FireStation.

La biblioteca del parque.

  • nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 673 seguidores

  • Archivos

  • Estadísticas del blog

    • 1,863,349 hits
  • Visitas

  • Meta

Archive for the ‘Incendios’ Category

Diferente por el diseño. Nuevos tipos de estructuras y materiales en la construccion.

Posted by Firestation en 05/08/2017

Por Jesse Roman

Los atipicos featurehed

Una gran cantidad de diferentes influencias le dan forma a la apariencia y función de los edificios modernos, desde las tecnologías emergentes hasta el impulso hacia la sostenibilidad ambiental. Pero para diseñadores, entes de aplicación y socorristas estas nuevas y audaces estructuras también representan nuevos desafíos en el tema de la seguridad contra incendios y humana.

MaderaAlta 01

Altos edificios construidos en madera

¿Qué tan grande es el riesgo de incendio y cómo debería protegerse a la estructura?

Desde los albores de la humanidad, hemos usado madera principalmente para dos cosas: construir estructuras y encender fuego. Por separado, estos atributos son invalorables; juntos, han provocado algunos de los incendios más trágicos de la humanidad. Por ese motivo, en la mayoría de los países los códigos de edificación modelo, tradicionalmente han limitado la altura de los edificios de madera a menos de seis pisos.

No obstante, durante la década pasada, la actitud hacia edificios de madera más altos ha comenzado a cambiar. Recientes avances en productos de madera desarrollados mediante ingeniería, junto con la presión ambiental para que se construya de una manera más sostenible, ha derivado en la construcción de grandes edificios de tablones de madera a alturas que una vez fueron inimaginables.

El ejemplo más reciente es el de Brock Commons, una torre de 18 pisos y de 174 pies de altura; en la actualidad el edificio de armazón de madera más alto del mundo, que va a ser inaugurado en mayo en la Universidad de British Columbia. Un edificio de armazón de madera de 12 pisos en Portland, Oregon, no se queda atrás, como tampoco lo hace otro edificio de madera de 10 pisos situado en Manhattan. Un edificio de oficinas, de madera, de 7 pisos construido en Minneapolis fue inaugurado en noviembre.

En Europa y Australia la tendencia lleva una delantera, siendo muchos los edificios de madera altos que se están construyendo desde principios de los años 2000 y muchos más los que están en curso. Los proyectos y diseños son cada vez más audaces. Un estudio de arquitectura ha revelado los planos de un “rascacielos de madera” de 34 pisos para la ciudad de Estocolmo, a la vez que arquitectos de Vancouver han debatido sobre la construcción de un edificio de tamaño similar en ese lugar. Algunos arquitectos han incluso denominado a este momento de la historia como el comienzo de la Edad de Madera.

MaderaAlta 02 esp

¿Latas de yesca?

Mientras la mayoría de los arquitectos y constructores excitadamente pregonan la resistencia y versatilidad de la madera, así como su facilidad para el montaje y los reducidos tiempos de construcción, los críticos manifiestan su preocupación por las construcciones de latas de yesca cada vez más grandes.

“Me enfrento a comités de aprobación de construcciones todos los meses y constantemente escucho ‘esto no puede hacerse’”, expresó David Barber, ingeniero en protección contra incendios de Arup, quien ha trabajado en diversos proyectos de construcción de edificios de madera de gran altura y coautor del artículo del año 2013 “Desafíos que plantean los edificios de madera de gran altura para la seguridad contra incendios” (“Fire Safety Challenges of Tall Wooden Buildings”)para la Fundación de Investigación en Protección contra Incendios (Fire Protection Research Foundation o FPRF).

Barber expresó que varios de los proyectos propuestos para edificios de madera de gran altura en los que ha trabajado se habían frustrado por las inquietudes que planteaban para la seguridad contra incendios. Sostiene que, si bien el comportamiento ante un incendio de los edificios de madera efectivamente es diferente al de los edificios tradicionales de acero y concreto, se puede fácilmente lograr una adecuada seguridad contra incendios.

Muchos de los recientes incendios de grandes dimensiones, ocurridos en complejos de apartamentos en construcción—construidos con componentes de madera liviana desarrollados mediante ingeniería—han añadido mayores preocupaciones entre los funcionarios de la construcción y los bomberos acerca de edificios de madera de gran altura (ver “En llamas otra vez”). Sin embargo Barber se apresura a señalar, que en los edificios de madera más altos no se usan componentes de madera liviana desarrollados mediante ingeniería, sino elementos más pesados, tales como madera contralaminada (cross-laminated timber o CLT), que en pruebas ha demostrado tener una mayor resistencia al fuego que los materiales livianos.

Aún así, para algunos oficiales cuya tarea es preservar la seguridad de las personas, las grandes estructuras de madera son un motivo para que se actúe con precaución, independientemente del tipo de madera que se use. “Lo lamento, pero soy muy reacio a aprobar algo que esté hecho de aserrín y pegamento”, sostuvo el bombero y ex jefe de bomberos de Nueva Jersey, Jack J. Murphy, quien también ocupa el cargo de presidente de la Asociación de Directores de Seguridad contra Incendios del Área Metropolitana de Nueva York (Fire Safety Directors Association of Greater New York) y es miembro del Comité de Asesoramiento de Seguridad para Edificios de Altura de NFPA. “Mi mentalidad es, si ahora estamos atravesando duros momentos al enfrentar algunos de estos incendios en edificios de madera de baja altura, ¿cómo vamos a hacer con edificios de mayor altura? Les llevará mucho trabajo para que nos sintamos cómodos con la idea”.

Hay diversos tipos de productos de madera pesada en el mercado actualmente, pero CLT es, posiblemente, el más popular. Un panel de CLT consta de tres a siete capas de tablas de madera entrecruzadas y unidas entre sí para una máxima resistencia. Un panel típico puede tener 10 pies de ancho, 60 pies de largo y casi dos pies de espesor. El tamaño y espesor de los paneles, Barber argumenta, les da a los productos de madera pesada desarrollados mediante ingeniería una resistencia al fuego natural. Cuando la madera se quema, naturalmente acumula una capa de residuo carbonoso sobre su superficie exterior, que forma una barrera que la aísla del calor y del fuego. Con tablones de madera conun diseño de un espesor suficiente “podemos desarrollar la ingeniería del edificio de manera que naturalmente resista el fuego y soporte las cargas”, dijo Barber.

En muchos casos, el interior del edificio de madera está acabado y encapsulado con cartón de yeso certificado con resistencia al fuego, lo que le suma una capa extra de protección. Sin embargo, dejar las maderas parcialmente expuestas, es una tendencia de diseño cada vez más popular lo que pone nerviosos a oficiales de bomberos como Murphy. “Es todo madera y creo que hay mucha reticencia con eso, especialmente en Manhattan donde las huellas de construcción de algunos edificios están a cuatro pies de distancia de los edificios vecinos”, dijo. “En algunos de estos casos, el exterior del edificio es madera y el interior es madera, de manera que lo que se quema de afuera hacia adentro plantea una preocupación, especialmente en un área densamente poblada”.

Barber admite que la exposición de la madera en el interior de altos edificios de madera altos puede aumentar la duración del incendio porque la madera agrega combustible a sí misma. “Pero la mayoría de los edificios, cualquiera sea su altura, están protegidos con rociadores, de manera que algo tendría que salir muy mal para que el riesgo de incendio aumente de una manera significativa”, expresó.

Determinar cuánto impacta la madera pesada expuesta de una vivienda residencial en el crecimiento de un incendio es un objetivo clave de un proyecto de FPRF actualmente en curso. El artículo “Desafíos que plantean los edificios de madera de gran altura para la seguridad contra incendios – Fase 2” (“Fire Safety Challenges of Tall Wooden Buildings Phase 2) incluye ensayos a escala real de habitaciones de madera con superficies expuestas con el objetivo de cuantificar cuánto difieren los incendios en habitaciones con madera expuesta en la temperatura, propagación del fuego, toxicidad y otros factores, en comparación con lo que ocurre en habitaciones con madera totalmente cubierta en cartón de yeso. Los ensayos se van a llevar a cabo entre marzo y junio y los resultados deberían ser publicados a partir de fines del mes de junio.

Barber cree que los edificios de tablones de madera pesada continuarán aumentando en popularidad a medida que los oficiales estén más cómodos y familiarizados con su seguridad contra incendios y a medida que el público continúe valorando las ventajas de la madera como un recurso sostenible. No es una tendencia que vaya a decrecer en el corto plazo. “Mientras más de estos edificios sean construidos y la gente vea que esto no es tan temible como creen, habrá muchos otros”, sostuvo Barber. “Es sólo una cuestión de tiempo”.

Edificios Contenedores espEdificios de contenedores de envío – Vivir y trabajar en cajas de acero

En estos últimos años, una de las tendencias más curiosas que esta ocurriendo en la edificación involucra a los contenedores de envío, esas grandes cajas de acero que se utilizan para transportar mercaderías en barcos, trenes y tractocamiones por todo el mundo

Los contenedores, generalmente de 40 pies de largo, 8 pies de ancho y 8½ pies de alto, se han usado como bloques de construcción para diversos fines, desde pequeñas cabañas aisladas hasta lujosas residencias de uso regular. Han sido propuestos como refugios para emergencias, como rascacielos urbanos para alojar a los pobres en los barrios marginales de Mumbai, como alojamiento para dormitorios de universidades y como hoteles, restaurantes, tiendas y demás alternativas intermedias. Pero, ¿son seguros?

Si se hace de la manera correcta, no hay nada que pueda evitar que un contenedor de envío sea una lugar perfectamente seguro como para considerarlo un hogar, siempre y cuando cumpla con todos los códigos de edificación, dijo Jim Muir, jefe de funcionarios de la construcción del Condado de Clark, Washington, y presidente del Comité de Elaboración del Código de Edificación de NFPA. En las propuestas para el uso de contenedores que él ha revisado, hay algunas cosas que deben tenerse en cuenta, expresó Muir. Primero, se requieren puertas apropiadas que cumplan con las disposiciones del código; los pestillos instalados en el contenedor no serán suficientes, porque solo pueden ser cerrados desde el exterior. En segundo lugar, se necesita un aislamiento apropiado y ventanas para cumplir con el código de energía. Tal como se presentan, los contenedores cumplen un excelente trabajo en la regulación de la temperatura. Además, es necesario que cuenten con sólidos sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado para mantener una apropiada ventilación y toma de aire fresco. Finalmente, muchos aspirantes a ser propietarios de contenedores se sorprenden al enterarse de que, aunque un contenedor típico de 40 pies pesa más de cuatro toneladas, generalmente son obligatorios cimientos apropiados con tirantes, especialmente en áreas propensas a terremotos.

Rascacielos lápiz

Preocupaciones de los socorristas en edificios altos y delgadosRascacielos lapiz esp

Por el poco espacio que ocupan y la altísima demanda inmobiliaria de estos los últimos años, los promotores inmobiliarios han transformado la vecindad cercana al extremo sur del Central Park de Manhattan en un jardín de torres de acero, increíblemente altas y delgadas. Con 1,396 pies y 85 pisos, 432 Park, inaugurado en diciembre de 2015, es el edificio residencial más alto del hemisferio occidental, con una huella de construcción de solamente 94 pies por 94 pies; la superficie total de alrededor de 8,800 pies cuadrados es aproximadamente una décima parte de la ocupada por el edificio del Empire State de menor altura. Más delgada aún es la cercana torre de 82 pisos construyéndose en 111 West 57th Street que será de solamente 60 pies por 80 pies y de más de 1,400 pies de alto, con una relación ancho-altura, también conocida como relación de aspecto de 1:23—lo que lo hará el edificio más delgado del mundo. Sin embargo, perderá su título si se construye en 37th Street un edificio proyectado en 60 pisos con una huella de construcción de solamente 50 pies por 54 pies.

Jack J. Murphy, ex bombero, ex jefe de bomberos y actual presidente de la Asociación de Directores de Seguridad contra Incendios para Edificios de Gran Altura de la Ciudad de Nueva York (New York City High-Rise Fire Safety Directors Association) ha inspeccionado algunos de estos edificios y dice que presentan desafíos muy específicos y únicos para los bomberos. En primer lugar, las pequeñas huellas de construcción de los edificios implican escaleras tijera muy angostas que pueden tener cinco o más giros entre los pisos. Murphy se pregunta: “¿De qué manera afectará esto la extensión de mi manguera?”. El tamaño compacto también significa espacios reducidos para las operaciones y la clasificación médica ante una emergencia.

Mientras tanto, en algunos edificios lápiz—término empleado para edificios con relaciones de aspecto mayores de 1:10—los pisos que albergan los componentes mecánicos se dejan totalmente abiertos al exterior para permitir el paso del viento, lo que aumenta la estabilidad. Si durante un incendio se dejara abierta una puerta en estos pisos, “el viento podría causar que el fuego se dispare hacia allí como saliendo de un soplete”, dijo Murphy. Además, comenta que al menos uno de los edificios que inspeccionó tenía rejillas en cada apartamento para la admisión de aire desde el exterior, lo que también podría afectar las condiciones de un incendio. “Es por esto que resulta fundamental que los cuerpos de bomberos salgan al campo y hagan el reconocimiento y la inteligencia antes de un incidente, de manera que sepan a qué se estarán enfrentando”, dijo.

 

Edificio Porsche Design Tower

Protección del primer ascensor residencial de automóviles del mundo

En el área metropolitana de Miami ciertamente no faltan los condominios lujosos, pero solamente uno permite estacionar su Porsche en un “garaje en el cielo” a 60 pisos de altura y en su penthouse.

A principios de este año, los residentes comenzaron a mudarse a la innovadora Porsche Design Tower de Sunny Isles Beach, Florida, que se destaca por tener los primeros ascensores residenciales de automóviles del mundo. Cada uno de los tres ascensores de la torre trasladan los vehículos a garajes privados de vidrio, adyacentes a cada una de las 134 unidades.Edificio Porsche esp

Durante varios años, el ingeniero en protección contra incendios Michael Sheehan de SLS Consulting había mostrado su preocupación por saber de qué manera hacer que esta nueva tecnología resultara segura para los residentes. Con más de 200 vehículos de diversos tipos de combustible y sus correspondientes riesgos circulando por el edificio, Sheehan y su equipo debían considerar todos los posibles escenarios de riesgo en que algo pudiera fallar. El mayor desafío era el elemento humano.

“Se supone que nadie jamas va a encender su auto en el garaje de vidrio o en el ascensor, pero sabemos que en algún momento alguien podría hacerlo”, dijo. La pregunta era, ¿qué hacemos al respecto?”

El resultado es “tal vez el ascensor más seguro del mundo”, expresó, con el sistema completo de ascensores con listado propio de Underwriters Laboratories adaptado. Las cabinas de los ascensores están equipadas con múltiples detectores de aire, de manera que aún una minúscula cantidad de monóxido de carbono, humo, gas inflamable o fuga de combustible hará que el ascensor sea rellamado al primer piso. Cada cabina está equipada con un sistema de supresión de agua nebulizada con un tanque de agua rellenable a bordo. Los garajes integrados a las unidades cuentan con diversos sistemas de detección y supresión, sistemas de extracción mejorados y bolardos estructurales para impedir que los conductores accidentalmente invadan los cuartos de estar con sus vehículos.

“Hemos estado muchas noches sin dormir pensando en los diferentes desafíos y riesgos, pero fue uno de los proyectos más divertidos en los que he trabajado”, dijo Sheehan.

Pequeñas viviendas

Mientras más personas optan por vivir en pequeñas residencias, los funcionarios a cargo de la elaboración de códigos previenen la confusión

No son pocas las personas que se presentan en la oficina de Jim Muir para consultarle acerca de sus deseos de reducir el tamaño de sus viviendas.Tiny House esp

“Nos han planteado sus inquietudes, pero generalmente no avanzan más en sus inquietudes cuando se dan cuenta de lo que se requiere y de lo que no se requiere”, dice Muir, funcionario de la construcción de la más alta jerarquía del Condado de Clark Washington. “Si construye una vivienda pequeña, igual es necesario que cumpla con los requisitos mínimos del código de edificación; engeneral, la mayoría de las personas ni si quiera tienen conocimiento de que existe tal documento”.

A medida que la revolución de las viviendas pequeñas se arraiga en los Estados Unidos—la industria ha producido libros, revistas y programas de televisión, alentados por personas interesadas por la idea de reducir sus viviendas para ahorrar dinero y simplificar sus vidas—las estructuras de tamaño pequeño han generado confusión en lo que respecta a la aplicación del código.

La mayoría de las viviendas pequeñas tienen entre 200 y 500 pies cuadrados y contienen todas las prestaciones estándar de una vivienda moderna en el espacio de una o dos habitaciones. Algunas viviendas se asientan sobre chasis, otras sobre ruedas y otras sobre cimientos permanentes; algunas se construyen en sitio y otras se fabrican en algún otro lugar y se transportan al sitio. Considerando la diversidad, es entendible que algunos funcionarios de la construcción se planteen interrogantes: las viviendas pequeñas, ¿Son viviendas prefabricadas? ¿Casas rodantes? ¿Viviendas unifamiliares construidas en sitio? ¿Puede un edificio así de pequeño cumplir de manera realista con los requisitos de construcción mínimos? Mientras tanto, muchos adeptos a las viviendas pequeñas se preguntan por qué sus hogares deberían estar sujetos en alguna medida a los códigos de edificación.

Para simplificar la confusión e identificar los desafíos que el código plantea a las viviendas pequeñas, el Comité de Elaboración del Código de Edificación de NFPA recientemente publicó un informe oficial, “Lineamientos del Código de Edificación para viviendas pequeñas” (“Building Code Guidelines for Tiny Homes”). El informe está dirigido a los grupos de interés, entre ellos responsables de la aplicación de códigos, futuros propietarios y líderes de la comunidad, algunos de los cuales están cambiando a emprendimientos de pequeñas viviendas para resolver el problema habitacional de una manera accesible.

“Es necesario que los funcionarios públicos tengan en cuenta que estas son viviendas, y que el 80 por ciento de las muertes por incendio ocurren en residencias, por lo que tenemos que asegurarnos de que estas viviendas sean seguras”, expresa Ray Bizal, director regional sénior de NFPA y ex personal de enlace del Comité de Elaboración del Código de Edificación. “Hay personas que creen que pueden construir una vivienda pequeña y no cumplir con los códigos, porque por algún motivo las viviendas pequeñas son excepcionales o diferentes. Pero si es un edificio, se tiene que cumplir con el código de edificación”.

Aunque ni en NFPA 5000, Código de Seguridad y Construcción de Edificios, ni en los Códigos Internacionales de Edificación o Residencial se hace referencia específicamente a las viviendas pequeñas, generalmente se encuadran en la categoría de viviendas. La pequeña huella de construcción de las viviendas pequeñas puede hacer que el cumplimiento con el código sea complejo, pero no imposible.

“Analizando el artículo, estimamos que se requieren aproximadamente 370 pies cuadrados para cumplir con todos los requisitos del código”, dice Bob Kelly, gerente del Departamento de Servicios de Concesión de Permisos (Department of Permitting Services) del Condado de Montgomery, Maryland, y miembro del comité de NFPA que redactó el artículo sobre viviendas pequeñas. “Hay suficiente flexibilidad en el código para su correcta aplicación—nada le prohíbe que tenga un área para dormir en una cocina, por ejemplo”.

Si bien el artículo concluye que la mayoría de los requisitos del código pueden ser cumplidos con relativa facilidad, unos pocos conceptos típicos del diseño sí presentan problemas con el cumplimiento. Por ejemplo, para maximizar el espacio, en la mayoría de las viviendas pequeñas usan el altillo como habitación para dormir; si bien los códigos de edificación no definen específicamente a un altillo, hay reglas específicas para espacios para dormir. Como todos los espacios habitables, NFPA 5000 exige que las habitaciones para dormir cumplan con un requisito mínimo de altura libre de siete pies, seis pulgadas y estén equipadas con un medio de escape primario y un medio de escape secundario. La mayoría de las habitaciones para dormir en altillos de viviendas pequeñas no cumplen ninguno de los requisitos. Además, como la habitación para dormir en un altillo está técnicamente en un segundo piso, el código requiere escaleras con dimensiones máximas de peldaños y huellas. En muchas viviendas pequeñas se usan escaleras manuales, técnicamente no están permitidas.

“Uno quiere ser cooperativo y buscar alternativas, pero en determinados casos no hay otra opción”, dice Muir. “Un elemento básico para la seguridad humana, son las escaleras y los medios de escape—todos tienen la expectativa razonable de que, ante una emergencia, podrán salir”. Muir ha rechazado planos de viviendas pequeñas que según él no tenían la ventilación apropiada ni espacios libres para las estufas a leña. Las viviendas pequeñas deberían, sin embargo, poder cumplir fácilmente con el requisito del código de contar con la instalación de rociadores de incendio automáticos para residencias, ya que casi todas tienen fontanería y agua corriente, concluía el informe.

Generalmente, el desafío no son los códigos, sino que los propietarios de las viviendas cumplan. Muchos adeptos optan por ese estilo de vida para salir de las complicaciones del gobierno y la legislación, según un comentario de manifestación de enojo publicado en el sitio web tinyhousetalk.com.

“Lo último que quieren los residentes de viviendas pequeñas es tener que cumplir con códigos y reglamentanciones hasta el día de su muerte”, escribió el comentarista. “¿Caerse de un altillo, realmente? ¿Riesgos de incendio?… La idea general de este movimiento es la libertad, lamento incomodar, pero puedes accidentarte en cualquier momento, en cualquier lugar”.

Muir ha oído todo esto antes, especialmente el argumento de que una persona que construye una vivienda pequeña para sí mismo está asumiendo el riesgo y no debería estar sujeta a una supervisión. “Pero tienen que darse cuenta de que pueden ser o no residentes de esta vivienda durante un largo plazo—tiene que verse el panorama más amplio, más duradero”, sostiene Muir. “Una vez que has terminado y la vendes a la siguiente persona, la expectativa de esa siguiente persona será que esta vivienda cumpla con todos los códigos de seguridad de edificios y las autoridades competentes también tendrán esa expectativa”.

Ambos oficiales señalan que, si se hace de la manera correcta, no hay ningún peligro inherente en las viviendas pequeñas—el tamaño no es una desventaja. “Puede argumentar que son más seguras porque es menor la distancia a recorrer para salir ante un incendio”, dice Kelly. “Siempre que tengan un cableado apropiado, que esté apropiadamente instaladas, estén bien anexadas a los cimientos y cumplan con los códigos, su desempeño debería ser igual al de cualquier otra vivienda. Donde te metes en problemas es cuando dices: ‘las viviendas pequeñas son tan bonitas, no necesitan cumplir con los códigos de seguridad’”.

Anuncios

Posted in Edificacion, Incendios, NFPA Journal, Prevencion | Leave a Comment »

LA GESTIÓN DE INFORMACIÓN EN LA EMERGENCIA Los roles de Oficial, Director y Gestor de la informacion

Posted by Firestation en 25/07/2017

Los eventos naturales pueden tener efectos dañinos sobre el medio ambiente directamente o en las personas indirectamente. Los incendios forestales y los volcanes pueden perjudicar la calidad del aire. Los huracanes y las inundaciones pueden contaminar los suministros de agua y averiar las instalaciones de aguas residuales. Cualquiera de estos eventos puede esparcir materiales contaminados al medio ambiente. La respuesta de las personas a este tipo de eventos también puede originar otro tipo de daños al no saber gestionar la incertidumbre que se produce durante los mismos. Hoy en día con las nuevas tecnologías y redes sociales junto a la rapidez de respuesta de sus usuarios podemos encontrar información en la red de cualquier evento que se produzca en cuestión se segundos, incluso a nivel mundial. Pero esa información, sesgada y deficitaria en su mayoría, aumenta los interrogantes derivados del evento. Estas ” cosas por resolver ” disparan exponencialmente las dudas y el pánico en la población en sus diferentes niveles, otorgando un lógico sensacionalismo procurado por la incertidumbre generada. Ante la necesidad de que esto no ocurra, sobre todo en catástrofes de gran índole en las que haya o exista una gran mayor afectación social, requiere de unos roles de gestión de esa información para que exista un mayor control y canalización de lo que objetivamente esté pasando en la emergencia. Esto se consigue con un ” Triunvirato ” de papeles o roles desempeñados por personal cualificado en los que se recibe, se toman decisiones y se canaliza la información recibida, entre otras cosas, del evento a tratar.
EL “TRIUNVIRATO” DE LA GESTIÓN DE INFORMACIÓN EN LA EMERGENCIA Los roles de Oficial, Director y Gestor de la información (PDF Download Available). Available from: https://www.researchgate.net/publication/318672326_EL_TRIUNVIRATO_DE_LA_GESTION_DE_INFORMACION_EN_LA_EMERGENCIA_Los_roles_de_Oficial_Director_y_Gestor_de_la_informacion

Posted in Incendios, Mando y control | Comentarios desactivados en LA GESTIÓN DE INFORMACIÓN EN LA EMERGENCIA Los roles de Oficial, Director y Gestor de la informacion

Prevención de megaincendios forestales mediante el diseño de planes de operaciones de extinción basados en nodos de propagación

Posted by Firestation en 12/07/2017

  • Resumen
    • El problema de los incendios forestales es cada vez más acuciante, debido fundamentalmente a los cambios socioeconómicos acaecidos durante los últimos 40 años, y agravado por el efecto del cambio climático (Pausas y Fernández Muñoz, 2011), que ya está afectando de forma negativa al estado de las masas forestales, especialmente en la zona de la costa mediterránea.Según los sistemas tradicionales de extinción de incendios, bajo determinadas condiciones meteorológicas, el control del incendio se hace muy complicado o imposible hasta que no varíen los factores que afectan a su propagación, de ahí la expresión de incendios fuera de capacidad de extinción (Costa et al, 2011). Con el método propuesto se intentará dar solución a esta expresión, aceptando que los métodos tradicionales no son efectivos para determinados comportamientos del incendio. Como objetivo principal, se tratarán de establecer una metodología para la redacción de unos planes de operaciones proactivos, que permitan anticiparse a la propagación del incendio, reduciendo los efectos del mismo sobre el territorio en todos sus aspectos (pérdida de cubierta vegetal, erosión, efectos sobre la captación de agua, emisiones de carbono, liberación del carbono retenido en el suelo, etc.), a la vez que proporciona un escenario más seguro para las unidades intervinientes en su control.El área de estudio se centra en la provincia de Valencia, y más concretamente en dos zonas forestales, una de ellas es la comarca de Requena Utiel y la otra es la Sierra Calderona, cada una con sus particularidades.Se propone realizar un análisis climatológico y meteorológico de cuáles son las condiciones que gobiernan el desarrollo de los grandes incendios en la Comunidad Valenciana. Una vez definidas estas condiciones, se extrapolarán a escenarios futuros, de acuerdo con las previsiones que marcan los diferentes escenarios de cambio climático, donde se tendrá en cuenta la evolución de los modelos de combustible y la fenología de las especies forestales presentes.

      Una vez determinados estos escenarios, se propone realizar un análisis del comportamiento del fuego mediante el simulador WildFire Analyst, para determinar cuáles son los principales caminos de fuego, y por adición, donde se encuentran los nodos de propagación presentes en cada zona de estudio, por donde propagarán la mayoría de los incendios bajo las peores condiciones meteorológicas.

      Una vez determinados estos nodos de propagación, y seleccionadas las zonas de mayor interés a la hora de confinar los grandes incendios en este territorio, se diseñarán una serie de actuaciones en materia de prevención de incendios que traten de confinar el desarrollo de los grandes incendios, estudiadas bajo los parámetros de comportamiento del fuego, y que provean de áreas de seguridad a las unidades intervinientes en su control.

 

Posted in Incendios, Incendios Forestales | Comentarios desactivados en Prevención de megaincendios forestales mediante el diseño de planes de operaciones de extinción basados en nodos de propagación

Informe WWF 2017: Fuego a las puertas.

Posted by Firestation en 06/07/2017

Posted in Desastres Naturales, Incendios, Incendios Forestales | Comentarios desactivados en Informe WWF 2017: Fuego a las puertas.

Apuntes sobre Incendios Forestales – La guía de actuaciones en incendios forestales para brigadistas

Posted by Firestation en 27/06/2017

Esta guía pretende ser un manual de campo con recomendaciones, protocolos e información básica para la intervención en Incendios Forestales, dirigida tanto a brigadistas de tierra como helitransportados, capataces, técnicos, conductores, etc… en definitiva a todos los profesionales de la extinción de Incendios Forestales, independientemente de la Comunidad Autónoma a la que pertenezcan.

Hemos intentado recopilar de forma breve y esquemática mucha de la información que nos ofrecen los manuales y libros escritos por profesionales del sector. Inpirada en el “Incident Response Pocket Guide” del National Wilfire Coordinating Group de Estados Unidos, ya en 2015 nuestro compañero Jose Luis Duce Aragüés contruyó lo que sería nuestra guía de campo para la base BRIF de La Iglesuela, y de ahí surgió la pregunta, ¿por qué no contruir una para todo el territorio nacional?

Así, se propone esta GUÍA PARA ACTUACIONES EN INCENDIOS FORESTALES, una guía autodenominada por su versión, pues se trata de una guía viva, que estará en constante cambio y desarrollo, abierta a correcciones y nuevos aportes de cualquier profesional del sector. En definitiva, proponemos una guía que refleje los protocolos y saber comunes de todos los profesionales en la extinción de incendios forestales.

TAMAÑO A6

Imprimir en hojas BLANCAS (Págs 1-11) AMARILLAS (Págs 12-24) VERDES (Págs 25-32) y ROJAS (Págs 33-47)

Posted in Incendios, Incendios Forestales, Manuales | Comentarios desactivados en Apuntes sobre Incendios Forestales – La guía de actuaciones en incendios forestales para brigadistas

Inicio y propagacion de incendios en fachadas. Fenomeno y calculo de la propagacion.

Posted by Firestation en 19/06/2017

Posted in Edificacion, Incendios, Incendios Urbanos, Legislacion, Legislacion Edificacion | Comentarios desactivados en Inicio y propagacion de incendios en fachadas. Fenomeno y calculo de la propagacion.

Malos Humos

Posted by Firestation en 07/06/2017

Esta entrada comprende la recopilacion de varios articulos publicados originalmente en FuegoLab http://fuegolab.blogspot.com.es/ Bitácora de divulgación científica sobre incendios forestales y experimentos de combustión en laboratorio.
Por su especial interes y claridad de explicaciones me ha parecido relevante incluirlo aqui para mayor conocimiento de todos aquellos que trabajamos en los fuegos forestales.

¿Alguien cabreado en la sala? Mejor dicho ¿alguien no está cabreado en la sala? Con los tiempos que corren lo habitual es estar de mal humor y sin quererlo ni beberlo nos convertimos por momentos en “mala gente”, gente con “malos humos” ¿Y qué pasa cuando inhalamos humo? ¿es suficiente para perder la capacidad de análisis, de razonar, de dejar de “ser humano” para convertirnos en un juguete de nuestro entorno? Igual que nos ocurre con la “contaminación mediática” los bomberos forestales se tienen que enfrentar en su trabajo con malos humos, pero nada de humos metafóricos, humos nocivos de verdad, que en casos extremos pueden afectar a su capacidad de trabajo, poniendo en peligro sus vidas.
Humo procedente de quema prescrita ejecutada por @briflubia

El peligro para la salud por inhalación de humos en bomberos urbanos es un tema bastante estudiado debido al peligro inherente que presenta este colectivo cuando se enfrenta a incendios en estructuras. Los productos que se pueden llegar a inhalar son en muchas ocasiones desconocidos y en la mayoría de los casos peligrosos para la salud. Sin embargo es una problemática poco estudiada en el caso de los bomberos forestales, cosa sorprendente habida cuenta que estos profesionales nunca disponen de equipo autónomo. Los que hayáis visto la serie documental La Vida en Llamas, os acordaréis que muchos de los comentarios de los bomberos forestales hablando de la dureza del trabajo, relataban episodios de fatiga extrema y síntomas como dolores de cabeza, irritación de ojos y garganta, aumento de mucosidad, etc. Tanto la fatiga como el resto de los síntomas directos están relacionados con la inhalación de humos o gases procedentes de la combustión de la vegetación, interaccionan durante el incendio y se prolongan al día siguiente incluso días posteriores al mismo, provocando falta de sueño y por tanto aumentando el riesgo de fatiga en salidas posteriores. Pero ¿por qué ocurre esto? ¿qué productos tiene el humo procedente de un incendio forestal que lo hace tan nocivo? ¿qué efectos puede tener en la salud? ¿se pueden reducir los riesgos para los combatientes? ¿existe peligro de enfermedades profesionales por esta causa?

Ejecución de quema prescrita bajo arbolado
(BRIF de Lubia, Soria, @briflubia Foto: Laboratorio de incendios forestales INIA)

Mi profesor de la Universidad de Córdoba y ahora compañero en trabajos de investigación, Francisco Rodríguez y Silva (@fcorysilva), me pasó recientemente un trabajo pionero en este tema coordinado por el USDA Forest Service (@forestservice) y la Universidad Johns Hopkins: “The effects of forest fire smoke on Firefighters“. Este estudio data de febrero de 1989 y surgió, como muchas de las investigaciones posteriores en otros campos, a partir del trágico incendio de Yellowstone de 1988 cuando la alarma social por los efectos del humo en la salud de residentes y combatientes fue objeto de debate en todo el mundo. La revisión que se hizo en este trabajo se ha repetido y mejorado en trabajos posteriores pero muchas de las preguntas planteadas siguen aún sin una respuesta.

¿Qué hay en el humo?
Los principales componentes del humo emitido por la vegetación son el Dióxido de Carbono (CO2) y el vapor de agua (H2O) durante la fase de llama y el monóxido de carbono (CO) en la fase de rescoldo (combustión sin llama). Para mostrarlo, aquí tenéis la evolución de la curva de calor emitido (HRR) por una muestra de jara sometida a una radiación fuerte y la evolución de CO2 y CO en el mismo ensayo. Se puede comprobar que la mayoría del dióxido de carbono se emite durante la combustión con llama y la mayoría del monóxido de carbono durante la fase de rescoldo sin llama.
Fuente: Fernández-Gómez et al. 2010

El 90% del carbono emitido durante la combustión de la vegetación es por tanto CO2 y CO. Entonces ¿qué es el resto del humo? Antes de la ignición se generan gran cantidad de gases volátiles denominados en la literatura científica como VOCs (Volatile Organic Compounds), algunos de ellos responsables del proceso de ignición por su bajo punto de inflamación, como hemos hablado en anteriores entradas. También incluye compuestos como el etano, propano, acetileno, metanol, acetona, etc., todos ellos a muy baja concentración (menos del 2% del total de gases) pero alguno de ellos como el benzopireno reconocidos productos cancerígenos. Durante la fase de llama además del CO2 se emiten también óxidos y ácidos de nitrogeno (NOx, HNO)  y otros aerosoles. El siguiente gas en importancia tras el CO y el CO2 en el total de la mezcla de gases es el metano (CH4) que se emite básicamente en fase de rescoldo, junto con el amonio (NH3) y el óxido de azufre (SO2). La combustión incompleta de la vegetación genera además gran cantidad de hidrocarburos (aldehidos, acroleina, benceno) responsables de la mayoría de los síntomas de irritación que perciben los bomberos. Asociado al rescoldeo se encuentra también la combustión de la materia orgánica del suelo que genera calentamiento del suelo mineral y la posible generación de cristales de silicio, productos altamente peligrosos para la salud.

El oxígeno del aire propicia la combustión de la vegetación en presencia de una fuente de calor. Los gases más abundantes en el humo resultante son el dióxido de carbono en la fase de llama y el monóxido de carbono y metano en la fase de rescoldo  Fuente
Hasta ahora hemos hablado de los gases “invisibles” que contiene el humo, pero el humo lo podemos ver debido a lo que se denominan partículas en suspensión o “materia particulada” en la literatura anglosajona (PM , Particulate Matter). Estas partículas se suelen clasificar por clases de tamaños en partículas gruesas de más de 10 micras (materia sedimentable no respirable), materia en suspensión de menos de 10 micras (Fracción inhalable PM10) y partículas finas de menos de 2,5 micras (fracción traqueobronquial PM2.5) que llegan hasta los pulmones. Para los combustibles forestales las partículas PM2.5 representan aproximadamente el 70-80% del total, lo que muestra la peligrosidad de este “humo visible” al penetrar en el organismo de los combatientes, en gran medida responsable de los síntomas de irritación de las mucosas y aumento del cansancio. No hay muchos estudios sobre su composición en combustibles forestales pero básicamente son carbono orgánico (entre 37-65%) y el resto son partículas de menos de 1 micra (PM1) que llegarían hasta los alveolos pulmonares compuestos de Carbono elemental y trazas de iones y metales solubles en el vapor de agua.
Comparación de los tamaños más frecuentes de las partículas del humo en suspensión Fuente
Penetración de partículas en suspensión procedente del humo en el organismo en función de su tamaño. Fuente


¿Qué efectos tiene el humo sobre la salud de los bomberos forestales?

Los efectos potencialmente más graves de acuerdo con la composición de los humos son:

(1) Intoxicación por CO, que afecta al comportamiento neurológico del cerebro y por tanto a la capacidad de toma de decisiones en situaciones de estrés. Las consecuencias son imprevisibles pero lo más descrito son heridas o accidentes graves como consecuencia de la falta de coordinación, fatiga o errores en la toma de decisiones que lleven al bombero a un accidente que pueda llegar a provocar lesiones graves.
(2) Enfermedades pulmonares, cardíacas o incluso cáncer consecuencia de la acumulación de sustancias nocivas en el organismo
(3) Trastornos en las mucosas como consecuencia de la inhalación de hidrocarburos (aldehídos, bencenos) y partículas en suspensiónEsto es lo que “potencialmente” podrían provocar los “malos humos” en función de los compuestos tóxicos que hemos comentado. Pero todo proceso de exposición a riesgos para la salud depende del tiempo de exposición y la concentración del contaminante ¿qué sabemos sobre la exposición de los bomberos forestales a los humos procedentes de la combustión? Como hemos comentado, no hay muchos estudios sobre las concentraciones y tipos de compuestos emitidos por el humo de incendios forestales o quemas prescritas, ni del efecto directo de los humos en la capacidad de trabajo de los bomberos forestales y los posibles efectos a corto y medio plazo sobre su salud. Vamos a comentar los datos que se conocen al respecto

Los estudios más detallados sobre la concentración de gases procedentes del humo en incendios o quemas prescritas provienen del USDA Forest Service (EEUU) y del Bushfire CRC (Australia). En Europa se han descrito humos procedentes de quemas prescritas en Italia y Portugal. En España se llevó al cabo el proyecto CREIF en el que se estudió exhaustivamente el esfuerzo del trabajo de los bomberos forestales BRIF aunque la exposición a humos no se estudió tan al detalle como en otros países. Todos los estudios concluyen que los humos alcanzan valores muy altos, en muchos casos por encima de los valores legales recomendados, al menos puntualmente, para sustancias como el NO2 y el SO2 y sobre todo la materia en suspensión, en particular las PM2.5. Sin embargo, los seguimientos realizados a los bomberos mediante aparatos de monitoreo, muestran que es el CO, los gases irritantes (formaldehido, acroleina) y las PM2.5, los contaminantes que superan con más frecuencia los tiempos y concentraciones de exposición recomendables. Además el CO se ha mostrado como un buen predictor del resto de los contaminantes con lo que se recomienda el uso de monitores de CO calibrados para poder estimar la exposición a otros gases peligrosos.
Relación entre la concentración de CO y formaldehido en el humo inhalado por bomberos forestales Fuente

Como comentamos anteriormente, el CO, los hidrocarburos irritantes y las partículas en suspensión son más abundantes en la fase de rescoldo (combustión sin llama). Por tanto y paradójicamente, la exposición a humos tóxicos puede ser mayor y más peligrosa en la fase de final de la extinción donde se están sofocando zonas incandescentes y focos secundarios. Esto se hace extensible a las quemas prescritas, donde alguno de los estudios mostrarían que los puestos de vigilancia del perímetro exterior, encargados además de la sofocación de posibles escapes, son los puestos de trabajo más sensibles. En una revisión realizada en Australia para explorar la relación e interacciones entre humo, calor y falta de sueño en el rendimiento y esfuerzo de los bomberos forestales, se mostró que la disminución en la capacidad cognitiva no se ve reducida hasta que se alcanza al menos un 25% de CO en la hemoglobina sanguínea, que es el límite máximo que se ha recogido en incendios, con lo que no se prevé que en condiciones normales exista una alteración por esta causa. Esto coincide con los estudios realizados en España en el proyecto CREIF donde no se observaron exposiciones de CO preocupantes. Sin embargo sí encontramos muestras de cansancio extremo e irritaciones que podrían deberse a la presencia de formaldehido y PM2.5 así como a la combinación de ambos con el aumento de la temperatura basal, que en algunos casos llega a los 40ºC. Muchos bomberos relatan que tras estos episodios de extinciones con una fuerte exigencia física y mental, no duermen bien en los días siguientes al incendio. Estos efectos se pueden acumular a lo largo del campaña, con lo que podrían existir interacciones entre falta de sueño, calor extremo y exposición a humos que disminuirían la capacidad de trabajo y de recuperación de los bomberos. No hay estudios fisiológicos al respecto que demuestren la interacción entre estos tres factores de estrés, pero en un estudio de 1991 en EEUU, se entrevistó a 52 bomberos forestales al principio y a final de campaña, sobre los síntomas percibidos después de un incendio (irritación de mucosas, dolores de cabeza, dificultades respiratorias, etc.). En todas ellas hubo un aumento significativo del número de horas tras el incendio en el que percibían estos síntomas, pasando de entre 12 y 24 horas a principios de campaña hasta 48 horas a finales de campaña. Evidentemente esto no demuestra la relación causa-efecto pero sí denota un posible efecto acumulativo de la exposición a los diferentes tipos de estrés. De igual forma la exigencia física que supone la extinción de un incendio no se debe exclusivamente al esfuerzo realizado, sino a las condiciones de estrés en el que se realiza. Un estudio de la Universidad de León sobre una muestra de 160 bomberos forestales BRIF mostró que la exigencia física durante los incendios depende principalmente de su duración. Así un incendio de 3 horas sería equivalente al esfuerzo realizado por un atleta de élite haciendo un media maratón y un incendio de más de 5 horas equivale al que realiza un ciclista profesional en la etapa reina del Tour de Francia. Nos queda por dilucidar en qué medida este esfuerzo titánico de los bomberos forestales se puede ver disminuido por los diferentes factores de estrés y si la inhalación de humos a lo largo de la vida laboral puede o no acarrear enfermedades profesionales.

Fuente

¿Qué se puede hacer para prevenir los riesgos?

A la vista de que los riesgos más demostrados son la exposición a CO y materia en suspensión, el uso de mascarillas de protección podría ser una solución aunque poco viable en incendios forestales donde la exigencia física es mayor y donde las mascarillas podrían restar capacidad pulmonar y por tanto capacidad de trabajo. Sin embargo su uso en quemas prescritas donde la exigencia física durante la quema es reducida, parece una solución razonable que evitaría la exposición a riesgos innecesarios, sustituyendo a las actuales “bragas” de tela o de nomex que se han mostrado ineficaces para evitar la penetración del CO y las PM2.5. También se han citado como posibles soluciones cambios en los sistemas organizativos del dispositivo, como disminuir la duración de los turnos para con ello disminuir el tiempo de exposición a humos, por ejemplo limitando a una exposición máxima de 8 horas. En el caso de quemas prescritas se puede planificar la prescripción para no disponer a bomberos en la dirección de la columna de convección, refrescando previamente la zona de posible caída de pavesas y evitando con ello exponer a los bomberos al humo o a la necesidad de apagar focos secundarios. Por supuesto es fundamental que los servicios forestales tomen la iniciativa de otros países como EEUU y Australia, monitorizando a los trabajadores, al menos con sensores de CO, para poder planificar y predecir la exposición a humos de otros compuestos potencialmente peligrosos muy correlacionados con el CO, reduciendo así el riesgo de enfermedades profesionales debidas a esta causa y proponiéndose con ello medidas preventivas.

Mejoras de los sensores de CO de bajo precio para estimar
la exposición a humos de los bomberos forestales

Como vemos son propuestas algo precarias y lejos de ser definitivas. Cuando decimos que ser bombero/a forestal es una profesión de riesgo, no sólo es por el riesgo a quemarse. Por tanto que nadie se extrañe si a los bomberos les tocan lo que es suyo y responden con “malos humos”…están en su derecho.

Experimento de exposición a humos en fuegos forestales

Bomberos de la Comunidad de Madrid está llevando a cabo un proyecto pionero en España en el que se pretende caracterizar la exposición real a humos de bomberos con una serie de pruebas experimentales entre las que es necesario trabajar con fuego real. Para ello se diseñó esta experiencia en San Martín de Valdeiglesias (Madrid, España) en la que colaboraron Agentes Medioambientales y Bomberos Forestales de la Comunidad de Madrid. En el INIA pusimos nuestro granito de arena.

Los bomberos forestales están expuestos a una serie de compuestos químicos perjudiciales para la salud procedentes del humo. La imposibilidad de poder trabajar en el monte con equipo autónomo genera incertidumbre de la exposición real de estos trabajadores a los agentes nocivos y por ello es imprescindible evaluar qué compuestos presentes son los más abundantes y peligrosos y a qué tiempo de exposición real a los mismos están sometidos en el desarrollo normal de su trabajo. En el USDA Forest Service en EEUU desarrollaron estudios hace más de 10 años y en España hay algún antecedente del proyecto CREIF (TRAGSA) sobre evaluación de exposición a monóxido de carbono, pero no se ha hecho nada tan exhaustivo como los estudios realizados en EEUU, Canadá y recientemente en Francia. Las pruebas preliminares confirman la alta concentración en el humo de agentes nocivos peligrosos para la salud como el formaldehido y el monóxido de carbono (CO). El CO está presente en todas las fases de la combustión pero fundamentalmente en aquellas en las que la combustión es incompleta o sin llama (rescoldeo). Además se han obtenido buenas correlaciones entre el CO y otros compuestos peligrosos para la salud. Como ya comentamos en Malos Humos, una línea prometedora de desarrollo puede ser incluir alarmas en sensores de CO (más económicos y duraderos que los sensores de otros gases nocivos) que puedan llevar los equipos de extinción. De esta manera no sólo alertarían sobre la presencia y concentración del propio CO sino de otras sustancias nocivas sin más que incluir en el software los correspondientes modelos de correlación entre gases. Esto tendría implicaciones en la mejora de la organización del trabajo, tanto en incendios como en quemas prescritas, para disminuir en lo posible las dosis y tiempos de exposición a humos en el desarrollo del trabajo de los bomberos forestales. Ampliaremos estas cuestiones en el II Encuentro Nacional de Bomberos Forestales que tendrá lugar en El Espinar (Segovia) el próximo 13 de mayo y podréis comentarlo con nosotros en persona.

Y como no os quería dejar con las ganas he preparado uno de mis vídeos caseros para mostraros el experimento de San Martín de Valdeiglesias. Como veréis hicieron tres equipos de dos personas cada uno, más el conductor del camión que se quedó como testigo. Un equipo trabajó en la posición favorable, detrás de las llamas, otro equipo trabajó a sotavento, en la posición desfavorable, con una exposición extrema al humo, para lo cual iban equipados con equipo autónomo. El tercer equipo se incorporó para las labores de remate y liquidación. Las 7 personas se monitorizaron con sensores de humo (formaldehido y monóxido de carbono) y con termopares para control de temperatura. Los resultados están aún en fase de análisis. Aquí tenéis el aperitivo:

Posted in Incendios Forestales, Monografias / Articulos / Investigaciones, Prevencion, Salud Laboral. Prevencion de riesgos | Comentarios desactivados en Malos Humos

MODELACIÓN DE RADIOS DE AFECTACIÓN POR EXPLOSIONES EN INSTALACIONES DE GAS

Posted by Firestation en 01/05/2017

Posted in Incendios, Incendios Industriales, MM.PP., Monografias / Articulos / Investigaciones, Riesgo Quimico, Teoria del fuego | Comentarios desactivados en MODELACIÓN DE RADIOS DE AFECTACIÓN POR EXPLOSIONES EN INSTALACIONES DE GAS

Accidentes industriales que originan nubes multicomponentes.

Posted by Firestation en 16/04/2017

Posted in Incendios, Incendios Industriales, MM.PP., Monografias / Articulos / Investigaciones, Riesgo Quimico | Comentarios desactivados en Accidentes industriales que originan nubes multicomponentes.

Mayores incendios en lugares de reunión pública, discotecas y establecimientos comerciales.

Posted by Firestation en 19/03/2017

Los 10 incendios más mortales en lugares de reunión pública y discotecas en la historia de EE.UU.

Teatro Iroquois
30 de diciembre, 1903.
Muertes: 602

Discoteca Cocoanut Grove, Boston, MA
28 de noviembre, 1942
Muertes: 492

Teatro Conway, Brooklyn, NY
5 de diciembre, 1876
Muertes: 285

Salón de Baile Rhythm Club, Natchez, MS
23 de abril, 1940
Muertes: 207

Teatro de la ópera Rhoads, Boyertown, PA
13 de enero, 1908
Muertes: 170

Carpa del circo Ringling Brothers and Barnum & Bailey
6 de julio, 1944
Muertes: 168

Beverly Hills Supper Club, Southgate, KY
28 de mayo, 1977
Muertes: 165

Discoteca The Station, W. Warwick, RI
20 de febrero, 2003
Muertes: 100

Happy Land Social Club, Bronx, NY
25 de marzo, 1990
Muertes: 87

Teatro Richmond, Richmond, VA
26 de diciembre, 1811
Muertes: 72
Fuente: Archivos de grandes incidentes de NFPA
Actualizado: 11/12

Los 10 incendios mas mortales en discotecas en el mundo

Discoteca Cocoanut Grove, Boston, MA
28 de noviembre, 1942
Muertes: 492

Disco/Salón de baile, Luoyang, China. (El incendio comenzó en otra parte del centro comercial y se expandió a la disco.)
25 de diciembre, 2000
Muertes: 309

Salón de Baile Rhythm Club, Natchez, MS
23 de abril, 1940
Muertes: 207

Discoteca República Cromagnon, Buenos Aires, Argentina
30 de diciembre, 2004
Muertes: 194

Beverly Hills Supper Club, Southgate, KY
28 de mayo, 1977
Muertes: 165

Ozone Disco Club, Quezon City, Filipina
18 de marzo, 1996
Muertes: 160

Discoteca Lame Horse, Perm, Rusia
4 de diciembre, 2009
Muertes: 154 (mejor información disponible el 7 de enero, 2010)

Club Cinq, St. Laurent du Pont, France
20 de noviembre, 1971
Muertes: 143

Discoteca The Station, W. Warwick, RI
20 de febrero, 2003
Muertes: 100

Happy Land Social Club, Bronx, NY
25 de marzo, 1990
Muertes: 87

Fuente: Archivos de grandes incidentes de NFPA
Actualizado: 11/12

Incendios más mortales fuera de EEUU en tiendas de comida o bebida, desde 1970

. Supermercado Ycuá Bolaños, Asunción, Paraguay, 1 de agosto de 2004, 426 fatalidades, 510 heridos y 154 buscados. (Diario ABC, Asunción Paraguay, 8/09/04)
. Edificio de usos múltiples, Osaka, Japón, 13 de mayo de 1972, 118 fatalidades (el supermercado ocupaba el tercer y cuarto piso, la mayor parte de las fatalidades fue de ocupantes en la discoteca en el séptimo piso).
. Tienda de golosinas, Celaya, México, 26 de septiembre de 1999, 53 fatalidades (Fuentes solamente de medios de prensa).
. Edificio de 9 pisos de usos múltiples, Nanchong, China, 1 de marzo de 2002, 19 fatalidades (el fuego inicio en el departamento de comida) (Fuentes solamente de medios de prensa).
. Supermercado, Amagasaki, Japón 18 de marzo de 1970, 15 fatalidades.
Nota: la NFPA no tiene ningún record de incendios en los EEUU en este tipo de estructuras durante estos años con 15 o más fatalidades, con la excepción de un incendio en una heladería, que se incluye con tiendas de comida para propósitos de codificación, que fue resultado de un estrello de avión.

Fuente: Incendios conocidos por NFPA y grabados en la base de datos Organización de Datos de Incidentes de Incendios (FIDO, por sus siglas en inglés) de la NFPA.

Los 10 incendios estructurales más mortales fuera de EEUU en tiendas, desde 1970

. Supermercado Ycuá Bolaños, Asunción, Paraguay, 1 de agosto de 2004, 426 fatalidades, 510 heridos y 154 buscados. (Diario ABC, Asunción Paraguay, 8/09/04
. Mesa Redonda, Lima, Perú, 29 de diciembre de 2001, 280 fatalidades (Fuentes solamente de medios de prensa).
. Centro Comercial, Borneo, Indonesia, 23 de mayo de 1997, 130 fatalidades (Fuentes solamente de medios de prensa).
. Edificio de usos múltiples, Osaka, Japón, 13 de mayo de 1972, 118 fatalidades (el supermercado ocupaba el tercer y cuarto piso, la mayor parte de las fatalidades fue de ocupantes en la discoteca en el séptimo piso). 
. Tienda de 9 pisos, Kumamoto, Japón, 28 de noviembre de 1973, 103 fatalidades. 
. Tienda de 3 pisos, Tangshan, China, 14 de febrero de 1993, 80 fatalidades (Fuentes solamente de medios de prensa).
. Tienda de 3 pisos, Bogor, Indonesia, 28 de marzo de 1996, 79 fatalidades (Fuentes solamente de medios de prensa).
. Puesto de Mercado, Ciudad de México, México, 11 de diciembre de 1988, 62 fatalidades (Fuentes solamente de medios de prensa).
. Tienda de golosinas, Celaya, México, 26 de septiembre de 1999, 53 fatalidades (Fuentes solamente de medios de prensa).
. Centro Comercial, Jilin, China, 15 de febrero de 2004, 53 fatalidades (Fuentes solamente de medios de prensa).
Nota: la NFPA no tiene ningún record de incendios en los EEUU en este tipo de estructuras durante estos años con 50 o más fatalidades , con la excepción de un incendio en una heladería, que se incluye con tiendas de comida para propósitos de codificación, que fue resultado de un estrello de avión.

Fuente: Incendios conocidos por NFPA y grabados en la base de datos Organización de Datos de Incidentes de Incendios (FIDO, por sus siglas en inglés) de la NFPA.

Posted in Incendios, Incendios Urbanos, Investigacion de Incendios, Monografias / Articulos / Investigaciones, NFPA Journal, Siniestros Importantes | Comentarios desactivados en Mayores incendios en lugares de reunión pública, discotecas y establecimientos comerciales.

Prevención de muertes y lesiones de bomberos que trabajan en pisos dañados por el fuego.

Posted by Firestation en 17/02/2017

http://www.unovent.com/vdb/image/110_425_0

Los bomberos corren el riesgo de caerse de los pisos dañados por el fuego. El fuego que quema los pisos por debajo puede deteriorar de manera significativa el sistema de los pisos sin dar indicios a los bomberos que están trabajando encima de estos. Las estructuras de los pisos se pueden derrumbar minutos después haber estado expuestas al fuego; las vigas de madera procesada fabricadas con la nueva tecnología de construcción pueden deteriorarse antes que las fabricadas con los métodos tradicionales. NIOSH recomienda a los bomberos que tengan extremada precaución al ingresar a cualquier estructura que tenga fuego en la parte de abajo del piso.

Descripción de la exposición

Los bomberos corren el riesgo de caerse de los pisos dañados por el fuego. Los pisos pueden derrumbarse minutos después de haber entrado en contacto con las llamas. La alfombra, las baldosas de cerámica, el concreto liviano y las cubiertas similares de pisos pueden aumentar el peligro para los bomberos debido al peso extra que tiene que aguantar el sistema del piso y al aislamiento que estos materiales proporcionan, haciendo que el piso no se sienta caliente a pesar de que haya fuego por debajo.

Figura 1. Viga de madera procesada doble T
Figure 1. Viga de madera procesada doble T.
Foto cortesía de APA-Engineered Wood Association.

Todos los materiales de construcción a base de madera son más propensos a deteriorarse con la exposición al fuego. Estudios experimentales e investigaciones de NIOSH indican que los sistemas estructurales de vigas de madera procesada pueden deteriorarse antes que las estructuras de vigas de madera tradicionales. La diferencia en el tiempo de deterioro parece ser cuestión de minutos y es muy raro que los bomberos sepan cuánto tiempo ha estado ardiendo el fuego cuando llegan al lugar del incendio. Por consiguiente, los bomberos deben tener extremada precaución cuando trabajan en cualquier tipo de estructura expuesta potencialmente al fuego.

Las vigas de madera procesada doble T son una nueva tecnología en el sector de la construcción y ofrecen varias ventajas comparadas con los métodos de construcción tradicionales. La vigas de madera procesada doble T son por lo general prefabricadas con madera aserrada o compuesta tanto para las bridas de arriba como para las de abajo (generalmente 1 ½ a 3 ½ pulgadas de ancho) y alma vertical cubierta de madera contrachapada o tablero de virutas orientadas (OSB) (3/8 a 7/16 pulgadas de grosor) (véase figura 1). Las vigas de madera procesada doble T son más livianas, rígidas y no se alabean, ni doblan ni se encogen como los materiales tradicionales de construcción.

Este tipo de vigas también reduce el tiempo total de construcción y los costos de mano de obra debido a que su instalación es sencilla.

La vigas de madera procesada doble T se han comenzado a emplear más desde los comienzos de la década de 1990 y para el año 2005 se calculaba que se estaban usando en más de la mitad de todas las construcciónes con estructuras de madera [APA 2005]. Los cambios en la industria de la construcción impulsados por los avances de la tecnología y las necesidades de la sociedad indican que el uso de los productos de madera procesada seguirá creciendo.

La viga de madera procesada doble T tiene un perfil diferente que la viga de madera tradicional o aserrada ( estándar véase figura 2) y en las pruebas, ardió más rápidamente. Como ocurre típicamente, la parte fina del cuerpo de la madera se consumió primero (véase figura 3). Varios grupos llevaron a cabo pruebas para deducir el tiempo en que la madera tarda en deteriorarse, los más recientes fueron de Underwriters Laboratories (UL) [2008]; [Straseske and Weber 1988; Weyerhaeuser 1986]. Las pruebas UL muestran que el montaje de las vigas livianas prefabricadas (doble T) no protegidas puede deteriorarse en solo 6 minutos, y que el de las residenciales de construcción tradicional no protegidas se deteriora en menos de 19 minutos. Estudios anteriores en los que se usaron métodos de prueba diferentes indican tiempos más cortos de deterioro. Los resultados de estos estudios también demuestran que cualquier sistema de piso puede derrumbarse rápidamente y que las vigas doble T de madera procesada sin protección pueden deteriorarse en menos tiempo. Los resultados de los experimentos (en inglés) llevados a cabo por el National Institute for Standards and Technology (NIST) se esperan para la primavera del 2009 y estarán disponibles en http://www.fire.gov. Los experimentos de NIST se realizaron en condiciones limitadas de ventilación para representar un incendio real en un sótano.

Figura 2. Vigas de pisos tradicionales.
Figura 2. Vigas de pisos tradicionales.

Figura 3. Vigas doble T dañadas por el fuego desde donde cayeron las víctimas. Observe cómo el alma vertical está casi completamente consumido.
Figura 3. Vigas doble T dañadas por el fuego desde donde cayeron las víctimas. Observe cómo el alma vertical está casi completamente consumido [NIOSH 2006a].

Los bomberos que trabajan en pisos dañados por un incendio, sin importar la clase de estructura, se han caído desde los pisos debilitados y han quedado atrapados en fuego de los niveles inferiores [NIOSH 2005]. Son similares los peligros que enfrentan los bomberos que trabajan bajo sistemas de pisos dañados por el incendio debido a que pueden venirse abajo y caer encima de ellos. El siguiente es un estudio de caso de NIOSH en un sistema de pisos de madera procesada y sin protección. El piso debilitado no se podía detectar desde encima, aunque las condiciones de afuera indicaban la posibilidad de que el incendio provenía del sótano.

Estudio de casos

El 13 de agosto del 2006, un ingeniero de 55 años de edad (la víctima) murió y su compañero resultó lastimado después de haberse caído del piso que se incendiaba en una estructura residencial. La casa fue construída en 1999 y el primer piso tenía un sistema de pisos calefaccionado que consistía en un sistema de tuberías de agua caliente revestidas con un concreto liviano y sostenido por vigas de madera doble T procesada y vigas reticuladas. El sótano no estaba terminado y la parte de abajo de los costados de las vigas y el armazón de los pisos estaban expuestos. Una empresa de bomberos se encargaba del supuesto incendio del sótano mientras una compañía de escaleras llevaba a cabo una ventilación horizontal. La víctima y su socio estaban haciendo una búsqueda primaria en la planta baja. Esta estaba tapada de humo y la visibilidad era casi cero pero había poco calor por lo que la víctima y su compañero de trabajo realizaron una búsqueda por la izquierda. Tantearon el piso de baldosas de cerámica y al dar el primer paso gateando el piso se vino abajo. El compañero se cayó al otro lado de la puerta de un sótano que daba a un corredor y se escapó gateando por una ventana del sótano. La víctima se cayó en la habitación donde estaba el fuego y fue sacada de allí al día siguiente. El piso se vino abajo en aproximadamente 11 minutos después del aviso inicial al 911 [NIOSH 2006].

Controles

Para disminuir el riesgo de las personas que trabajan en pisos dañados por incendios, NIOSH recomienda que los departamentos de bomberos y los bomberos tomen las siguientes medidas: Muchas de estas medidas de prevención son de Alerta de NIOSH: Prevención de lesiones y muertes de bomberos debido a derrumbes de armazones [2005]. Las vigas de pisos de madera procesada y los armazones livianos presentan riesgos similares de deterioro.

  • Llevar a cabo una cuidadosa evaluación del fuego y comunicar los hallazgos a todo el personal en el lugar del incendio antes de ingresar al edificio. Los comandantes encargados de la operación y los oficiales de la compañía deben estar entrenados y tener experiencia en la evaluación de incendios de estructuras para evitar poner a los bomberos en situaciones de riesgo innecesarias donde deban trabajar en pisos dañados por el fuego.
  • No entre en una estructura, habitación ni en un área en donde el fuego esté directamente debajo del piso o área en donde los bomberos estén trabajando o si desconoce el lugar del fuego.
  • Nunca asuma que una estructura es segura (independientemente el tipo de construcción) si hay fuego por encima de esta.
  • Realizar inspecciones planificadas previas al incidente durante la etapa de construcción para identificar el tipo de construcción del piso. Si no se ha llevado a cabo esta planificación, dé por sentado que es muy probable que las construcciones de residencias o pequeños edificios comerciales construidos desde comienzo de los años 1990 tengan vigas de madera procesada doble T.
  • Notifíqueles a las autoridades encargadas de asignar códigos locales de la construcción los defectos de construcción que note durante la planificación. Por ejemplo, las vigas de madera procesada doble T deben ser modificadas solamente según las especificaciones del fabricante (por lo general, deben limitarse solo a cortes de la longitud de la viga y a la remoción de areas desmontables precortadas como paneles de acceso para conexión de líneas de servicio o cableado). Notifique a los encargados del edificio si encuentra alma o cordones de vigas dañados o cortados.
  • Elabore, haga que se cumplan y siga los procedimientos operativos estándares (SOP, por sus siglas en inglés) sobre cómo evaluar y combatir los incendios en edificios y todo tipo de construcciones de manera segura. Cuando son enviados a incendios en sótanos, el equipo de intervención rápida (RIT, por sus siglas en inglés) debe tener en su equipamiento una escalera portátil.
  • Ofrezca capacitación sobre la identificación de señales que indican que los sistemas de los pisos están frágiles (se sienten suaves o esponjosos, el calor se transmite por el piso, inclinados hacia abajo, etc.). Deje saber a los bomberos que todos los tipos de pisos pueden derrumbarse con poca o sin advertencia.
  • Use una cámara de imagen térmica para que le ayude a localizar el fuego debajo o en los entrepisos, pero sepa que no se puede confiar en esta cámara al evaluar la seguridad o solidez del sistema. Los bomberos deben estar entrenados en el uso de las cámaras de imagen térmica incluso en sus limitaciones y dificultades para la detección de fuego que esté ardiendo debajo de los sistemas de pisos.
  • Evacue inmediatamente y si es posible, use salidas de escape alternativas si las estructuras están frágiles debido al fuego que tienen por debajo y en las cuales estarían trabajando los bomberos.
  • Después de haberse extinguido el fuego en las estructuras con sistemas de pisos de cualquier tipo dañados por el fuego, ponga en práctica los procedimientos defensivos de revisión.
  • Forme parte en el proceso de aplicación del código de construcción y ponga énfasis en los reglamentos antiincendios en los sistemas de pisos y techos para proteger la salud y seguridad de los bomberos.

Además, NIOSH recomienda lo siguiente:

  • Las empresas de construcción y las asociaciones del gremio deben considerar proporcionar educación y capacitación a las organizaciones de bomberos sobre los peligros que estos enfrentan al extinguir fuegos que han deteriorado todo tipo de estructuras. Consulte un ejemplo de esta capacitación en http://www.woodaware.info (en inglés).
  • Los albañiles, los contratistas y los dueños deben considerar poner protección a todos los sistemas de pisos, incluidas las vigas de madera procesada, cubriendo la parte inferior de estos con materiales resistentes al fuego [Underwriters Laboratories 2008].
  • Los albañiles, los contratistas y los dueños deben considerar el empleo de sistemas de rociadores en las construcciones residenciales. El uso de rociadores reduce la probabilidad de muerte de las personas en la residencia y de los bomberos [USFA 2008].

Agradecimientos

Los colaboradores principales de esta publicación fueron Tim Merinar y Jay Tarley, NIOSH, Programa de Investigación y Prevención de Muertes de Bomberos (FFFIPP) y Robert Koedam, anteriormente con NIOSH.

Referencias (en inglés)

APA [2005]. Wood I-joist floors, fire fighters and fire. APA—The Engineered Wood Association. Tacoma, WA. Form No. TT–015B.

NIOSH [2005]. NIOSH alert: preventing injuries and deaths of fire fighters due to truss system failures. Cincinnati, OH: U.S. Department of Health and Human Services, Public Health Service, Centers for Disease Control and Prevention, National Institute for Occupational Safety and Health, DHHS (NIOSH) Publication No. 2005–132.

NIOSH [2006]. Career engineer dies after falling through floor while conducting a primary search at a residential structure fire—Wisconsin. Morgantown, WV: U.S. Department of Health and Human Services, Centers for Disease Control and Prevention, National Institute for Occupational Safety and Health, Fatality Assessment and Control Evaluation (FACE) Report F2006–26.

Straseske J, Weber C [1988]. Testing floor systems. Fire Command. June:47–48.

Weyerhaeuser [1986]. Flame penetration ratings according to ASTM test method E119 utilizing a small scale furnace. Longview, WA: Weyerhaeuser Company Fire Technology Laboratory, Report No. 665.

Underwriters Laboratories [2008]. Report on structural stability of engineered lumber in fire conditions. Northbrook, IL: Underwriters Laboratories, File No. NC9140.

USFA [2008]. USFA Position Paper—Residential fire sprinklers. United States Fire Administration, U.S. Department of Homeland Security. March 28, 2008. http://www.usfa.dhs.gov/downloads/pdf/sprinkler_position_paper.pdf

Información adicional (en inglés)

The NIOSH Alert: Preventing Injuries and Deaths of Fire Fighters due to Truss System Failures includes relevant information and prevention recommendations. Construction truss systems and engineered floor joists have similar collapse hazards associated with fire degradation. The NIOSH Alert is available at http://www.cdc.gov/niosh/docs/2005-132/

The American Forest and Paper Association (AF&PA) and the U.S. Fire Administration have developed the following Web site with information for the fire service about traditional and engineered wood products: http://www.woodaware.info/. A CD entitled Awareness Level Firefighter Training for Modern Wood Products developed in cooperation with the Illinois Fire Service Institute is available from fire@woodaware.info.

Underwriters Laboratories, with funding from the Department of Homeland Security, has developed an on-line course for fire professionals, “Structural Stability of Engineered Lumber in Fire Conditions” available at http://www.uluniversity.us/

The National Institute of Standards and Technology (NIST), Building and Fire Research Laboratory maintains a Web site with links to publications on fire safety topics: http://www.fire.nist.gov/.
Information on engineered wood I-joist research at NIST can be found at http://www.nist.gov/public_affairs/.

Posted in Incendios, Incendios Urbanos, Salud Laboral. Prevencion de riesgos | 2 Comments »

Envenenamiento con monóxido de carbono

Posted by Firestation en 02/01/2017

envenenamientoco_456px

Por Gerald F. O’Malley, DO, Thomas Jefferson University and Hospital ; Rika O’Malley, MD

El envenenamiento con monóxido de carbono (CO) causa síntomas agudos como cefaleas, náuseas, debilidad, angina, disnea, pérdida de la conciencia y coma. Semanas después pueden aparecer síntomas neuropsiquiátricos. El diagnóstico se realiza por los niveles de carboxihemoglobina y los gases en sangre, incluida la saturación de O2. El tratamiento es con suplemento de O2. A menudo, la prevención es posible con detectores hogareños de monóxido de carbono.

El envenenamiento con CO, uno de los envenenamientos fatales más comunes, ocurre por inhalación. El CO es un gas incoloro e inodoro que se produce por la combustión incompleta de los hidrocarburos. Las fuentes habituales de CO en los envenenamientos incluyen los hogares en las casas y los automóviles mal ventilados, los calentadores de gas, los hornos, los calentadores de agua, las estufas de leña o de carbón y los alentadores de queroseno. El CO se produce cuando el gas natural (metano o propano) se quema. La inhalación del humo de tabaco produce CO en la sangre, pero no lo suficiente como para causar un envenenamiento.

Fisiopatología

La semivida de eliminación del CO es de 4,5 h con inhalación de aire ambiente, 1,5 h con 100% O2, y 20 min con 3 atmósferas (presión) de O2.

Los mecanismos de toxicidad del CO no se comprenden totalmente. Parecen involucrar

  • Desplazamiento del O2 de la Hb (porque el CO tiene una mayor afinidad por la Hb que el O2)

  • Cambio de la curva de disociación de O2-Hb hacia la izquierda (lo que reduce la liberación de O2 de la Hb a los tejidos)

    Curva de disociación de la oxihemoglobina.

    La saturación de oxihemoglobina arterial se relaciona con la Po2. La Po2 al 50% de saturación (P50) suele ser de 27 mm Hg. La curva de disociación está desviada a la derecha por el aumento de la concentración del ion hidrógeno (H+), el 2,3-difosfoglicerato (DPG) eritrocítico, la temperatura (T) y la Pco2. La disminución de la concentración de H+, el DPG, la temperatura y la Pco2 desvía la curva hacia la izquierda. La Hb que se caracteriza por una desviación hacia la derecha de la curva tiene menor afinidad por el O2, y la Hb caracterizada por una desviación hacia la izquierda de la curva tiene mayor afinidad para el O2.

    image183

     

  • Inhibición de la respiración mitocondrial

  • Posiblemente, efectos tóxicos directos sobre el tejido cerebral

    Carboxihemoglobinemia

    El CO se une a la Hb con una afinidad 210 veces mayor que el O2 e impide su transporte. Las concentraciones de carboxihemoglobina clínicamente tóxicas se deben en la mayoría de los casos a la exposición a humo de combustión o a la inhalación de humo, aunque los fumadores de cigarrillos tienen concentraciones detectables. Los pacientes con intoxicación por CO pueden presentar síntomas inespecíficos como malestar general, cefaleas y náuseas. Dado que la intoxicación suele producirse durante los meses más fríos (debido al uso de sistemas de calefacción en el interior de los hogares a base de combustibles), los síntomas pueden confundirse con un síndrome viral, como la influenza. Los médicos deben estar atentos a la posibilidad de intoxicación por CO y solicitar la medición de las concentraciones de carboxihemoglobina cuando esté indicado. La COHb puede medirse de modo directo en sangre venosa: es innecesario tomar una muestra arterial.

    El tratamiento consiste en la administración de O2 al 100% (que acorta la semivida de la carboxihemoglobina) y a veces el uso de cámara hiperbárica.

Signos y síntomas

Los síntomas tienden a correlacionarse con los niveles pico de carboxihemoglobina en sangre del paciente. Muchos síntomas son inespecíficos.

  • Cefaleas y náuseas pueden comenzar cuando los niveles son del 10 al 20%.

  • Niveles > 20% comúnmente causan mareos vagos, debilidad generalizada, dificultad para concentrarse y deterioro del juicio.

  • Niveles > 30% comúnmente causan disnea durante el ejercicio, dolor de pecho (en pacientes con arteriopatías coronarias) y confusión.

  • Niveles más altos pueden provocar síncope, convulsiones y embotamiento.

En general, con niveles > 60% pueden producirse hipotensión, coma, insuficiencia respiratoria y muerte.

Los pacientes también pueden presentar muchos otros síntomas, incluidos déficits visuales, dolor abdominal y déficits neurológicos focales. Si el envenenamiento es grave, puede aparecer signos y síntomas neuropsiquiátricos (p. ej., demencia, psicosis, parkinsonismo, corea, síndromes amnésicos) días o semanas después de la exposición y volverse permanentes. Como el envenenamiento con CO a menudo se produce en incendios, los pacientes pueden tener también lesiones concomitantes de las vías aéreas, que pueden aumentar el riesgo de insuficiencia respiratoria.

Inhalación de humo

Las quemaduras y la inhalación de humo suelen asociarse, pero pueden ocurrir por separado. Cuando se inhala humo, los productos tóxicos de la combustión, y a veces el calor, lesionan los tejidos de las vías respiratorias. El calor quema sólo las vías aéreas altas porque el gas entrante suele liberar toda su carga de calor en esta zona. Una excepción común es el vapor, que a menudo tiene mucha más energía calórica que el humo y quema las vías aéreas bajas (más allá de la glotis). Hay muchos productos tóxicos que se producen en los incendios domésticos (p. ej, ácido clorhídrico, fosgeno, dióxido de azufre, aldehídos tóxicos o amoníaco) que irritan y lesionan químicamente las vías aéreas bajas. Algunos productos tóxicos de la combustión, habitualmente el monóxido o el cianuro, producen un deterioro sistémico de la respiración celular.

Las lesiones de las vías aéreas altas producen síntomas en minutos, pero a veces pueden aparecer después de horas; el edema de las vías aéreas altas puede provocar estridor. Junto con las lesiones de las vías aéreas altas pueden producirse lesiones de las vías aéreas bajas, que en general causan síntomas (p. ej., problemas de la oxigenación, que se manifiesta por el creciente requerimiento de O2, o la disminución de la distensibilidad pulmonar) a las 24 horas o más tarde.

La inhalación de humo se sospecha en pacientes con síntomas respiratorios, antecedentes de confinamiento prolongado en un incendio o un esputo carbonoso. Las quemaduras peribucales y los pelos chamuscados de la nariz también pueden dar la pista.

El diagnóstico de la lesión de las vías aéreas altas se efectúa mediante endoscopia (laringoscopia o broncoscopia), que es adecuada para ver totalmente las vías aéreas y la tráquea, y demuestra la presencia de edema u hollín; sin embargo, la lesión a veces puede producirse después de un estudio que fue normal en un inicio. La endoscopia se realiza en cuanto sea posible, habitualmente con un fibrobroncoscopio. El diagnóstico de la lesión de las vías aéreas bajas se establece mediante la radiografía de tórax y la pulsioximetría o los gases en sangre, pero las alteraciones pueden aparecer recién unos días más tarde. Se deben considerar la toxicidad del monóxido de carbono y del cianuro; las concentraciones de carboxihemoglobina se miden en pacientes con inhalación significativa de humo.

Todos los pacientes con riesgo de tener una lesión por inhalación de humo reciben O2 al 100% con mascarilla facial hasta que se establezca el diagnóstico. Los que tienen una obstrucción de las vías aéreas o un distrés respiratorio requieren intubación endotraqueal u la colocación de alguna otra vía aérea artificial y ventilación mecánica. Los pacientes con edema o una cantidad significativa de hollín en las vías aéreas altas requieren intubación lo más rápidamente posible, porque ésta será cada vez más difícil a medida que aumente el edema. La broncoscopia en general se realiza al mismo tiempo que la intubación. Los pacientes que tienen una lesión de vías aéreas bajas pueden requerir suplementos de O2, broncodilatadores y otras medidas sintomáticas.

Diagnóstico

  • El diagnóstico debe considerarse cuando los pacientes en riesgo tienen síntomas inespecíficos o acidosis metabólica

  • Niveles de carboxihemoglobina venosa

Como los síntomas pueden ser vagos, inespecíficos y variables, el diagnóstico puede ser pasado por alto. Muchos casos de envenenamiento leve con síntomas inespecíficos son mal diagnosticados como síndromes virales. Los médicos deben mantener un alto nivel de sospecha. Si personas que viven juntas, especialmente si comparten ambientes con la misma forma de calefacción, presentan síntomas inespecíficos, debe considerarse la exposición a CO.

Si se sospecha un envenenamiento con CO, deben medirse los niveles de carboxihemoglobina con un CO-oxímetro; las muestras venosas pueden usarse porque la diferencia arteriovenosa es trivial. En general, no se miden niveles de gases en sangre. Los gases en sangre y el oxímetro de pulso, solos o combinados, son inadecuados para el diagnóstico de envenenamiento con CO porque la saturación de O2 informada en los gases en sangre representa el O2 disuelto y, por lo tanto, no se ven afectados por la concentración de carboxihemoglobina; además, el oxímetro de pulso no puede diferenciar la Hb normal de la carboxihemoglobina y, por consiguiente, proporciona una lectura de oxihemoglobina falsamente elevada. Aunque los niveles de carboxihemoglobina elevados son evidencia clara de envenenamiento, pueden estar falsamente bajos porque disminuyen muy rápido una vez que la exposición al CO cesa, en especial en pacientes tratados con O2 (p. ej., en una ambulancia). La acidosis metabólica puede ser una pista para el diagnóstico. Otras pruebas pueden ayudar a evaluar síntomas específicos (p. ej., ECG para el dolor de pecho, TC para síntomas neurológicos).

Tratamiento

  • O2 al 100%

  • Posiblemente, O2 hiperbárico

Los pacientes deben ser retirados de la fuente de CO y estabilizados según necesidad. Se les administra O2 al 100% (con máscara a flujo continuo) y se inicia un tratamiento sintomático. El O2 hiperbárico debe tenerse en cuenta para pacientes con:

  • Complicaciones cardiopulmonares potencialmente fatales

  • Dolor de pecho

  • Alteraciones del estado de conciencia

  • Pérdida de la conciencia (no importa cuán breve)

  • Niveles de carboxihemoglobina > 25%

El tratamiento con O2 hiperbárico también debe tenerse en cuenta para pacientes embarazadas.

Los pacientes son colocados en una cámara a 2 o 3 atmósferas con O2. La terapia hiperbárica con O2 puede disminuir la incidencia de síntomas neuropsiquiátricos tardíos. Sin embargo, esta terapia puede causar un barotraumatismo, y como no está disponible en la mayoría de los hospitales, puede requerir transladar al paciente, quien probablemente no se encuentre estable; además, puede no haber una cámara disponible cerca, y la evidencia de la eficacia del O2 hiperbárico no es concluyente.

Prevención

La prevención implica controlar las fuentes de combustión dentro de los hogares para asegurarse de que están correctamente instaladas y ventiladas hacia el exterior. Los escapes deben inspeccionarse periódicamente en busca de filtraciones. Deben instalarse detectores de CO, porque prorporcionan una advertencia de que hay CO libre en la atmósfera cerrada. Si se sospecha un escape de CO, deben abrirse las ventanas y el lugar evacuarse para evaluar la fuente del CO.

http://www.merckmanuals.com

manual merck

Posted in Incendios, Primeros Auxilios, Salud Laboral. Prevencion de riesgos | 1 Comment »

Prevención de lesiones y muertes de bomberos a causa de derrumbes estructurales

Posted by Firestation en 28/12/2016

derrumbe bomberos oviedo

El Instituto Nacional de Seguridad y Salud Ocupacionales (NIOSH, por sus siglas en inglés) solicita ayuda para prevenir lesiones y muertes de bomberos estadounidenses a causa de derrumbes estructurales durante operaciones de extinción de incendios. El derrumbe estructural de un edificio durante las operaciones de extinción es una de las primeras causas de muerte entre bomberos. Tal derrumbe es difícil de predecir durante las operaciones de extinción y por lo general ocurre sin advertencia previa alguna.

Los departamentos de bomberos deben poner en práctica y revisar los programas de seguridad ocupacional y los procedimientos operativos estándares para prevenir lesiones graves y la muerte entre bomberos. NIOSH recomienda a los departamentos de bomberos que tomen 10 medidas esenciales para minimizar el riesgo de lesiones y muerte de bomberos durante la extinción de incendios estructurales:

  1. Asegurar que el comandante de siniestro realice una estimación inicial y una evaluación del riesgo en el lugar del siniestro antes de comenzar las operaciones internas de extinción del incendio.
  2. Asegurar que el comandante de siniestro siempre siga de cerca la ubicación y las funciones de todo el personal que opera en el lugar del incendio.
  3. Establecer cuadrillas de intervención rápida (RIC, por sus siglas en inglés), también conocidas como equipos de intervención rápida, y asegurar que estén posicionadas de manera que puedan responder inmediatamente a las emergencias.
  4. Asegurar que por lo menos 4 bomberos estén en el lugar del incendio antes de comenzar las operaciones internas de extinción de un incendio estructural (dos bomberos dentro de la estructura y dos afuera).
  5. Equipar a los bomberos que entran a áreas peligrosas (tales como estructuras en llamas o que se sospecha que no son seguras) con los dispositivos necesarios para mantener una comunicación en dos sentidos con el comandante de siniestro.
  6. Asegurar que los procedimientos operativos y equipos estándares sean adecuados y suficientes para permitir el tráfico radial en lugares de incendios con múltiples respondedores
  7. Suministrar a todos los bomberos sistemas personales de seguridad alerta (PASS, por sus siglas en inglés), también conocidas como alarmas de “hombre quieto”, y asegurar que los lleven consigo y los activen cuando estén en operaciones de extinción de incendios, rescate u otras operaciones peligrosas.
  8. Diseñar un plan contra incendios y realizar inspecciones de todos los materiales de construcción del edificio y las partes de la estructura antes de que ocurra un incendio.
  9. Transmitir un tono audible o alerta inmediatamente cada que las condiciones se hagan inseguras para los bomberos.
  10. Establecer una zona de derrumbe alrededor de los edificios con parapetos.

NIOSH solicita que la información sobre esta alerta se ponga en conocimiento de todos los bomberos en los Estados Unidos, incluso los que operan en las metrópolis más grandes y en los departamentos rurales más pequeños, por parte de: jefes y comisionados de bomberos y administradores de cuerpos de bomberos, editores de revistas y otras publicaciones del ramo, así como funcionarios de seguridad y salud, jefes de bomberos estatales, sindicatos y otras organizaciones laborales, oficinas de bomberos y compañías de seguro.

Antecedentes

Según la Asociación Nacional de Protección contra Incendios (En inglés: The National Fire Protection Association – NFPA), entre 1989 y 1998 murieron 968 bomberos [NFPA 1999]. Casi la mitad de estas muertes (443) ocurrieron en el lugar del incendio. Más aún, 56 (18%) de las 316 muertes de bomberos fueron provocadas por derrumbes estructurales en incendios de estructuras. Un derrumbe estructural a menudo provoca múltiples muertes de bomberos. Por ejemplo, durante este período, 43 bomberos sufrieron lesiones fatales debido a derrumbes de materiales en 11 incendios.

Tal y como lo indican estas estadísticas, el derrumbe estructural de cualquier parte de un edificio (pisos, paredes, cielorrasos, techos y partes estructurales) durante las operaciones de extinción de un incendio es una de las primeras causas de muerte entre bomberos. El potencial de derrumbe de una estructura es uno de los factores más difíciles de predecir en la estimación inicial y durante las operaciones de extinción del incendio. El derrumbe estructural por lo general ocurre sin advertencia previa. Por ejemplo, el piso de una estructura en llamas puede derrumbarse súbitamente dejando caer a los bomberos en un infierno ardiente. De la misma manera, el derrumbe de un techo podría dejar a los bomberos atrapados en la estructura. Al llegar al lugar del incendio, el comandante de siniestro debe considerar numerosas variables a fin de determinar la integridad estructural de un edificio en llamas [Dunn 1988]:

  • Tamaño y ubicación del incendio
  • Cuánto tiempo lleva el incendio
  • Condiciones a la llegada de los bomberos
  • Tamaño del edificio (una planta, varias plantas, área de los pisos y altura)
  • Edad del edificio (deterioro de los elementos estructurales, evidencia de deterioro por intemperie, uso de materiales livianos en construcciones nuevas)
  • Presencia de materiales combustibles
  • Ocupación
  • Renovaciones y modificaciones del edificio
  • Incendios anteriores
  • Cargas pesadas (sistemas de calefacción y enfriamiento en el techo) que pudieran afectar la integridad de la estructura
  • Riesgos de incendio y humo que pudieran afectar a otras personas y otros edificios aledaños.
  • Recursos en el lugar del siniestro para la extinción del incendio (número de aparatos, personal de bomberos, suministro de agua e implementos auxiliares).
  • Otros factores como la hora del día (día o noche) y las condiciones del tiempo (calor o frío extremo)

Normas actuales

OSHA

Los empleados públicos estatales y locales (como los bomberos) están exentos del cumplimiento de las normas de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacionales (OSHA, por sus siglas en inglés). No obstante, en los 25 estados que actualmente están autorizados por OSHA para poner en práctica un programa de seguridad y salud ocupacionales, están vigentes las normas OSHA tanto para los empleados públicos como para los privados.

El reglamento actual de OSHA para los bomberos incluye las normas 29 CFR* 1910.134 (Protección respiratoria) y 29 CFR 1910.156 (Brigadas contra incendio). Según la norma 29 CFR 1910.134, los empleadores deben suministrar respiradores adecuados según las necesidades y establecer y mantener un programa de protección mediante respiradores. La norma también establece que, si los bomberos deben entrar a un área que pone inmediatamente en peligro la vida y la salud de éstos (En inglés: immediately dangerous to life and health, IDLH), por lo menos dos deben entrar al área juntos y mantener siempre contacto de voz entre ellos. De la misma manera, deben usar el equipo de respiración autónomo (SCBA, por sus siglas en inglés) cuando realizan operaciones internas de extinción de incendios. Además, dos bomberos debidamente equipados y capacitados deben:

  • estar posicionados fuera del ambiente IDLH
  • hacer seguimiento al equipo(s) interno(s) y
  • estar en condiciones permanentes de rescate rápido del equipo(s) interno(s).

En la norma 29 CFR 1910.156, OSHA presenta una lista de requisitos en cuanto a la organización, capacitación y equipamiento de las brigadas contra incendios establecidas por el empleador.

NFPA

La Asociación Nacional de Protección contra Incendios (En inglés, the Nacional Fire Protection Association – NFPA) recomienda en la norma NFPA 1500 que todos los departamentos de bomberos establezcan una política de suministro y operación “a los niveles más altos posibles de seguridad y salud de todos sus miembros” [NFPA 1997a]. Varias normas NFPA rigen las operaciones de extinción de incendios estructurales:

  • La norma NFPA 220 sobre Tipos de Construcción de Edificiosespecifica los métodos de clasificación de los tipos de construcción y los valores de resistencia contra incendios [NFPA 1995a].
  • La norma NFPA 1404 sobre el Programa de Sistemas de Respiración Autónomos para los Departamentos de Bomberos especifica los requerimientos mínimos en cuanto al programa de capacitación sobre protección respiratoria en los departamentos de bomberos [NFPA 1996].
  • La Norma 1500 sobre Programa de Seguridad y Salud Ocupacionales para Departamentos de Bomberos, especifica (1) los requerimientos mínimos de un programa de seguridad y salud ocupacionales para los departamentos de bomberos; (2) los procedimientos de seguridad para los miembros que participan en actividades de rescate, extinción de incendios y actividades relacionadas; y (3) la integración de la gerencia de riesgo en las funciones corrientes del comandante de siniestro [NFPA 1997a].
  • La Norma 1561 sobre Sistema de Gerencia de Siniestros en los Departamentos de Bomberos define los elementos esenciales de un sistema de gerencia de siniestros [NFPA 1995b].
  • Otras Normas NFPA relevantes:
    • La Norma NFPA 1971 sobre Equipos de Protección para Operaciones de Extinción de Incendios Estructurales incluye chaqueta, pantalones, casco, guantes, gorro y zapatos de protección [NFPA 1997b].
    • La Norma NFPA 1981 sobre Aparatos de Respiración Autónomos de Circuito Abierto para Servicios de Extinción de Incendios [NFPA 1997c].
    • La Norma NFPA 1982 sobre Sistemas de Seguridad de Alerta Personal (PASS, por sus siglas en inglés) para bomberos [NFPA 1998].

Código de Disposiciones Federales. Ver CRF en las referencias.

Informes de casos

Los siguientes informes de casos describen siniestros donde hubo lesiones y muertes de bomberos debido a derrumbes estructurales. Dichos siniestros fueron investigados por el Equipo de Investigación de Bomberos de NIOSH según el protocolo de Asesoría de Fatalidades y Evaluación de Control (En inglés Fatality Assessment and Control Evaluation – FACE).

Caso 1 – Incendio de una estructura comercial en California

El 8 de marzo de 1998, un bombero de sexo masculino (capitán) falleció en el lugar de un incendio mientras trataba de salir de una estructura comercial. La primera unidad en llegar al lugar del incendio informó que de un edificio comercial de una planta salía humo poco denso. Un equipo de ventilación se trasladó al techo del edificio y comenzó la operación de ventilación. Otro equipo comenzó a forzar la entrada al edificio por la parte delantera, a través de dos puertas de seguridad de metal. Esta operación les tomó entre 7 1/2 y 9 minutos. Mientras los equipos contra incendio esperaban afuera a que abrieran las puertas, las condiciones del incendio en el techo cambiaron drásticamente. Las llamas salían por los huecos de ventilación que había abierto la cuadrilla de ventilación.

Más o menos al mismo tiempo, tres cuadrillas de máquinas introdujeron líneas de mano a través de la puerta principal para determinar el origen del incendio. Dentro del edificio, a aproximadamente 15 pies (aprox. 4.5 m) de la puerta principal, los bomberos se encontraron con humo denso y cero visibilidad. Las cuadrillas de máquinas avanzaron con sus líneas unos 30 ó 40 pies (aprox. 9 ó 12 m) dentro del edificio, pero no pudieron ubicar el incendio. Las condiciones siguieron deteriorándose rápidamente, por lo que los oficiales de las cuadrillas de máquinas ordenaron a sus bomberos que salieran del edificio. Mientras ocurría esto, la víctima quedó separada de su cuadrilla y permaneció en el edificio. Aproximadamente 1 minuto más tarde, un derrumbe parcial del techo bloqueó la salida principal. Poco después, el equipo de intervención rápida encontró a la víctima, a quien se le practicó reanimación cardiopulmonar de inmediato, pero en vía hacia el hospital, el bombero fue declarado muerto. El médico forense declaró que las causas de muerte habían sido inhalación de humo y quemaduras [NIOSH 1998a].

Recomendaciones aplicables: Recomendaciones 1, 2, 4, 5, 6 y 9 de la sección sobre Recomendaciones.

Caso 2 – Derrumbe de piso en vivienda unifamiliar en Kentucky

El 17 de febrero de 1997, un bombero de sexo masculino falleció y otro resultó lesionado en un incendio en una vivienda unifamiliar. Cuando la compañía de bomberos llegó al lugar del incendio, el comandante de distrito informó que estaba saliendo humo denso por el techo de la vivienda. Dos bomberos de sexo masculino sacaron dos líneas cargadas de 1 ¾ pulgadas de su máquina y se dirigieron hacia la vivienda. Después de sofocar un incendio en el techo, entraron a la vivienda, aparentemente sin que el comandante de distrito lo supiera. Al entrar por la puerta principal, ambos se cayeron al sótano a través del piso. Los bomberos cayeron en el origen del incendio, donde había agua extremadamente caliente y humo negro denso. Ninguno de los dos estaba equipado con un radio, por lo que fue imposible realizar la transmisión de emergencia al comandante de siniestro. Los bomberos activaron manualmente sus dispositivos PASS, pero la operación de las bombas y las mangueras en la calle no permitió que se oyera la alarma. Al transcurrir aproximadamente 8 minutos de la operación, el comandante de distrito descubrió que faltaban dos bomberos. Un teniente notó las líneas de manguera que entraban por la puerta principal y se arrastró por el piso siguiendo las líneas hasta la puerta principal, desde donde pudo ver una luz que provenía del sótano. Se bajó una escalera. Un bombero se agarró de la escalera y fue sacado del sótano, e informó que abajo había quedado otro bombero. Después de numerosos esfuerzos de búsqueda, encontraron al segundo bombero (aproximadamente a los 53 minutos de haber comenzado la operación). Entre 8 y 10 minutos después de que los dos bomberos entraran a la estructura, sus SCBA se quedaron sin aire, por lo que trataron de respirar el aire atrapado en las boquillas de rociado de agua de sus mangueras. El primer bombero sufrió lesiones, pero sobrevivió. El segundo murió de asfixia debido a la inhalación de humo [NIOSH 1997].

Recomendaciones aplicables: Recomendaciones 2, 3 y 5 de la seccción sobre Recomendaciones

Caso 3 – Derrumbe súbito del techo de un negocio de repuestos automotores en llamas en Virginia

El 18 de marzo de 1996, dos bomberos de sexo masculino fallecieron mientras intentaban combatir un incendio en un negocio de repuestos automotores. A las 11:29 horas, una llamada al 911 a la oficina de bomberos informó que estaban saliendo chispas de la caja de fusibles del negocio de repuestos local. A las 11:35 horas, llegaron los bomberos sin saber que un camión de servicio de una compañía de electricidad accidentalmente había roto la línea neutral conectada con el negocio de repuestos. El negocio no tenía conexiones a tierra adecuadas, por lo que sus circuitos eléctricos se sobrecalentaron y provocaron una serie de incendios encima del techo suspendido. Un teniente y un bombero de la Máquina 3 entraron a la tienda con una línea de 1 ¾ pulgadas cargada para ubicar el origen del incendio (dentro de la tienda se veía solamente humo poco denso). Todos los empelados habían abandonado el negocio y todas las luces estaban apagadas. A las 11:49 horas, el teniente que estaba dentro de la tienda informó por vía radial que estaban en problemas y que no podían salir. Sin embargo, debido al pesado tráfico radial, el jefe de batallón no entendió la transmisión. A las 11:50 horas, el incendió se avivó rápidamente sin ningún tipo de advertencia y todo el techo (que contenía más de 50 pies de armaduras de madera que soportaban las pesadas unidades de calefacción y enfriamiento) se vino abajo en la tienda. Ambos bomberos fallecieron debido a las quemaduras e inhalación de humo [NIOSH 1996].

Recomendaciones aplicables: 2, 3, 6 y 8 de la sección sobre Recomendaciones.

Caso 4 – Derrumbe de parapetos durante incendio en un depósito de Vermont.

foto cortesia de Bradley Whitcomb, Depto de bomberos de St. Johnsbury, St. Johnsbury, VY

El 5 de septiembre de 1998, falleció un bombero cuando un parapeto se derrumbó sobre él al incendiarse un depósito Se despacharon unidades de cuatro departamentos de bomberos para combatir el incendio de un depósito que almacenaba papel reciclado. El depósito fue construido en los años 1800 con un armazón de bloques de mampostería y pesadas armaduras de techo de madera. El primer jefe de compañía en llegar notó que salía humo por los aleros en la parte posterior de la estructura y decidió no entrar al edificio sino “rodearlo y ahogarlo”. Cuando llegó la cuadrilla de la Máquina 3, se le ordenó que colocara la máquina en el extremo norte de la estructura y atacara desde afuera. Uno de los bomberos de la Máquina 3 se acercó a la estructura para abrir las grandes puertas tipo granero y permitir que los bomberos atacaran la estructura desde afuera. El bombero regresó luego a la línea de manguera y notó que las puertas se habían cerrado tras de sí (se cerraban automáticamente). Mientras se devolvía para abrirlas, sin advertencia previa, el parapeto que estaba encima de las puertas se derrumbó de repente sobre él, y el bombero falleció a causa de múltiples lesiones por aplastamiento [NIOSH 1998b].

Recomendaciones aplicables: Recomendaciones 8 y 10 de la sección sobre Recomendaciones.

Conclusiones

Durante las operaciones de extinción de un incendio hay muchos factores complejos presentes. Las condiciones pueden deteriorarse rápidamente en el lugar del incendio, algunas veces con pocas señales de advertencia o nada por completo. Los departamentos de bomberos deben estar siempre pendientes de la posibilidad de un derrumbe estructural y tomar las medidas adecuadas para garantizar la seguridad de los bomberos.

Recomendaciones / Discusión

NIOSH recomienda que los departamentos de bomberos tomen las siguientes medidas para minimizar el riesgo de lesiones y muerte entre bomberos durante las operaciones de combate de incendios.

1. Asegurar que el comandante de siniestro realice una estimación inicial y una evaluación del riesgo en el lugar del siniestro antes de comenzar las operaciones internas de combate del incendio.

La estimación inicial y la evaluación del riesgo deben continuar durante todo el siniestro y deben incluir una evaluación de la situación, la estrategia para sofocar el incendio, la planificación táctica, el plan de evaluación y revisión y el comando y control de operaciones. La primera consideración es saber si el siniestro implica una situación inminente de peligro de vida que requiera de operaciones de rescate.

Extinción de incendioLa estimación inicial y la evaluación de un incendio deben considerar los siguientes factores [Dunn 1988]:

  • Tamaño y ubicación del incendio
  • Cuánto tiempo lleva el incendio
  • Condiciones a la llegada de los bomberos
  • Tamaño del edificio (una planta, varias plantas, área de los pisos y altura)
  • Edad del edificio (deterioro de los elementos estructurales, evidencia de deterioro por intemperie, uso de materiales livianos en construcciones nuevas)
  • Presencia de materiales combustibles
  • Ocupación
  • Renovaciones y modificaciones del edificio
  • Incendios anteriores
  • Cargas (sistemas de calefacción y enfriamiento en el techo) que pudieran afectar la integridad de la estructura
  • Riesgos de incendio y humo que pudieran afectar a otras personas y otros edificios aledaños.
  • Recursos en el lugar del siniestro para la extinción del incendio (número de aparatos, personal de bomberos, suministro de agua e implementos auxiliares).
  • Otros factores como la hora del día (día o noche) y las condiciones del tiempo (calor o frío extremo)

2. Asegurar que el comandante de siniestro siempre siga de cerca la ubicación y las funciones de su personal en el lugar del incendio.

El seguimiento de todos los bomberos en las operaciones contra incendio es esencial y constituye una de las tareas más importantes del comandante de siniestro. Los sistemas de seguimiento de personal deben ser parte de la política de comando de siniestros y deben ser utilizados para rastrear la ubicación y las tareas de las compañías que están operando en el lugar de un incendio. Los sistemas de seguimiento de personal incluyen verificaciones que requieren que el comandante de siniestro se comunique con los oficiales en cada uno de los niveles del sistema de comando de siniestro.

3. Asegurar que por lo menos cuatro bomberos se encuentren en el lugar del siniestro antes de entrar a la estructura y comenzar las operaciones internas de extinción del incendio en un incendio estructural (dos bomberos fuera de la estructura y dos adentro).

Extinción de incendio

Según NFPA y OSHA, se necesitan por lo menos 4 personas (cada una de ellas con su propio equipo completo de ropa y protección respiratoria) para garantizar la seguridad de los que están trabajando en el interior de una estructura en llamas. Dentro de la estructura pueden quedarse dos bomberos, pero dos necesariamente deben estar afuera. Entre los miembros del equipo debe haber comunicación visual, audible o electrónica para coordinar las actividades y determinar si es necesario realizar un rescate de emergencia.

4. Establecer cuadrillas de intervención rápida (RIC) y asegurar que estén debidamente posicionadas para atender las emergencias de inmediato.

El primer objetivo de una RIC es proporcionar un equipo de bomberos especializados y con un fin específico listo para rescatar a otros bomberos que hayan quedado atrapados en una estructura en llamas. La RIC es de vital importancia en un incendio estructural, pues le proporciona al comandante de siniestro un equipo de emergencia con un fin específico, por lo que elimina la necesidad de reasignar a otros bomberos a esta tarea durante un período crítico. La primera obligación de una RIC es atender las emergencias en las cuales haya bomberos atrapados, perdidos o desorientados en una estructura en llamas. En condiciones óptimas, una RIC debe estar en condiciones de responder a la primera alarma para eliminar retrasos en el tiempo de respuesta. La RIC debe contar con un juego completo de ropa protectora, sistemas SCBA, radios y linternas portátiles, hachas, herramientas para forzar entradas, ganchos y otros equipos necesarios para las labores de rescate. La RIC debe comunicarse directamente con el comandante de siniestro y permanecer en las cercanías del lugar a la espera de órdenes de rescate. La RIC debe constar de por lo menos dos bomberos, sin embargo su tamaño dependerá del tamaño y complejidad del siniestro.

5. Equipar a los bomberos que entran a áreas peligrosas (tales como estructuras en llamas o que se sospecha que no son seguras) con los dispositivos necesarios para mantener una comunicación en dos sentidos con el comandante de siniestro.

La falta de una comunicación eficaz en el lugar de un incendio puede provocar pérdidas humanas trágicas. Los bomberos que entran a estructuras en llamas deben poder comunicarse con el comandante de siniestro sobre las condiciones en el interior de las estructuras, la necesidad de apoyo adicional y sobre emergencias que requieran de equipos de rescate o de repuesta. Una comunicación eficaz es de primordial importancia para el comandante de siniestro a la hora de tomar decisiones, dirigir las operaciones generales y garantizar la seguridad en el lugar del incendio.

6. Asegurar que los procedimientos operativos y equipos estándares sean adecuados y suficientes para permitir el tráfico radial en lugares con múltiples respondedores

Las comunicaciones dejan de ser eficaces en el lugar de un incendio cuando el tráfico radial se hace tan pesado que no es posible entender los mensajes. El ruido ambiental en el lugar de un incendio obstaculiza aún más la comunicación eficaz. El canal táctico y el canal de emergencia deben contar con sus propias líneas a fin de evitar la competencia por el tiempo de transmisión. Se puede reducir el tráfico radial si los usuarios

  • evitan transmisiones innecesarias,
  • son breves pero precisos,
  • hablan claramente,
  • esperan que el canal de trasmisión esté disponible y
  • dan prioridad a las emergencias y a los rescates.

Los procedimientos operativos estándares, el personal y los equipos de comunicación deben ser de calidad y cantidad suficientes para soportar el volumen de comunicaciones necesario en los diferentes lugares de incendios. Las políticas de comunicación de los departamentos de bomberos deben incluir un procedimiento operativo estándar de transmisión y reconocimiento (delivery and aknowledgment) del “tráfico de emergencia” en el lugar del siniestro. Todo el personal que opera en el lugar de un siniestro, así como el operador de la línea de emergencia o telecomunicador en todos los centros de comunicación, deben tener una terminología común fácilmente identificable.

7. Proporcionar dispositivos PASS a todos los bomberos y asegurar que los lleven encima y los activen cuando estén realizando operaciones de extinción de incendios, rescate y otras tareas peligrosas.

Los dispositivos PASS están diseñados de tal manera que emiten una alarma audible cuando un bombero permanece inmóvil por 30 segundos. Sin embargo, una queja importante en cuanto a los dispositivos PASS es que a menudo la alarma suena cuando los bomberos están parados o en período de descanso. La alarma funciona de tal manera que se reposiciona con cualquier movimiento del bombero. Además, el bombero puede activar el dispositivo PASS manualmente cada vez que necesite ayuda.

Los bomberos deben llevar el dispositivo PASS encima y activarlo cada vez que operen en áreas peligrosas. Estos dispositivos no están diseñados para ser oídos fuera un edificio, sino para alertar a los otros bomberos u oficiales que estén cerca de que falta alguien o que está perdido o atrapado. Cuando la alarma PASS se activa también ayuda a la RIC a buscar a bomberos que se encuentran perdidos o atrapados.

8. Diseñar un plan contra incendio y realizar inspecciones de todos los materiales de construcción del edificio y las partes de la estructura antes de que ocurra un incendio.

Las inspecciones antes de un incendio ofrecen a los departamentos de bomberos una oportunidad excelente para determinar lo siguiente:

  • Edad de la estructura
  • Integridad estructural
  • Materiales de aislamiento interior expuestos
  • Tipo de estructura de techo y soportes (armaduras, curvaturas, etc.)
  • Tipo de estructuras internas de soporte
  • Tipo de materiales utilizados en la estructura (como madera, acero, plásticos, espuma y otros materiales que producen gases tóxicos en presencia de calor).
  • Almacenamiento de materiales inflamables y tóxicos
  • Cargas (por ejemplo de unidades pesadas de calefacción y enfriamiento) sobre las estructuras de los techos que pudieran debilitar los soportes.
  • Suministro de agua
  • Sistemas automáticos de rociado

Deben evaluarse los techos armados y verificar que tengan un mínimo de resistencia contra incendios de 1 hora. Toda estructura en una estructura múltiple (como un centro comercial) debe ser objeto de una inspección antes de que ocurra un incendio a fin de determinar el diseño interior y los tipos de materiales utilizados en su construcción.

9. Transmitir de inmediato un tono audible o una alerta cuando las condiciones se hacen inseguras para los bomberos.

 Imagen de bomberos

Se ordena una evacuación de emergencia cuando ha ocurridoo estar por ocurrir una situación de emergencia extremadamente seria. Ejemplos de tales emergencias son la pérdida de bomberos, una explosión o un derrumbe estructural. A diferencia de un retiro, la evacuación de emergencia requiere que los bomberos abandonen las herramientas y mangueras y que el comandante de siniestro pase lista del personal o lo cuente. La evacuación de emergencia es un suceso raro en las operaciones de extinción de incendios, por lo que usualmente se produce una situación de confusión y retraso cuando se da una orden de este tipo. Por esta razón, debe enviarse una señal audible definida previamente para alertar a los bomberos de que se ordenará una evacuación de emergencia. Los departamentos de bomberos deben informar a sus miembros que deben evacuar al edificio al oír la alarma.

10. Establecer una zona de derrumbe alrededor de los edificios con parapetos.

Un parapeto es la continuación de una pared externa por encima del nivel de techo. El parapeto es menos estable porque tiene menos conexiones al resto de la estructura y está sujeto a derrumbarse con cualquier movimiento, sacudida o vibración durante las operaciones de extinción de un incendio. La zona de derrumbe es la distancia entre un punto dado y el edificio igual a la altura de la pared. Sin embargo, debido a que la pared que se derrumba puede romperse y lanzar escombros por el aire a una distancia más grande que su altura, debe considerarse un margen de seguridad cuando se establezca la zona de derrumbe. A los bomberos no se les debe permitir operar dentro de la zona de derrumbe. Por ejemplo, no deben avanzar con líneas de ataque ni permitir ningún tipo de tráfico o rehabilitación de bomberos dentro de la zona de derrumbe. Además, los chorros de las mangueras, los cañones o tubos de cubierta, los cañones portátiles (deluge) y las escaleras aéreas con los bomberos en la cesta o al borde de ésta deben ser operados desde fuera de la zona de derrumbe.

Reconocimientos

Los principales colaboradores en esta Alerta fueron Ted Pettit de la División de Investigación de Seguridad, NIOSH; Vincent Dunn, Jefe Adjunto (jubilado) del Departamento de Bomberos de la Ciudad de Nueva York; y Greg Main, Jefe de Distrito del Departamento de Bomberos de Evansville, Indiana. Rita Fahy (NFPA) proporcionó los datos de NFPA. Ted Pettit, Richard Braddee y Frank Washenitz del Equipo de Investigación de Bomberos, División de Investigación de Seguridad, NIOSH, investigaron los casos presentados. Kim Clough, de la División de Laboratorio de Efectos sobre la Salud de NIOSH, creó el diseño y la presentación del documento. Jason Britton, de la División de Laboratorio de Efectos sobre la Salud de NIOSH, creó el documento para el sitio web.

Sírvase dirigir todo comentario, preguntas o solicitud de información adicional a:

Dr. Nancy A. Stout, Director Division of Safety Research National Institute for Occupational Safety and Health 1095 Willowdale Road Morgantown, WV 26505B2888

Teléfono: 304-285-5894; o llame al 1-800-35 NIOSH 1-800-356-4636

Agradecemos profundamente su ayuda en la protección de la salud de los trabajadores en los Estados Unidos.

Linda Rosenstock, M.D., M.P.H. Directora, Instituto Nacional de Seguridad y Salud Ocupacionales Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades

Referencias

CFR. Código del Reglamento Federal (Code of Federal Regulations). Washington, DC: U.S. Government Printing Office, Office of the Federal Register.

Dunn V [1988]. Collapse of burning buildings: a guide to fireground safety. Saddle Brook, NJ: Penn Well.

NFPA [1995a]. NFPA 220: standard on types of building construction. Quincy, MA: National Fire Protection Association.

NFPA [1995b]. NFPA 1561: standard on fire department incident management system. Quincy, MA: National Fire Protection Association.

NFPA [1996]. NFPA 1404: standard for a fire department self-contained breathing apparatus program. Quincy, MA: National Fire Protection Association.

NFPA [1997a]. NFPA 1500: standard on fire department occupational safety and health program. Quincy, MA: National Fire Protection Association.

NFPA [1997b]. NFPA 1971: standard on protective ensemble for structural fire fighting. Quincy, MA: National Fire Protection Association.

NFPA [1997c]. NFPA 1981: standard on open-circuit self-contained breathing apparatus for the fire service. Quincy, MA: National Fire Protection Association.

NFPA [1998]. NFPA 1982: standard on personal alert safety systems (PASS). Quincy, MA: National Fire Protection Association.

NFPA [1999]. Personal communication from Rita Fahy, National Fire Protection Association, Quincy, MA, to Ted Pettit, Division of Safety Research, National Institute for Occupational Safety and Health, Centers for Disease Control, Public Health Service, U.S. Department of Health and Human Services, Morgantown, WV.

NIOSH [1996]. Sudden roof collapse of a burning auto parts store claims the lives of two fire fighters–Virginia. Morgantown, WV: U.S. Department of Health and Human Services, Public Health Service, Centers for Disease Control and Prevention, National Institute for Occupational Safety and Health, Fatality Assessment and Control Evaluation (FACE) Report 96-17.

NIOSH [1997]. Floor collapse in a single family dwelling fire claims the life of one fire fighter and injures another–Kentucky. Morgantown, WV: U.S. Department of Health and Human Services, Public Health Service, Centers for Disease Control and Prevention, National Institute for Occupational Safety and Health, Fatality Assessment and Control Evaluation (FACE) Report 97-04.

NIOSH [1998a]. Commercial structure fire claims the life of one fire fighter–California. Morgantown, WV: U.S. Department of Health and Human Services, Public Health Service, Centers for Disease Control and Prevention, National Institute for Occupational Safety and Health, Fatality Assessment and Control Evaluation (FACE) Report 98-F07.

NIOSH [1998b]. Fire fighter dies while fighting warehouse fire when parapet wall collapses–Vermont. Morgantown, WV: U.S. Department of Health and Human Services, Public Health Service, Centers for Disease Control and Prevention, National Institute for Occupational Safety and Health, Fatality Assessment and Control Evaluation (FACE) Report 98-F20.

Bibliografia

Brunacini A [1985]. Fire command. Quincy, MA: National Fire Protection Association.

Dunn V [1992]. Safety and survival on the fire ground. Saddle Brook, NJ: Penn Well.

Dunn V [1996]. Systems analysis/size-up: part 1. Firehouse Magazine (Oct).

Dunn V [1996]. Systems analysis/size-up: part 2. Firehouse Magazine (Dec).

International Fire Service Training Association [1995]. Essentials of fire fighting. 3rd ed. Stillwater, OK: Oklahoma State University, Fire Protection Publications.

Kipp JD, Loflin ME [1996]. Emergency incident risk management. New York, NY: Van Nostrand Reinhold.

NFPA [1997]. Fire protection handbook. 18th ed. Quincy, MA: National Fire Protection Association.

 

Resumen de las recomendaciones

Los departamentos de bomberos deben tomar las siguientes medidas para minimizar el riesgo de lesiones y muerte de bomberos mientras éstos se encuentran combatiendo un incendio estructural:

  • Poner en práctica y revisar los programas de seguridad ocupacional y los procedimientos operativos estándares.
  • Asegurar que el comandante de siniestro realice una estimación inicial y una evaluación del riesgo en el lugar del siniestro antes de comenzar las operaciones internas de extinción del incendio.
  • Asegurar que el comandante de siniestro siempre siga de cerca la ubicación y las funciones de todo el personal que opera en el lugar del incendio.
  • Establecer cuadrillas de intervención rápida (RIC, por sus siglas en inglés), también conocidas como equipos de intervención rápida, y asegurar que estén posicionadas de manera que puedan responder inmediatamente a las emergencias.
  • Asegurar que por lo menos 4 bomberos estén en el lugar del incendio antes de comenzar las operaciones internas de extinción de un incendio estructural (dos bomberos dentro de la estructura y dos afuera).
  • Equipar a los bomberos que entran a áreas peligrosas (como por ejemplo estructuras en llamas o que se sospecha que no son seguras) con los dispositivos necesarios para mantener una comunicación en dos sentidos con el comandante de siniestro.
  • Asegurar que los procedimientos operativos y equipos estándares sean adecuados y suficientes para permitir el tráfico radial en lugares de incendios con múltiples respondedores
  • Suministrar a todos los bomberos sistemas de seguridad de alerta personal (PASS, por sus siglas en inglés), también conocidos como alarmas de “hombre quieto”, y asegurar que los lleven encima y los activen cuando estén en operaciones de extinción de incendios, rescate y otras operaciones peligrosas.
  • Diseñar un plan contra incendios y realizar inspecciones de todos los materiales de construcción del edificio y las partes de la estructura antes de que ocurra un incendio.
  • Transmitir un tono audible o alerta inmediatamente cuando las condiciones se hacen inseguras para los bomberos.
  • Establecer una zona de derrumbe alrededor de los edificios con parapetos.

Posted in Edificacion, Incendios, Salud Laboral. Prevencion de riesgos, Señalizacion Emergencias | 3 Comments »

Guia tecnica para la investigacion de accidentes en la extincion de incendios forestales

Posted by Firestation en 08/12/2016

guia tecnica accidentes

Posted in Incendios Forestales, Prevencion, Salud Laboral. Prevencion de riesgos | Comentarios desactivados en Guia tecnica para la investigacion de accidentes en la extincion de incendios forestales

Guia operacional de referencia – Intervenciones de urgencia sobre vehiculos de nuevas tecnologias

Posted by Firestation en 05/10/2016

 

urgencia vehiculosguia operacional

Posted in Incendios, Manuales, Rescate en Vehiculos. Descarcelacion., Tecnicas de Intervencion | Comentarios desactivados en Guia operacional de referencia – Intervenciones de urgencia sobre vehiculos de nuevas tecnologias

 
A %d blogueros les gusta esto: