior debe permanecer fuera y, en caso de falta de personal capacitado, el ataque será dirigido desde el exterior.

Aquí el personal entra, con un jefe haciendo completa confianza en sus hombres, a sabiendas de que fueron entrenados correctamente.

La pareja progride en el pasillo lleno de humo que conduce a la puerta de la habitación en llamas. La progresión se hace en pequeño caudal (150lpm – 40GPM), utilizando el método de pulsaciones [2]: pulso corto (aproximadamente 1 / 3 de segundo) con un chorro abierto unos 60° para enfriar un gran volumen de humo justo enfrente de la pareja y lo que le permite moverse con seguridad, reduciendo grandemente la tensión térmica (sin vapor), sin causar daños por el agua.
Después de unos segundos de progresión, la pareja llega a la puerta de la sala en llamas. La ventana estndo abierta, el fuego crece rápidamente. Así que el ataque llamado “Combinado” [3] es el elegido: se practica sólo en una habitación ventilada con una abertura en el lateral o posterior del fuego, que es el caso aquí. Comprendendo en proyectar una gran cantidad de agua en un período muy corto de tiempo, este ataque funciona por enfriamiento (absorción de energía térmica) e inertización (sustitución del oxígeno por el vapor producido en el contacto del agua en las paredes ).  El porta lanza ajusta sa lanza en 500lpm (135GPM) y luego traza la letra O (duración aproximada 2 segundos). Dada la violencia del fuego, esto no parece suficiente. Decide entonces trazar una Z (3 segundos de duración) y llega así hasta el final del fuego.

Unos segundos más tarde, el vapor de agua se ha escapado por la ventana, el binomio puede ponerse de pie y acercarse para completar la extinción de focos residuales. Esta extinción se realiza mediante el ajuste de la lanza en chorro directo y su apertura partial para inundar los focos con un hilillo de agua.

Menos de 3 minutos después de comenzar el ataque, la pareja aparece con una botella de gas. Podemos estar casi seguros de que sin una acción rápida, esta botella haria sufrido el calor durante más tiempo con el riesgo de explosión consecuente.

En 13:50 el segundo auto-bomba llega y su tripulación pone inmediatamente una segunda línea de ataque para hacer frente a una eventual recuperación del fuego. Su personal pone también un ventilador que servirá para retirar más rápidamente el humo y ayudar en la finalización.

Cronología

Tiempo Eventos
13:38 pm Recepción de la llamada
13:39 Salida del jefe de guardia y de la auto-bomba 1
13:42 pm Llegada du Cap Lowagie al incendio. Fuego en la planta baja, totalmente desarrollado.
13:42:56 pm Establecimiento de una línea de ataque (70 mm – división – 45 mm – lanza de chorro neblina)
13:43:08 La pareja se prepara para atacar
13:43:49 Comienzo de la progresión con pulsaciones de bajo caudal (150lpm / 40GPM)
13:44:35 ataque combinado (de alto flujo – 500lpm/135GPM O y luego Z)
13:45:20 El fuego se ha extinguido, todavía quedan algunas zonas calientes que se tratan
13:50:50 Llega el segundo auto bomba. Se ponde una segunda línea de ataque, por seguridad
13:56:29 La finalización está en curso.
13:57:26 Se pone el ventilador para eliminar el humo y para ayudar en la finalización
4256 4308 4339
01:42:56 pm 13:43:08 pm 13:43:39 pm
4520 5629 5726
13:45:20 13:56:29 13:57:26

Equipos y medios de establecimiento
Los bomberos de Mouscron han abandonado las lanzas en rollos llamadas “alta presión” debido a su bajísimo caudal (entre 100 y 180 lpm / entre 25 y 45 GPM). Ellos utilizan habitualmente las mangueras de 45 mm (1 ¾), con lanzas neblina capables de prover caudal de 500lpm (135 GPM).
Con el fin de obtener, con mangueras de 45 mm (1 ¾), la máxima facilidad de uso, incluso en equipos pequeños, han optado por mangueras sobre los ombros. Después de extensas pruebas y de lectura de informaciónes disponibles en flashover.fr [4], la solución adoptada es la siguiente:
En el caso de alimentación de larga distancia, utilizan cajas con mangueras de 70 mm (2 ¾)
Para los establecimientos de ataque, utilizan fardos de mangueras de 70 mm (2 ¾), asociados con fardos de mangueras de 45 mm(1 ¾) en Z y 0.
La aplicación se hace con mangueras dobladas: En “Z” para mangueras de 70 (2 longitudes de 20m), mientras que las mangueras de 45 mm se doblan en Z y O (una longitud de 20m doblado en Z, pre-relacionada con una longitud de 20 metros doblada en O).
El método desarrollado se ha estado entrenando en los cuarteles, con un protocolo escrito que define las funciones.

Las lanzas
Después de testes y pasajes en contenedor flashover, la conclusión se ha impuesto: las lanzas ideales para el tratamiento de los incendios locales son las de chorro neblinado cuyo caudal se ajusta con un anillo. Estas lanzas requieren un poco de entrenamiento, pero el resultado vale la pena el esfuerzo. El centro de Mouscron a intercambiado las lanzas originalmente suministradas por el Ministerio, para lanzas marca POK, modelo Turbokador ó Debikador. El centro de Mouscron no utiliza lanzas reguladas (conocidas como “automáticas”). Para el enfriamento del humo, ó sea, durante la progresión, la etapa más peligrosa de los incendios de estructuras, las lanzas dichas “automáticas” se muestran de hecho menos eficientes.

Ventilación
La ventilación mecánica se utiliza sólo para la finalización, una vez plenamente realizada la extinción. Su propósito es evacuar lo más rápido y eficientemente posible el humo, por lo que los gases tóxicos. Además de facilitar la finalización (de los puntos calientes restantes), la ventilación permitirá también poder hacer salir en una atmósfera relativamente sana las personas que estén confinadas para protegerse del humo (dormitorio, baño …)

Durante el ataque, se utiliza el anti-ventilación ó la manutención sin cambio de las aberturas (ventilación “discreta”), esta solución sirviendo a mantener el fuego en una condición estable. Utilizar ventilador sólo en fin de intervención es una decisión dictada por el hecho de que la ventilación “presión positiva” puede tener un impacto positivo, sino también un impacto muy negativo quizás catastrófico. Su uso es particularmente complejo (parece sencillo hasta los accidentes!), requiere personal (presencia constante cerca del ventilador para detenerlo si hay un problema), una excelente sincronisación y así sucesivamente.
Los excelentes resultados obtenidos aquí, sin necesidad de usar ventilador, muestra el valor limitado de este material en vista de las cuestiones y pre-requisitos para su uso.

Materiales y técnicas

Tipo de lanza POK Turbokador 500 [1]
Caudal disponible en la lanza 500lpm (135 GPM)
Caudal utilizado para la progresión 150lpm (40 GPM)
Técnica utilizada para la progresión Pulso: pulsación corta (1 / 3 segundos entre comienzo de la apertura y fin de cierre), lanza en bajo flujo (150lpm – 40 GPM), chorro con un ángulo de apertura de 60°, lanza inclinada 45° hacia el suelo.
Cantidad de agua utilizada para la progresión Cerca de 5 litros (
Caudal utilizado para el ataque 500lpm (135 GPM)
Técnica utilizada para atacar Ataque combinado: gran caudal durante un tiempo muy corto. Trazar letras para limitar el movimiento en el tiempo (O para unos 2 segundos y Z para 3 segundos). Chorro con una abertura de unos 45°, caudal ajustado a 500lpm (135 GPM).
Motivo de la elección del modo de ataque Local adecuadamente ventilado, abertura detrás del fuego
Cantidad de agua utilizada para el ataque Cerca de 45 litros (12 galones)
Cantidad de agua para la progresión y el ataque Alrededor de 50 litros (13.5 galones)
Duración de progresión + ataque Alrededor de 1 minuto y 30 segundos
El tiempo transcurrido entre la llegada a la escena y el final del ataque Alrededor de 3 minutos y 30 segundos
Modo de establecimiento Madejas de mangueras de 70 mm (2 ¾) en Z, bi-división, madejas de 45 mm (1 ¾) en Z + O
Entrenamiento asistido por el personal día Flashover (contenido del curso Tantad [5]), entonces ejercicio en cuartel. Algunos ejercicios de “fuegos reales.”
Ventilación operacional Sólo durante la finalización

Algunas reflexiones …
Desde un punto de vista material, la gestión del personal, enfoque táctico, la duración y contenido de la formación, una intervención como esta lleva a ver un montón de cosas en perspectiva. Esta intervención fue exitosa y tenemos a nuestra disposición las cifras: el tiempo (menos de 4 minutos), la cantidad de agua (unos 50 litros), el personal involucrado (un oficial y un equipo de sólo 4 hombres), el vehículo implicado (una sola auto-bomba de un modelo “básico”), el material utilizado (equipo de protección completo, mangueras y lanza reglable …).

En el caso de que la extinción de un tal incendio habría tenido lugar en 3 o 4 horas, con 100.000 litros (26.000 galones) de água, 4 o 5 camiones y unos treinta bomberos, sería lógico buscar vías de mejora. Como a menudo, estas mejoras no serían buscadas en una optimización de los recursos existentes, sino más bien en una escalada de los materiales (sistema de espuma, una nueva lanza, cámera, herramientas de apertura …) o más personas (más equipos y dispositivos adicionales, tiendas de comando, etc.), todo a hacer más pesados los presupuestos.
Sin embargo, el efecto es a menudo lo contrario de lo deseado: Participar en mayor número hace cada vez mayor confusión, obliga a implantar sistemas de organización, se multiplican los comandos, etc. Aumentar el equipo aumenta la manutención y las necesidades de formación, etc.

La compra o la invención de nuevas lanzas o camiones son justificables para pasar de 50.000 litros a 10.000 litros (13.000 galones a 2.600). Pero aquí, con el equipo que no puede ser más convencional, son sólo 50 a 60 litros de agua (de 13 a 15 galones) que se utilizaron. Y en este caso, admitamos que la mejora es difícil y que justificar una compra con el pretexto de que haría “posiblemente” bajar el consumo de agua en este fuego, por ejemplo, de 60 a 40 litros (15 a 10 galones) sería bastante ridículo.
Es lo mismo para el personal. Es posible optimizar una operación mediante la reducción del número de participantes, pero cuando hay sólo 4 personas en un camión de bomberos, la reducción del número no tiene más significado.

Por supuesto, muchos dirán que pueden hacer tanto bueno. Pero cuando vemos los vídeos de intervenciones en Youtube o Dailymotion, vemos varias cosas: estos videos son por lo general de más de 3 min 30 mismo si comienzan cuando los coches de bomberos ya están en la escena desde hace algún tiempo. A menudo muestran una situación inicial con un fuego menos violento que en la intervención de Mouscron. Pero a lo largo del video, la situación se deteriora y termina a menudo por una destrucción casi total de la casa. Es evidente que, mientras los bomberos Mouscron frenan rápida y definitiva a la evolución del incendio, los videos muestran en general un incendio que se desarrolla a expensas de los bomberos. Por último, los videos muestran por lo general equipos de más de cuatro bomberos y un camión pequeño …

El secreto de Mouscron
Surge entonces la pregunta: ¿cuál es el secreto de Mouscron? Ellos no tienen el equipo mejor, no son super atletas a entrenarse ocho horas al día. ¿Por qué servicios con más personal y más recursos no pueden hacer como ellos?
La respuesta, tratamos de dar en otro artículo. En realidad, es el resultado de un conjunto de detalles, cuestiones muy concretas que hemos reunido, con paciencia y que hemos analizado. Usted verá que se necesita muy poco para hacer bien, pero que no tener estos “detalles” a menudo lleva al desastre.

Por una combinación de circunstancias, por una serie de puntos específicos, los bomberos de Mouscron han alcanzado un nivel que muchos envidian y algunos envidiarán mucho más tiempo. Sólo podemos decirles “¡Buen trabajo!”

[1] – http://www.pok.fr/produit.php?prod=7
[2] – La progresión por el método de pulso. http://www.dailymotion.com/video/x38tg8_progression_tech
[3] – El ataque combinado. http://www.dailymotion.com/video/x3935a_attaque-combinee_news
[4] – “Establecer lo contrario.” Serie de artículos en francés, en los patrones de asentamiento. http://www.flashover.fr
[5] – Flashover grupo internacional de formadores, Tantad es una entidad que lleva a cabo cursos en materia de incendios locales, destinados a los bomberos. Asistencia en la creación de flashover vivienda, formación de formadores flashover, consejos tácticos son algunas de las actividades del grupo. http://www.tantad.com

Posted in Flashover, Formacion, Incendios, Incendios Urbanos, Monografias / Articulos / Investigaciones, Siniestros Importantes, Tecnicas de Intervencion, Teoria del fuego, VPP | Comentarios desactivados en Analisis de una intervencion: fuego residencial rua Général Leman, en el sector de Mont-à-Leux, Belgica.

El Beso de la muerte. Incendio de la Boate Kiss en Brasil 2013.

Posted by Firestation en 20/03/2014

Por Jaime A. Moncada, PE

Boate Kiss
La tragedia de la Boate Kiss, el incendio más mortal en una discoteca en Latinoamérica, resalta una vez más como las deficiencias en normatividad contribuyen a estas trampas mortales a nivel mundial.

A las 03:15 de la madrugada en una discoteca abarrotada y atestada de jóvenes, el cantante de una banda de música enciende un artefacto pirotécnico, dando inicio a un incendio sin precedentes. El resultado, otra tragedia latinoamericana en la que 242 personas perdieron la vida y otras 123 quedaron heridas (según el informe policial y múltiples fuentes, 235 personas mueren en el incendio y 7 más en el hospital en los días subsiguientes; .de los 123 heridos, inicialmente 75 personas estaban en estado crítico).

Este ha sido el peor incendio de los últimos 50 años en Brasil y el tercer peor incendio en una discoteca a nivel mundial. Desafortunadamente, como se indica en el artículo de la edición de marzo 2013 del NFPA Journal Latinoamericano®Crónica de una muerte anunciada: Incendios en discotecas”, este incendio es una réplica de otras tragedias recientes acaecidas en la región. La documentación sobre este incendio se fundamenta en mi visita al lugar de los hechos, en entrevistas con los investigadores y bomberos que respondieron al incendio, mi participación durante la filmación del especial del Discovery Channel “Tragedia en Santa Maria”, el informe policial del incidente, y en la revisión de cientos de fotos y videos que nos facilitaron la Defensa Civil y los Bomberos de Rio Grande do Sul.

El incendio
En la ciudad universitaria de Santa Maria, a eso de las 23:00 horas del sábado 26 de enero de 2013, abre sus puertas al público una discoteca, o boate en Brasil, llamada Kiss, localizada en el centro histórico de esta ciudad. Santa Maria, una ciudad de 260,000 habitantes, se encuentra a 290 km al oeste de Porto Alegre, en el sur del Brasil, en la región “gaucha” de ese país. Esa noche se había organizado una fiesta llamada “Agromerados” con el apoyo de la facultad de Agronomía y otras más de la Universidad Federal de Santa Maria (UFSM). USFM es la universidad más grande del estado de Rio Grande do Sul, con aproximadamente 25,000 estudiantes. Uno de los actos musicales contratados para esta fiesta era la banda Gurizada Fandangueira, un grupo de música regional brasilera.

A eso de las 02:00 de la madrugada del domingo 27 de enero, la boate estaba completamente llena. Varios de los sobrevivientes aseguran que “se podía caminar” pero había que pedir permiso para poder avanzar. Se estima que en el momento de la tragedia, según el informe final de la 1ª Delegada de la Policía de Santa María publicado el 22 de marzo de 2013, se encontraban entre 1,000 y 1,500 personas en la discoteca. El especial de televisión llamado “Tragedia en Santa María” difundido por Discovery Channel el 27 de abril de 2013 establece que la ocupación de la boate era de 1,061 personas y la capacidad máxima permitida por los bomberos en esta discoteca era de 691 personas. Debido a que esa semana la USFM se encontraba en receso, no muchas discotecas abrieron sus puertas ese fin de semana, pero la Boate Kiss abrió esa noche, ya que era una de las discotecas “de moda” entre los estudiantes Santamarienses.

Boate Kiss

Fotografía: cortesía de Jaime A. Moncada

A las 03:00 de la mañana Gurizada Fandangueira inicia su actuación musical. Quince minutos después es disparado un artefacto pirotécnico, a control remoto, que el cantante llevaba en su mano izquierda protegida por un guante. El artefacto de unos 7 cm (2.5 pulgadas) de altura, llamado comercialmente Sputinik, es diseñado para uso en exteriores. El cantante mueve su brazo hacia arriba y en ese momento el fuego artificial proveniente del artefacto pirotécnico impacta la espuma de poliuretano expandido que había sido instalada en el techo del escenario para atenuar el sonido, y rápidamente le prende fuego.

La banda deja de tocar y en medio de la confusión un empleado de seguridad, al ver el incendio, trata de apagarlo con un extintor. Pero el extintor no funciona y el auditorio lo abuchea. En ese momento, el empleado de seguridad describe el incendio como un pequeño incendio de más o menos un metro de longitud. En seguida la gente que está frente al escenario trata de ayudar arrojando agua al incendio. Cuando el empleado de seguridad se da cuenta que no se lo podía apagar, el fuego ya impactaba casi todo el largo del escenario; usando el micrófono de la banda, les pide a los ocupantes de la pista de baile que evacuen. Sin embargo, este aviso solamente alcanzan a escucharlo la gente que está oyendo el concierto en la pista de baile, pero no los cientos de ocupantes en los otros ambientes de la discoteca.

Las personas que presenciaron el incendio, quienes estaban en la pista de baile, así como los integrantes de la banda, se dirigen inmediatamente a la puerta principal. Pero ahí son retenidos momentáneamente por dos empleados de seguridad. Luego de los gritos y protestas de estas personas, la seguridad del lugar libera las salidas. Ya para ese momento se había formado un cuello de botella en la única puerta de evacuación. Desafortunadamente muchos jóvenes que estaban en otras partes de la discoteca, todavía no se habían percatado que había un incendio. Los sobrevivientes mencionan que al cabo de dos a tres minutos la discoteca se había llenado de humo. Durante los dos primeros minutos se pierde el fluido eléctrico y todo queda en la oscuridad. La discoteca no tenía señalización con carteles iluminados o luces de emergencia.

Al formarse un cuello de botella en la salida principal, por el número de personas que tratan de evacuar simultáneamente, mucha gente decide entrar a los baños que prácticamente son adyacentes a la salida principal pensando que por ahí se puede salir también. Los sobrevivientes mencionan que desde los baños emanaba una luz verde, la cual posiblemente alguien pudo confundir con un cartel de evacuación. Una persona pudo haber mencionado “por aquí hay una salida” y en medio de la confusión muchos pudieron haberlo seguido. Los baños son un callejón sin salida donde una vez que se entra es muy difícil retroceder impedido por el grupo de personas que venían detrás tratando también de entrar. La principal sorpresa para los bomberos que respondieron a esta tragedia la encuentran al entrar a estos baños donde descubren más de 100 muertos.

Inmediatamente después de que llegan los llamados a la Central de Bomberos de Santa Maria, a las 03:17 de la mañana se despacha una unidad de extinción de incendios y otra de rescate con 10 bomberos en total, que salen desde la Estación Regional de Bomberos #4 de esta ciudad, a 2 km de la discoteca. Dependiendo de la fuente, entre cinco y siete minutos más tarde los bomberos ya están en frente de la discoteca. Cuando los bomberos entran al lugar, unos buscan el foco del incendio y encuentran que éste ya se había auto-extinguido. Otros buscan sobrevivientes, pero ya es muy tarde. No por el tiempo de respuesta de los bomberos, sino más bien por la velocidad en que se desarrollan este tipo de incendios. A los bomberos también les llama la atención el sonido incesante de llamadas a los celulares de las víctimas. Los bomberos encuentran el edificio lleno de humo, un humo denso y negro. Más o menos a las 04:00 de la mañana se inician las labores de salvamento.

boate kiss

Fotografías: AP/Wide World; Cortesía de Defensa Civil Rio Grane do Sul

Cómo era el edificio
La Boate Kiss era una discoteca de un solo piso, construida en un lote rodeado en sus tres costados por edificios, con fachada sobre la Rua dos Andradas, una calle de dos vías. En el centro de la fachada se encontraban de lado a lado, dos juegos de dos puertas con un ancho total de 360 cm. Estas puertas eran las únicas vías de evacuación del lugar, y desde un punto de vista normativo y práctico componían solo una salida de evacuación. Las puertas abrían hacia el exterior y tenían barras anti-pánico. De acuerdo con la normatividad del estado de Rio Grande do Sul, estas puertas limitaban la capacitad del lugar a 691 personas.

Aunque las dos puertas dobles proveían la única salida al exterior, una de estas puertas dobles estaba cercada sobre la acera frente de la discoteca por medio rejas metálicas cuyo objetivo era permitir a los clientes de la discoteca que salieran temporalmente a fumar, pero sin poder salir libremente. Esta área cercada es llamada en Brasil un “fumódromo”.

Es importante describir también cómo funcionan las discotecas en Brasil. Cuando los clientes ingresan a la discoteca reciben una papeleta donde, a lo largo de la noche y a medida que van consumiendo bebidas o comida se apunta lo que consumen. A la salida, cada cliente debe presentar la papeleta, se le contabiliza su consumo y paga. En ese momento, el cliente puede salir libremente. Este proceso de pago es contraproducente en el momento de una emergencia y esta situación no será resuelta hasta que Brasil cambie, por medio de legislación, a un procedimiento que establece el pago al momento del consumo o prepago con la compra de fichas que se intercambian por bebidas o comida. En sitios de alta concurrencia, la salida debe ser siempre libre.

El diseño del edificio estaba circunscrito a un rectángulo de una profundidad de 26.45 m y un ancho de 23.18 m, con un área construida de 613 m2. En marzo del 2010, luego de una extensa renovación, la Boate Kiss es inaugurada. De acuerdo con el proyecto de construcción aprobado por la municipalidad, la estructura tenía paredes exteriores de ladrillo; el techo era metálico a dos aguas; el techo falso de yeso acartonado; las paredes interiores de mampostería revocada recubiertas de madera; y el piso era cerámico.

boate kiss

Ilustración: NFPA Journal Latinoamericano/IFSC

La boate solo estaba protegida por extintores. No habían rociadores automáticos, sistemas de detección y alarma, carteles iluminados de señalización, iluminación de emergencia, o gabinetes de mangueras.

Según las destrezas policiales, a finales del 2011, la espuma de poliuretano expandido fue instalada para solucionar problemas de reverberación del sonido (eco) dentro de la discoteca. Esta espuma se instaló en el techo del escenario y en las paredes de las casillas de pago. De acuerdo a las investigaciones de la policía, esta espuma de poliuretano no había sido tratada con retardantes al fuego.

El poliuretano es un recubrimiento muy combustible que al entrar en pirólisis y por tener nitrógeno emana ácido cianhídrico (HCN), llamado también cianuro de hidrógeno, cianato, o ácido prúsico, el cual es altamente tóxico. Su olor no es fuerte, parecido al de almendras amargas y es un toxón de acción muy rápida. El ácido cianhídrico es 25 veces más tóxico que el monóxido de carbono (más información puede ser obtenida en las páginas 6-16 en la quinta edición en español del Manual de Protección Contra Incendios de la NFPA), el producto de combustión más común en los incendios. El ácido cianhídrico es un gas narcótico y asfixiante, que inhibe la respiración a nivel celular, y produce la muerte por paro respiratorio. Es muy letal, solo con una exposición a 181 partes por millón en 10 minutos es fatal. Los estudios forenses encontraron que el ácido cianhídrico fue la causa principal de muerte de las víctimas de este incendio.

boate kiss

Fotografías: Cortesía de Defensa Civil Rio Grane do Sul

Contrastes con el incendio de la discoteca The Station
El incendio de la Boate Kiss tiene muchas similitudes no solo con el incendio de la discoteca Cromañón, ocurrido en Buenos Aires el 30 de diciembre del 2004 donde 194 personas perdieron la vida, sino con el incendio de la discoteca The Station en Rhode Island, EE.UU., donde murieron 100 personas en el 2003. El incendio de The Station ocurrió en un predio que era más o menos un 30% más pequeño que la Boate Kiss. La importancia de este incendio no es solo su similitud con el incendio en Santa Maria, sino que fue un incendio ampliamente documentado y estudiado, que nos ayuda a entender lo que pasó en la Boate Kiss.

En el incendio The Station había condiciones muy similares a las encontradas en la Boate Kiss entre las que se incluían poliuretano expandido en el escenario donde una banda de rock estaba usando fuegos pirotécnicos (lea el estudio sobre el incendio publicado por NFPA en nfpajla.org/discotecas). Este edificio, también de una planta, con un área construida un poco menor a los 500 m2 no estaba protegido con rociadores automáticos porque en ese momento la normativa NFPA no lo requería. El edificio estaba protegido por un sistema de detección y alarma y cuatro vías de evacuación bien distribuidas, las cuales eran suficientes para la capacidad en el momento del incendio. De acuerdo con las entrevistas con los sobrevivientes, videos, y un incendio de laboratorio a escala real que replicó lo acontecido en este incendio, la pista de baile adyacente donde estaba la banda se llenó de humo en menos de dos minutos, luego de la ignición del poliuretano.

El incendio de The Station, como se mencionó anteriormente, fue analizado en un laboratorio de fuego a escala real por el Instituto Nacional de Normas y Tecnologias (NIST) quienes luego publicaron en junio del 2005 el Informe de la Investigación Técnica del Incendio de la Discoteca The Station (NCSTAR 2: Vol. 1). Durante estas pruebas, se encontró que 100 segundos después de la ignición las condiciones a 8 metros de distancia del escenario donde se inició el incendio y a 140 cm sobre el piso, hubieran sido letales. Se encontró también que si ese mismo edificio hubiera sido protegido con un sistema de rociadores automáticos, el incendio no habría afectado las condiciones de supervivencia de los ocupantes de la discoteca (ver la tabla).
boate kiss

El incendio de la Boate Kiss no fue el típico incendio sostenido donde luego de la combustión del escenario, la capa de humo obtiene suficiente calor, incendiando los contenidos en todo el recinto. Esto es llamado incendio súbito generalizado (flashover). Aquí no hubo incendio súbito generalizado ya que la mayoría de los terminados combustibles en la boate no se incendiaron.

Adicionalmente, las fotos de la mayoría de los muertos muestran muerte por inhalación y muy poca afectación por la radiación subsiguiente a un incendio sostenido. Los bomberos llegaron relativamente rápido después de la ignición, pero por la letalidad del humo, su llegada fue ya demasiado tarde. El incendio, para describirlo en términos sencillos, se “comió” el oxígeno existente, y al no haber aperturas en el perímetro de la discoteca, excepto la puerta principal, se quedó sin el oxígeno que permitiera que el resto de los contenidos combustibles de la discoteca se incendiaran. Es decir, fue un incendio muy rico en combustibles, pero pobre en oxidantes.

Análisis normativo
El código local no le daba las herramientas al inspector para cambiar las vías de evacuación, eliminar el poliuretano expandido, o requerir la instalación de rociadores automáticos. Aunque no he podido encontrar la regulación brasilera para uso de fuegos pirotécnicos en interiores, tengo la sensación de que si existe, no era una norma muy explícita. Lo que se ha podido establecer fehacientemente es que la discoteca solo tenía una salida y que había sobrecupo, que no tenía rociadores automáticos, y que la espuma de poliuretano utilizada para atenuar el sonido no tenía retardantes al fuego, y fue incendiada por un fuego pirotécnico. Pero ninguna de estas condiciones, aunque contrarias a lo que nos enseña la normativa NFPA, con excepción al sobrecupo, serían violaciones validas en Rio Grande do Sul pues la normativa local no pedía que fueran diferentes. Es decir, no podemos hacer responsables a los inspectores municipales, porque ellos no tenían las herramientas para cambiar las condiciones en este lugar.

Para ofrecer un ejemplo sobre la problemática de la normatividad local, la Norma Técnica de Prevención de Incendios del Estado de Rio Grande do Sul (Decreto No. 38.273 del 9 de marzo de 1998), hace referencia, en lo que respecta a las vías de evacuación, a la norma de la Asociación Brasilera de Normas Técnicas ABNT 9077, Salidas de Emergencia en Edificios, que entró en vigor en el 2002. Esta norma, en sus 35 páginas, establece de una manera simplista los criterios de diseño de las vías de evacuación. En la Tabla 7 establece que en boates (ocupación Grupo F6), de un solo piso (Código K), se requieren dos vías de evacuación. Pero en ninguna parte de la norma se define que las dos vías de evacuación deben ser remotas (NFPA 101, Código de Seguridad Humana, en 7.5.1.3.2 define que la distancia de separación entre dos salidas debe ser no menor a la mitad de de la longitud de la máxima dimensión diagonal del área servida por estas dos salidas). El propietario y sus asesores argumentaron que la Boate Kiss cumplía con lo que pedía la norma ya que tenía dos puertas independientes, lo cual era cierto, así estuvieran una al lado de la otra. El inspector no tiene herramientas para cambiar las cosas, aunque su experiencia le diga que están mal, pues la norma al ser tan sencilla no específica este tipo de detalles críticamente importantes.

Por otro lado, típicamente las inspecciones de los bomberos, subsecuentes a la apertura de un predio se centran en la revisión de los sistemas contra incendios y las salidas de evacuación. Generalmente, los inspectores no tienen el entrenamiento apropiado (me refiero a la mayoría de los países que yo visito, incluyendo a los EE.UU.) para revisar los terminados interiores. De hecho, la revisión visual del poliuretano expandido para verificar si este tiene el retardante al fuego, es decir si cumple como un terminado Clase A de acuerdo a NFPA, es casi imposible. De acuerdo a NFPA, espuma de poliuretano puede ser utilizada en una discoteca siempre y cuando sea tratada con un retardante y cumpla los criterios de un terminado Clase A. Esto quiere decir que la espuma debe tener un índice de propagación de la llama menor a 25 y una densidad especifica óptica menor a 450 (esto se refiere a la producción de humo). Esto es definido por NFPA como un terminado interior Clase A (NFPA 1: 12.5.4.4), probado de acuerdo con ASTM E 84, Método de prueba normalizado para las características de combustión superficial de los materiales de construcción. Esta norma es equivalente a la norma UL 723 y es conocida coloquialmente como la Prueba del Túnel Steiner.

Resultados periciales

El 28 de enero, los dos dueños de la discoteca, Elissandro Spohr (Kiko) y Mauro Hoffmannn, y dos de los integrantes de la banda, Luciano Bonilha Leão, el productor de la banda quien accionó el fuego artificial, y Marcelo de Jesus de Santos, el cantante de la banda quien tenía el fuego artificial en su mano, fueron encarcelados preventivamente. El 22 de marzo de 2013 la Policía Civil del Estado de Rio Grande do Sul entregó su reporte e implicó criminalmente a 16 personas en esta tragedia, entre ellos a los cuatro detenidos, y mencionó que 19 personas más están siendo investigadas.

El computador que grababa las imágenes de las cámaras de seguridad desaparece horas después del incendio y no ha sido encontrado. Estos videos podrían haber esclarecido por cuanto tiempo retuvieron la salida de los ocupantes los responsables de la seguridad de las puertas de salida, después de declarado el incendio.

Reflexiones
Este incendio es uno más en una racha de grandes incendios que viene azotando a Latinoamérica. Es como una epidemia. Nos hemos convertido en el “campeón mundial”, de los incendios grandes. Seis de los diez incendios con más muertos y 50% de los incendios con más de 100 muertos en el mundo desde el año 2000, han ocurrido en Latinoamérica. Parte del problema es nuestro vertiginoso desarrollo, donde estamos copiando la arquitectura del primer mundo sin tener ni las herramientas, ni los códigos de seguridad contra incendios, que evitarían la construcción de edificios que se convierten en trampas en el caso de un incendio.

Este problema no se va a empezar a solucionar hasta que no tengamos códigos actualizados de seguridad contra incendios. Ahí es donde la normativa de la NFPA es tan útil para nosotros. Aunque esta normativa fue desarrollada en Estados Unidos, su simplicidad, su sentido común y su extracción técnica la hacen útil en cualquier país del mundo. Hay personas que dicen que es muy “americana”, pero este argumento no es lógico ya que los incendios no saben de geografía, de cultura, de nacionalidades. Los incendios usan el lenguaje de la física y la química, la cual es la misma en todos los países del mundo. Adoptar y adaptar esta normativa a nuestra realidad es, desde mi punto de vista, la solución más rápida y efectiva.

¿Qué pueden aprender Brasil y América Latina con el incendio de la discoteca Kiss? Las normas contra incendios en todo el mundo siempre han sido reactivas. Es decir las cosas cambian luego de una gran tragedia. Aquí tenemos una oportunidad histórica, pues esto ocurrió en el país más grande de la región, un país que se está desarrollando rápidamente, un país que está en la mira mundial por que será el anfitrión de la Copa Mundial de Fútbol y los Juegos Olímpicos en el 2014 y 2016 respectivamente. Qué mejor legado, qué más bonito homenaje para todos estos jóvenes que murieron en la Boate Kiss si el ejemplo de esta tragedia se usa para que en el Brasil y en la Latinoamérica del futuro cercano, esta tragedia no pudiera volver a ocurrir porque las autoridades tuvieron el sentido común de adoptar normativa moderna e internacionalmente aceptada.

Jaime A. Moncada, P.E., es director de IFSC, una firma consultora en ingeniería de protección contra incendios con sede en Washington, DC. y con oficinas en Latinoamérica, y Director de Desarrollo Profesional de NFPA para América Latina.

Agradecimientos
Este tipo de informes son posibles gracias a la ayuda desinteresada de mucha gente. Primero tengo que agradecer a Jim Dolan, Director Regional de Códigos de Incendios de la NFPA, y Federico Cvetreznik, mi colega en IFSC del Cono Sur, quienes viajaron conmigo a Santa Maria y me ayudaron a digerir lo que veíamos y oíamos. En Rio Grande do Sul (RS) debo agradecer al Teniente Coronel Adriano Krukoski, quien lideró la investigación del incendio por parte de Cuerpo de Bomberos de RS y amablemente compartió conmigo todo lo que sabía, y al Teniente Coronel José Henrique Ostaszewski de la Defensa Civil de RS, quien nos llevó a Santa Maria y nos abrió muchas puertas. En Santa Maria, mis agradecimientos al teniente Coronel Adilomar Jacson Silva, de la Defensa Civil Regional Santa Maria y varios de los inspectores y bomberos del Cuerpo de Bomberos de Santa Maria, quienes compartieron con nosotros sus experiencias. También debo agradecer a Mixer, en San Pablo, la compañía productora del especial para Discovery Channel “Tragedia en Santa Maria”. Específicamente al director general Rodrigo Astiz, al director del especial Daniel Brillo, y particularmente a la investigadora Jessica Hernandez quien me permitió, durante este especial, incluir la noción de que existe una solución a estas catástrofes. Quiero agradecer también a Justin Pritchard, un reportero de la Associated Press con quien trabajé en los días subsiguientes al incendio y quien me envió los planos de la discoteca y otra información invaluable para mi trabajo que no tengo idea como la consiguió. Finalmente a Olga Caledonia, Directora Ejecutiva de Operaciones Internacionales de la NFPA, y Gabriela Portillo Mazal quienes siguen apoyando mi trabajo y me continúan ofreciendo la oportunidad de documentar estos incendios

http://nfpajla.org

Posted in Incendios, Incendios Urbanos, Investigacion de Incendios, Monografias / Articulos / Investigaciones, NFPA Journal, Siniestros Importantes | 1 Comment »

La pesadilla de Karachi.

Posted by Firestation en 23/08/2013

incendio-fabrica-pakistan-karchi

Por Scott Sutherland

En Pakistán el incendio en una fábrica de prendas de vestir provoca la muerte de 250 personas y se convierte en el incendio industrial más mortífero registrado por NFPA. 

El número de personas fallecidas en el incendio de la fábrica de prendas de vestir de Karachi, Pakistán, el 12 de septiembre de 2012, varía dependiendo de la fuente, siendo el número más frecuentemente citado el de 258 personas, más cientos de heridos. Mientras que para las autoridades pakistaníes ha resultado difícil determinar la cifra exacta, hasta los cálculos estimados definen este incidente en una categoría propia. Según la División de Análisis e Investigación de Incendios de NFPA, el incendio de Karachi se ha convertido, por amplio margen, en el más mortífero registrado en una instalación industrial o manufacturera.

La referencia previa había sido el incendio de la fábrica de juguetes Kader, que terminó con la vida de 188 trabajadores cerca de Bangkok, Tailandia, en 1993. Antes de Kader, el incidente más terrible había sido otro incendio de una fábrica de prendas de vestir: El incendio de Triangle Waist Co. en la ciudad de Nueva York en 1911, que terminó con la vida de 146 personas y generó reformas radicales en la seguridad de los lugares de trabajo en los Estados Unidos, incluida la creación del Código de Seguridad Humana de NFPA.

El incendio de Karachi le pisó los talones a otro incendio mortal de un centro industrial pakistaní, pero en la ciudad de Lahore. El 11 de septiembre de 2012, por lo menos 23 trabajadores murieron en el incendio de una fábrica de zapatos, que se inició debido a la falla de un generador eléctrico.

Los incendios ocurridos en Pakistán son los ejemplos más recientes que identifican el problema mundial con respecto a los incendios que han asolado a la industria de las prendas de vestir durante décadas. El artículo sobre el 100° aniversario del incendio de Triangle, publicado en el NFPA Journal Latinoamericano en la edición de junio 2011, destacó un gran número de similitudes entre los incendios más terribles ocurridos en fábricas de prendas de vestir durante el último siglo: pocas salidas accesibles, puertas trabadas, falta de sistemas de protección contra incendios, prácticas de cumplimiento cuestionables, el macabro espectáculo de trabajadores saltando desde los techos o ventanas superiores para escapar de las llamas. Tales incendios ahora tienden a ocurrir en países en vías de desarrollo, como Honduras o Bangladesh, en donde las condiciones peligrosas de trabajo son parte del riesgo colateral de la industria global de prendas de vestir asociado con lo que los críticos describen como la “carrera hacia el fondo” o la búsqueda continua de lugares de fabricación que ofrezcan la mano de obra más barata y la menor cantidad de requisitos regulatorios para los propietarios.

La fábrica Ali Enterpresis de Karachi, ejemplifica ampliamente esa descripción, la cual, según se informa, fabrica productos de tela de jean para etiquetas estadounidenses y europeas, siendo parte de la industria textil de Pakistán que representa alrededor de $14,000 millones de dólares anuales, o la amplia mayoría de las exportaciones del país. Los informes señalan que cerca de 1,000 trabajadores se hallaban en el edificio de varios pisos cuando comenzó el incendio, pero sólo había una salida disponible; las otras salidas habían sido trabadas. La mayor parte de las ventanas del edificio tenían barrotes. Algunas personas perdieron la vida o sufrieron heridas al tratar de saltar del edificio, pero la mayor parte de los víctimas fueron trabajadores quienes, enfrentando el humo y las llamas, no tuvieron escapatoria. Las condiciones fueron similares en el incendio de la fábrica de zapatos; un pariente de uno de los trabajadores muertos en el incendio indicó a Associated Press que no hubo manera de escapar del edificio una vez comenzado el incendio.

Los informes iniciales dieron versiones enfrentadas sobre la causa del incendio, como la posibilidad de un cortocircuito, pero todavía no se ha brindado una causa oficial. CNN ha informado que se han completado una investigación policial y gubernamental sobre el incendio y que los hallazgos se harán públicos próximamente.

Un nuevo enfoque sobre el problema de la inspección y cumplimiento

Con el incendio de Karachi una serie de problemas fundamentales relacionados con la inspección y el cumplimiento —denominadores comunes de la mayor parte de los incendios de la industria de la indumentaria— rápidamente salieron a la luz, pero el incidente ofreció una nueva vuelta de tuerca sobre el tema. La fábrica de Karachi había sido inspeccionada en agosto y había recibido una revisión favorable por parte de Social Accountability International (SAI) (Responsabilidad social internacional), un grupo de control sin fines de lucro de los EE.UU. que evalúa las condiciones de trabajo de las fábricas en todo el mundo. El periódico New York Times señaló que SAI había inspeccionado la fábrica de Karachi y había indicado que cumplía con normas internacionales en nueve de las áreas necesarias a las que SAI describe como “lugares de trabajo decentes”. Esas áreas incluyen salud y seguridad, las cuales contienen sistemas para “detectar, evitar y responder a los riesgos” y “el derecho de los trabajadores de alejarse de peligros inminentes”. Por cumplir esas normas, la fábrica Ali Enterprises recibió la prestigiosa certificación SA8000 otorgada por SAI.

Sin embargo, como informó el Times, SAI recibe un importante financiamiento por parte de la industria y cuenta con sus filiales en todo el mundo para efectuar inspecciones. Según algunos críticos, estos aspectos hacen perder el sentido de las designaciones de SAI. “Todo el sistema está viciado”, Scott Nova, director ejecutivo de Worker Rights Consortium (Consorcio de Derechos de los Trabajadores), un grupo de control de los EE.UU. financiado por universidades estadounidenses, señaló al Times. “Esto pone de manifiesto, más claramente que nunca, que los sistemas de control financiados por compañías como SAI no pueden proteger a los trabajadores”.

SAI informó al Times que había suspendido su trabajo en Pakistán con la filial que había realizado la inspección de la fábrica de Ali Enterprises, y que estaba llevando a cabo “una profunda revisión de todo su proceso de certificación”.

Los incendios industriales de Karachi, una ciudad de 20 millones de habitantes, son parte de un problema mucho mayor que sufre el país. Un estudio reciente realizado por investigadores de la Universidad de Ingeniería y Tecnología NED de Karachi investigó edificios de la ciudad que habían sufrido incendios y descubrió que “la negligencia, la violación de códigos de construcción, el desconocimiento de medidas de seguridad, el descuido y la falta de capacitación fueron las causas principales de dichos incendios. Se detectó una falta grave de instalaciones e infraestructuras para el combate de incendios”. Como consecuencia, los investigadores señalaron que “el peligro de incendio representa una amenaza grave para las actividades económicas y sociales [en las grandes ciudades de Pakistán]. Desafortunadamente, la escala de esta amenaza no es reconocida por completo en Pakistán, a pesar de que los incendios recientes. . . han provocado considerables pérdidas humanas y económicas”.

Olga Caledonia, directora ejecutiva de Operaciones Internacionales de NFPA, dice que la organización puede ayudar a los países en vías de desarrollo en pasos tales como Memorándums de Entendimiento, los que promueven los códigos y normas de NFPA y brindar versiones traducidas de los documentos clave. “Esta es un área en la que NFPA realmente puede ayudar a nivel local, brindando a los gobiernos las herramientas para proteger a las comunidades y ofreciendo a las autoridades competentes los documentos específicos para hacer cumplir las reglamentaciones”, afirmó. NFPA mantiene una relación indirecta con la Asociación de Protección contra Incendios de Pakistán a través de Confederación de Asociaciones de Protección contra Incendios International pero actualmente no existe ninguna relación directa con el país.

Sin embargo, hasta que el cumplimiento sea visto como una parte valiosa de la ecuación de la seguridad, los incidentes como el incendio de Karachi serán cada vez más comunes, dice Caledonia. “Las condiciones como las de Karachi existen en todo el mundo, y no sólo en la industria de la indumentaria”, señala. “Podemos hacer todo lo posible para diseminar nuestro mensaje de seguridad y hacer disponibles nuestros códigos, pero en última instancia la protección de sus habitantes queda en manos de los gobiernos. Controlar a la industria es una factor importante, pero los gobiernos deben estar dispuestos a tomar esas medidas”.

Scott Sutherland
es director ejecutivo del NFPA Journal


Casos reincidentes
Un incendio sin precedentes en Bangladesh es el más reciente en una larga historia de incidentes resaltando la falta de seguridad en fábricas de prendas de vestir.

Deficiencias de seguridad en instalaciones de fabricación de prendas de vestir fueron nuevamente el foco de atención, luego del incendio, en noviembre de 2012, en al fábrica de Tazreen Fashions en Bangladesh, que mató a más de 100 personas. El incendio es considerado el incidente industrial más mortífero del país, según el  The Wall Street Journal.

El incidente en Tazreen repetía de manera escalofriante las condiciones de la fábrica de prendas de vestir en Karachi, Pakistán, el incendio más mortífero jamás registrado en una instalación de manufactura o industrial, según NFPA, en el cual en septiembre del 2012 murieron más de 250 personas. La instalación de Tazreen, según varios informes periodísticos, no tenía extintores de incendios, tenía hilos y telas almacenados ilegalmente cerca de los generadores eléctricos, y no tenía escalera de incendios o rociadores. Las alarmas de humo si sonaron, pero los gerentes le dijeron a los empleados que ignoraran el ruido y sigan trabajando. Más de 1,100 personas estaban dentro del edificio durante el incendio, que los oficiales de incendio creen que fue causado por un cortocircuito eléctrico.

Los inspectores de edificaciones habían documentado sus preocupaciones luego de inspecciones previas de la fábrica, que fabricaba prendas de vestir para empresas norteamericanas y europeas. La Associated Press informó que a la instalación recibió una clasificación de seguridad de “alto riesgo” luego de una inspección en mayo de 2011 y una clasificación de “riesgo medio” en agosto de 2011. Sin embargo, el incendio pone al descubierto la “enorme diferencia” entre las empresas de ropa, las “garantías” en la seguridad que deberían proteger a los trabajadores, y las fábricas que despachan los pedidos, declara el New York Times.

El New York Times también reporta que más de 600 trabajadores de la industria de confección en Bangladesh han muerto en incendios similares desde 2005, e innumerables mas han fallecidos en operaciones en el extranjero desde que EE.UU. reforzó la seguridad en sus propias fabricas de prendas de vestir luego del incendios del Triangle Waist Co. en la Ciudad de Nueva York en 1911. Ese incendio resultó en amplias reformas, incluyendo el desarrollo del NFPA 101®, Código de Seguridad Humana

http://nfpajla.org/

Posted in Incendios, Incendios Industriales, Incendios Urbanos, Monografias / Articulos / Investigaciones, NFPA Journal, Siniestros Importantes | Comentarios desactivados en La pesadilla de Karachi.

 
A %d blogueros les gusta esto: