FireStation.

La biblioteca del parque.

  • nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 633 seguidores

  • Archivos

  • Estadísticas del blog

    • 1,681,520 hits
  • Visitas

  • Meta

Incendios ocasionados por rayos

Posted by Firestation en 11/02/2013

rayo en arbol incendio

Por Kathleen Robinson

Sus impactos ocasionan daños de millones de dólares cada año

Este año se cumple el quinto aniversario de la catástrofe en la mina de carbón de Sago, West Virginia, donde fallecieron 12 mineros en el incendio con mayor mortalidad de los iniciados por un rayo en los Estados Unidos en casi 40 años.

Según la edición con fecha 3 de enero de 2006, de The Charleston Gazette, la explosión tuvo lugar alrededor de las 6:30 a.m., a sólo media hora de abierta la mina. De los 29 hombres que trabajaban en la mina, uno pereció en la explosión. Dieciséis pudieron escapar ilesos, y los 12 restantes, atrapados por el colapso, se resguardaron detrás de una barricada que construyeron para aguardar el rescate, según el informe de investigación elaborado por la Administración de Salud y Seguridad Minera (MSHA) del Departamento de Trabajo de los EEUU, División de Salud y Seguridad en Minas de Carbón.

Unas 41 horas luego de la explosión, los rescatistas finalmente pudieron alcanzar a los mineros atrapados, de los cuales solo uno sobrevivió.

El informe de la MSHA dice que la explosión ocurrió aproximadamente a 2 millas (3.2 kilómetros) de la entrada de la mina cuando un rayo impactó en un cable y lo siguió hasta adentro de la mina, donde encendió gas metano.

Este es sólo uno de los 24,600 incendios iniciados por un rayo que fueron reportados anualmente a los departamentos de bomberos de los EEUU en los cinco años desde 2004 hasta 2008, según un nuevo informe de investigación de la NFPA, Incendios Ocasionados por Rayos e Impacto de Rayos. Estos incendios causan en promedio, la muerte de 12 civiles, 47 lesiones a civiles, y $407 millones de dólares de daños a la propiedad cada año.

“A pesar de que los incendios por rayos representan una porción relativamente pequeña del problema general de los incendios, las cifras aún continúan siendo importantes,” dice Ben Evarts, el autor del estudio. “Esto es importante para que la gente sepa, que aunque el término se utilice habitualmente en conversaciones para hacer referencia a algo que es poco probable, es de hecho, un evento bastante común.”

No hay necesidad de decir que, los incendios que se inician con el impacto de un rayo en las profundidades de una mina son muy poco habituales. En promedio, el 74 por ciento de los incendios causados por rayos y que son informados anualmente a los departamentos de bomberos locales desde el año 2004 al 2008, ocurrieron en espacios exteriores. Los incendios forestales que se iniciaron por el impacto de rayos alcanzaron en promedio a unos 5.5 millones de acres (2, 225,771 hectáreas) por año, o al 66 por ciento de los 8.2 millones de acres alcanzados por incendios forestales (3, 318,422 hectáreas) al año, según el Centro Nacional de Incendios Interinstitucional. El incendio forestal promedio ocasionado por un rayo alcanzó los 500 acres (202 hectáreas), mientras que el incendio promedio iniciado por humanos alcanzó casi los 40 acres (16 hectáreas).

Sólo el 18 por ciento de los incendios iniciados por rayos desde 2004 a 2008 ocurrieron en el hogar. No obstante, dieron por resultado el 88 por ciento de las muertes asociadas de civiles en situación de incendio, el 77 por ciento de las lesiones por incendio a civiles, y el 70 por ciento del daño directo a la propiedad, cifras informadas anualmente a los departamentos de bomberos locales.

El impacto de rayos que no inician un incendio, también es mortal. En promedio, estos impactos dieron muerte a 38 personas al año desde 2004 a 2008, según informa el Servicio Meteorológico Nacional. Sólo en el año 2008, los rayos causaron 27 muertes confirmadas y 216 lesiones confirmadas. El cuarenta y seis por ciento de aquellas personas fallecidas por rayos se encontraba en espacios exteriores de áreas abiertas.

“Los incendios exteriores iniciados por rayos son mucho más destructivos en promedio, en términos del alcance de acres, que aquellos iniciados por causas humanas,” dice Evarts.

No sorprende, que los incendios por rayos y los impactos de rayos que no resultaron en incendios, son más comunes durante el verano que en cualquier otra época del año.

Alrededor de la mitad de todos los incendios ocasionados por rayos y casi tres quintos de los impactos de rayos que no causan incendios, se reportaron entre julio y agosto, y los incendios por rayos tienen su pico hacia el final de la tarde y al anochecer. Un poco más de la mitad de todos los incendios iniciados por rayos ocurren entre las 3 y 9 p.m.

Los cinco estados principales donde se produjeron el total de los fallecimientos ocasionados por rayos fueron Florida, Colorado, Texas, Georgia, y Carolina del Norte, mientras que los cinco estados principales donde se produjeron muertes ocasionadas por rayos por millón de pobladores fueron Wyoming, Colorado, Florida, Georgia, y Carolina del Norte. Los cinco estados principales sonde se produjeron relámpagos por milla cuadrada fueron Florida, Louisiana, Mississippi, Alabama, y Carolina del Sur.

¿Cómo protegerse de los rayos?

Primeramente, se debe seguir la regla del 30-30: Cuando se observa un rayo, hay que contar los segundos hasta que se escucha el trueno. Si el tiempo transcurrido es de 30 segundos o menos, la tormenta eléctrica se encuentra dentro de las 6 millas (9.6 kilómetros) y es peligrosa. En otras palabras, si puede oír los truenos, usted se encuentra dentro de la zona de impacto del rayo.

Si se encuentra en un espacio interior, dice Evarts, desconecte todos los artefactos eléctricos, las computadoras y equipos de aire acondicionado. Si no puede desconectarlos, apáguelos. Aléjese de los teléfonos de línea de tierra, computadoras, y cualquier otro equipo eléctrico que lo ponga en contacto directo con la electricidad o la plomería. Evite lavarse las manos, ducharse, bañarse, lavar la ropa o los platos.

Si se encuentra en un espacio exterior, deje lo que esté haciendo al primer trueno y entre en alguna vivienda, algún edificio o vehículo con techo sólido. Si se encuentra en aguas abiertas, diríjase a tierra y busque refugio inmediatamente. Recuerde que la amenaza de rayos continúa por más tiempo del que podría imaginar. Espere al menos 30 minutos después del último trueno antes de abandonar el refugio.

Si no puede refugiarse y siente que su cabello se eriza, indicando que se aproxima el impacto de un rayo, agáchese despegando los talones del piso y coloque las manos sobre sus oídos y la cabeza entre sus rodillas. Tanto como pueda, haga que su cuerpo se convierta en el blanco más pequeño de impacto y minimice su contacto con la tierra. No se tienda horizontalmente en la tierra.

Si usted ve que alguien es alcanzado por un rayo, llame al 911 y busque ayuda en forma inmediata. Las víctimas de impactos de rayos no tienen carga eléctrica, de modo que puede inmediatamente chequear la respiración, latidos cardíacos y pulso.

Promedios anuales de incendios ocasionados por el impacto de rayos reportados al Departamento de Bomberos local por tipo de Incendio 2004-2008

  • 4,400 incendios residenciales dieron muerte a 10 civiles, lesionaron a 36, y ocasionaron daños directos en propiedades por un valor de $283 millones
  • 1,800 incendios estructurales no residenciales dieron muerte a 1 civil, lesionaron a 6, y ocasionaron daños directos en propiedades por un valor de $90 millones
  • 18,200 incendios exteriores y sin clasificar dieron muerte a 0 civiles, lesionaron a 2, y ocasionaron daños directos en la propiedad por un valor de $33 millones
  • 100 incendios de vehículos dieron muerte a 0 civiles, lesionaron a 2, y ocasionaron daños directos en la propiedad por un valor de $2 millones

http://www.nfpajournal-latino.com/

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: